Moda india: Evolución de la tradición

Con un cambio y evolución constante, la moda india ha conseguido hacerse un hueco dentro del mundo textil del más alto nivel gracias a su capacidad de modernización manteniendo, al mismo tiempo, un estilo propio muy marcado y reconocible. Descubre todo lo que hace de la moda india un referente en pleno siglo XXI.

Escrito por: Lorena Pérez

La moda india de los años 60 y 80

Aunque la tradición por la moda india se remonta siglos atrás, cuando la ropa tradicional como los saris, dhotis o ghagra cholis eran la norma, la explosión de moda que tomaba las películas del cine de Bollywood en los años 60 provocó que las mujeres comenzaran a experimentar con un tipo de moda más arriesgada. En esa época, las calles de Delhi, Calcuta o Jaipur se poblaron de saris púrpuras con grandes bordados, kurtas y churidars y artículos de alta joyería india que aparecían en películas famosas para después trasladarse al público de masas.

moda india

© roga-muffin

Llegados los años 80 se produjo un gran cambio dentro de la industria de la moda india. Con una potente mentalidad innovadora, llegó la primera generación de diseñadores indios que iniciaron una nueva visión de la moda india. Ritu Kumar, Rohit Khosla o Abu Jani-Sandeep Khosla, consiguieron arrancar todo tipo de proyectos que les dieron fama mundial. Introdujeron los trajes de cortesanas mongoles en la moda de a pie, reinventaron los trajes populares de baile e incluso crearon grandes tendencias que han llegado a nuestros días como la “étnica chic”.

 

 

moda india

©payal-jaggi

La revolución de la moda india tras la independencia

A principios de los 90, el gobierno de la India creó el Instituto Nacional de Tecnología de la Moda en Delhi, que tuvo un papel determinante como cantera de nuevos diseñadores en los años posteriores. Además, la liberación económica del país tras conseguir su independencia desembocó en un viraje de la moda más austera hacia las lentejuelas, los hilos de oro y los bordados recargados. Aplicar todo ello en faldas, vestidos y pantalones permitió a la moda india plasmar toda la tradición de su cultura en unas prendas consideradas modernas y muy occidentales. Destacaban también incorporaciones de la corsetería y blusas de satén y encaje que comenzaron a reemplazar al choli y sari tradicional. Así se inició una evolución que no pararía hasta nuestros días.

Con la llegada del 2000, Bollywood tomó de nuevo protagonismo gracias a las múltiples colaboraciones de diseñadores famosos con actrices y actores de Bollywood, que lucían en sus películas reinvenciones de la moda india como el sari de coctel o el kurti. Actualmente, la industria de la moda india mueve cientos de millones, exporta a grandes diseñadores -como el famoso Manish Arora, primer diseñador indio en la semana de la moda de París- y organiza semanas de la moda india que nada tienen que envidiar a las de Nueva York o Milán.

¿Sabías que la shisha o el narguile es un invento indio?

Entérate Aquí



Flipkart, el Amazon indio que triunfa

Flipkart, la versión india de Amazon, confirma una tendencia que lleva anunciándose durante los últimos años: el auge del comercio electrónico procedente de los países asiáticos.

flipkart-flipkart-logo-wikipedia-commons

© Wikipedia Commons

Cuando navegas por la web de Flipkart en un primer momento el único aspecto que denota que nos encontramos ante una web de e-commerce india reside en la venta de saris y en los precios marcados en rupias. El resto, al igual que Amazon, que Apple, o que Ebay, consiste en suplir la demanda de un mundo tan diferente como globalizado: comprar por Internet cuanto antes y al mejor precio.

La idea de este imperio electrónico surgió en 2007 cuando Sachin Bansal y Binny Bansal, dos estudiantes del Instituto Indio de Tecnología de Delhi, decidieron abandonar Amazon, empresa en la que trabajaban, e iniciar un proyecto propio impulsado por un primer producto, el libro Leaving Microsoft to Save the World, cuya paradójica venta marcó el pistoletazo de salida a una empresa en la que actualmente trabajan hasta 33 mil personas y cuya sede, a pesar de un registro de nombre en Singapur, reside en Bangalore, la Silicon Valley del subcontinente y una de las mejores ciudades de la India para hacer negocio.

flipkart bangalore-skyline-c-girish-venky

© Girish Venky

De forma paralela, mientras en 2007 existían 46 millones de usuarios de Internet en la India hoy hay nada menos que 462 millones de indios conectados a la red, lo cual se traduce en un hambre voraz por las nuevas tecnologías, las tablets o los smartphones, y es así donde reside el gran éxito de Flipkart.

Flipkart

© Aditya Gopal

Concienciada de su potencial, la empresa ha priorizado durante estos últimos años en los factores más importantes: productos sencillos y de fácil manejo, atención al cliente (24/7), rapidez en los envíos (repartos en menos de 24 horas en 50 ciudades diferentes de la India) y precios económicos de la mano del mejor software. Por poner varios ejemplos, la adquisición de smartphones Motorola en 2014 se tradujo en 20 mil unidades vendidas en apenas unas horas. Lo mismo sucedió con el Motorola que integraba Android a su sistema, lanzado el mismo año a un precio de 45 dólares o, especialmente, con la primera tanda de teléfonos Xiami distribuidos en exclusiva mediante Flipkat, la cual se vendió en apenas treinta y nueve segundos.

Con estas cifras no es de extrañar que Flipkart acumule a día de hoy un valor de mercado de 5.54 billones de dólares y su capital haya dado pie no solo a nuevos acuerdos comerciales, sino a sus propios vehículos de entretenimiento, desde Flyte Digital Music Store, la versión india de Spotify, hasta la distribución de películas de Bollywood.

Flipkart

© Indglobal Consultancy

De esta forma India se consolide como una de las grandes potencias de un nuevo milenio en el que Internet ha condicionado al mundo a consumir más y más electrónica, siendo la empresa que más rápido, barato y fácil satisfaga esta demanda la que gane. Y en lo que se refiere a la India, Flipkart es la mejor embajadora hasta el momento.

¿Qué te parece el auge de Flipkart?

¿Te comprarías un sari en su web? Nosotros te explicamos cómo ponértelo.

Festival de cometas de Varanasi

Durante el día de Makar Sankranti -cada 14 de enero- el Festival de cometas de Varanasi congrega a miles de niños y adultos que, con sus variopintas cometas, cubren el cielo de la ciudad buscando alzarse con el título de mejor volador del festival. ¡Descúbrelo con nosotros!

Escrito por: Lorena Pérez

Festival de cometas de Varanasi

©Meena Kadri

La historia del festival de cometas de Varanasi

Festival de cometas de Varanasi

©Meena Kadri

El festival de cometas de Varanasi se celebra desde hace cientos de años durante la festividad de Makar Sankranti, un día muy importante entre la población india que conmemora el cultivo de cereales y la abundancia de ganado. Este día festivo hinduista no solo sirve para festejar la buenaventura de los habitantes de India, sino que también cuenta con un componente de unión social por el que los más necesitados reciben donaciones de todo tipo por parte de sus conciudadanos.

De esta unión entre personas surgió el festival de cometas de Varanasi, una ciudad al noreste de India muy especial cuya atmósfera y gente muestra a los visitantes la más pura esencia de la India. Descubrir la ciudad ya es un regalo para los amantes del país, pero si encima es posible recorrerla durante este festival la experiencia es completa.

¿En qué consiste el festival de cometas de Varanasi?

Durante unas horas el cielo de Varanasi se cubre de cometas –denominadas patang- de todas formas y colores que luchan por mantenerse en el aire el máximo tiempo posible. En este festival pueden competir todos los ciudadanos, sin distinción de edad o sexo, llegando a participar miles de ellos. Además, cualquier punto de la ciudad es bueno para disfrutar o participar en la competición, aunque la ubicación perfecta son las terrazas de los edificios más altos cercanos a la orilla del Ganges.

Festival de cometas de Varanasi

©premasagar

El festival de las cometas de Varanasi lo gana la persona que consiga mantener su cometa en el aire por más tiempo, evitando que sus contrincantes la derriben o corten su hilo con habilidosas técnicas de vuelo. Construidas mayoritariamente con papel de seda y bambú, las cometas indias son unas perfectas máquinas voladoras, muy maniobrables y que responden perfectamente a las indicaciones del volador, además de estar diseñadas expresamente para el “combate” en el aire.

Volar una cometa puede parecer cosa de niños y una tarea muy fácil, pero requiere una gran técnica y destreza llegar a ser el volador que consiga mantener su cometa imbatible. Incluso existen todo tipo de artimañas permitidas para conseguir ese objetivo, como cubrir el hilo de la cometa con polvo de vidrio para conseguir cortar más fácilmente el filamento de los competidores. Pero ¿qué se lleva el ganador del festival de cometas de Varanasi? Pues, además de la admiración y felicitaciones de todos sus conocidos, como recompensa se quedará con las cometas de los contrincantes que haya conseguido derribar. Si nunca habías oído hablar de este tipo de competiciones y sientes curiosidad, no lo dudes y descubre esta exótica ciudad y su original festival de cometas, perfecto para un viaje en familia a India.

 

¿Quieres que te diseñemos un viaje exclusivo al Subcontinente Indio?

Mawlynnong: el pueblo más limpio de India

Al noreste de la India, junto a la frontera con Bangaldesh, encontramos la exuberante y colorida Mawlynnong, una población que destaca por ser una de las más limpias y pulcras de toda Asia. Déjate sorprender por este pueblo donde cada vecino vive con pasión el mantener las calles sin un ápice de suciedad y el dejar la menor huella ambiental posible.

Escrito por: Lorena Pérez

Mawlynnong

©ashwin-kumar

Una exuberante vegetación, con frondosos árboles y plantas exóticas, da la bienvenida a todo aquel que quiera pasearse por las limpias calles de Mawlynnong. Este pequeño pueblo, de apenas 100 habitantes y ubicado en una de las regiones más húmedas del planeta, sobrevive gracias a su rica agricultura y a su estilo de vida ecológico. En él apenas se usan materiales no naturales ni plásticos y todas las basuras se convierten en abono.

Pero no es esta tendencia a la sostenibilidad la que ha dado a Mawlynnong la fama mundial que ha alcanzado en los últimos años. Lo han hecho sus relucientes calles, sus aceras limpias, sus jardines coloridos y parques cuidados, seña de identidad del apodado como “Jardín del mismo Dios”. Todo ello hace de Mawlynnong un remanso de pulcridad frente al resto de localidades del continente asiático.

Mawlynnong

©travelling-slacker

La limpieza: tradición en Mawlynnong

Gracias a una tradición en la que toda la población de Mawlynnong, desde los más ricos a los menos pudientes, dedican varias horas del día a limpiar y mantener ordenadas sus casas y pertenencias, en este pueblo se ha ido inculcando, generación tras generación, un apego a la higiene y la limpieza. De ahí que a cualquier viajero que este conociendo este bello país, le choque el contraste que existe entre esta y otras poblaciones cercanas.

Una modesta oferta hotelera comunitaria, alumbrado público con energía solar, puentes sobre ríos creados con los propios árboles y papeleras trenzadas con tallos de bambú le añaden al lugar un aura de magia, belleza y sostenibilidad que hacen de Mawlynnong un poderoso punto turístico aún por descubrir.

Mawlynnong

©travelling-slacker

El impacto del turismo en Mawlynnong

Algunos temen que la llegada de turistas a esta comunidad corrompa su visión ecologista del mundo y desmorone los valores por los que varias generaciones han luchado. Por eso, todos los viajeros que acudan a Mawlynnong deben seguir una serie de normas, enumeradas en un cartel visible a la entrada del pueblo. Algunas de ellas son no abandonar ningún tipo de residuo, respetar toda la vegetación y evitar molestar a las personas de la comunidad. Y es que, respetar la vida de todos los seres vivos es la máxima premisa a la que se acoge esta población, preocupada por causar el menor impacto posible sobre la naturaleza.

Hace más de diez años organizaciones y revistas como la UNESCO, el National Geographic o la BBC descubrieron la gran belleza y atractivo de este pueblo y lo declararon como “el más limpio de Asia”, ¿a qué esperas para descubrir con tus propios ojos el contraste que hace de Mawlynnong un lugar tan diferente?

 

Las redes sociales promocionan la India insólita

El protagonismo de los destinos más desconocidos del subcontinente indio está creciendo de la mano de las redes sociales, que cada vez juegan un papel más importante en la difusión de la India insólita.

India insólita

Cada vez son más los viajeros que apuestan por viajar a destinos exóticos y poco frecuentes dentro del subcontinente indio. La India insólita, aquella que en el pasado era territorio de mochileros y aventureros, está de moda. Antes, el único modo de promoción de estos destinos era el “boca a boca” y el viajero que deseara conocer un destino poco frecuente debía confiar casi a ciegas en las opiniones de un puñado de personas. Ahora ese “boca a boca” lo han asumido las redes sociales y como se explica en este enlace, éstas juegan un papel clave en la difusión de contenidos. Los testimonios de una docena de viajeros que hayan vivido una fantástica experiencia en una pequeña zona rural india no dibujan un cuadro completo de dicho destino, pero la aparición de una buena foto de esa población en Twitter, Facebook, Instagram o Flickr puede volverse viral y llegar a miles de potenciales viajeros.

En la actualidad, un viajero reserva su estancia en un hotel, los billetes de avión, prepara las maletas, visados, documentación… y anuncia los detalles de su viaje en las redes sociales. Las rutinas de viaje están cambiando a pasos agigantados. Su llegada a la India insólita, a esa pequeña población local del interior del país, la comparte en Instagram, Facebook la geolocaliza e incluso puede ser tuiteada en vivo…

En el afán de dar a conocer la India insólita algunas agencias de viajes pensaron que en primer lugar lo mejor era abrir de par en par las puertas de su propia casa. Así, Sociedad Geográfica de las Indias confió en la tecnología de Google Street View para dar a conocer de manera virtual su oficina de Madrid. Con esta herramienta cualquier negocio -pensemos incluso en pequeños bungalows de esa India insólita- puede mostrarse a potenciales clientes, seguidores… y viralizar su imagen en la redes sociales.

Las redes sociales están promocionando destinos de India hasta ahora muy poco conocidos como es el caso de las aldeas de Kuflon, Peora y Jhaltola, cuyos alojamientos son casi siempre pequeñas casas administradas por las familias locales. Del mismo modo, gracias a las redes aldeas poco conocidas del valle de Tirthan, Janjheli y Barot en Himachal Pradesh o playas verdaderamente vírgenes de Konkan en Maharastra como Bhogve, Khavna o Nivati se están poniendo de moda. La India insólita, la más tradicional y escondida cobra vida con las redes sociales.

6 famosas mujeres de la India

De la poesía a la política, las siguientes 6 famosas mujeres de la India continúan siendo toda una fuente de inspiración para las nuevas generaciones.

Escrito por: Alberto Piernas

La situación de la mujer de la India se define en esa lucha entre tradición y modernidad a la que se enfrenta una sociedad en la que mujeres son entregadas como “dote” a la familia de su esposo mientras otras dirigen instituciones políticas con total orgullo. Contrastes entre los que rescatamos a estas siguientes 6 famosas mujeres de la India:

mujeres de la india

© Wikipedia Commons

1. Meera

El bakhsi es un movimiento espiritual basado en un amor ensalzado por Krishna. Meera Bai (Kurki, 1498) fue la mayor poeta de esta corriente gracias a una colección de poemas llamados  bhajans, de gran influencia cultural en la India. Nosotros la imaginamos entre selvas y estanques de loto, cantándole a un dios al que tomó como marido propio.

mujeres de la india

© Wikipedia Commons

2. Indira Gandhi

Gandhi (Nueva Delhi, 1917) era la hija de la mayor dinastía política de la India, motivo por el que terminó convirtiéndose en Primera Ministra en 1966. Bajo su mandato tuvo lugar la llamada Revolución Verde, la industralización india, la guerra con Pakistán o su lucha contra el nacionalismo sij. Simpatizaba con Margaret Thatcher pero Nixon no la soportaba. Fue asesinada por dos de sus guardaespaldas, ambos sij, en 1984.

mujeres de la india

© Wikipedia Commons

3. Arundathi Roy

De familia sirio-cristiana, Roy (Shillong, 1961) es una de las activistas más famosas de la India y autora de uno de los libros más influyentes de la India contemporánea. El dios de las pequeñas cosas, ganador del premio Booker, no sólo es el libro favorito de muchos sino también una mirada a la situación política y social de la India, más concretamente en el tropical estado de Kerala, lienzo de mil colores y exotismos.

mujeres de la india

© Wikipedia Commons

4. Aishwarya Rai

La actriz más famosa de la India (Mangalore, 1971) no sólo fue Miss Mundo 1997, sino que tiene a sus espaldas nada menos que 40 películas filmadas en 5 idiomas diferentes. En lo que respecta a Bollywood, algunas de sus cintas más famosas fueron Mohabattein (2000), Devdas (2002) o Chockher Bali (2004). En 2003 se convirtió en la primera mujer india en ser jurado del Festival de Cannes.

5. Arundhati Bhattachary

Bhattachary (Calcuta, 1956) representa a la nueva y emprendedora mujer india. La Presidenta del Consejo de Administración de State Bank of India, la entidad bancaria más importante del país, fue nombrada este 2016 como una de Las 25 Mujeres más Influyentes del Mundo por la revista TIME.

mujeres de la india

© Gaustam SG

6. Saina Nehwal

En un país en el que el deporte siempre fue cosa de hombres, el éxito de Nehwal (Hisar, 1990) es todo un triunfo. Una jugadora profesional de bádminton que ha conseguido logros como el de ser la primera mujer india en ganar la Medalla de Bronce en bádminton en los JJOO 2012 y ser subcampeona del mundo de bádminton.

Estas 6 famosas mujeres de la India representan a un país influenciado por su cultura ancestral, su a veces estricta religión y una emergente corriente femenina que parece anunciar mejores tiempos.

Rishikesh: capital mundial del yoga y mucho más

Jóvenes, ancianos, adinerados y humildes, gente de todos los países y estratos sociales se unen en Rishikesh para disfrutar de la capital mundial del yoga y de otros muchos atractivos de esta gran ciudad. Te presentamos la “Ciudad del Divino” bañada por el Ganges y protegida por el Himalaya.

Escrito por: Lorena Pérez

Rishikesh - Ciudad

©Jaskirat SinghBawa

Pintoresca, mágica, enigmática e inigualable. Muchos son los adjetivos que describen a la ciudad de Rishikesh, divida en dos por el río Ganges y conectada por sus dos característicos puentes colgantes. Rishikesh es el lugar ideal para comenzar a descubrir la India o para desconectar después de un recorrido por otros estados, lejos del caos que caracteriza a la mayoría de ciudades del país. A los pies del Himalaya, en el estado de Uttarakhand, Rishikesh tiene muchas cosas que ofrecer.

Rishikesh - Puente colgante

©your friend le

Disfruta del yoga en Rishikesh

Como buena capital mundial del yoga, Rishikesh ofrece cientos de cursos, seminarios y clases de yoga, destinados a todo tipo de gente y a todos los niveles de experiencia. En Rishikesh es habitual complementar el yoga con la meditación, una técnica que se ajusta a la perfección a este entorno, cuya magia y misticismo la propician. Entre los muchos centros que existen en la ciudad, destaca por encima del resto el fundado por Swami Sivananda, uno de los grandes maestros fundadores del yoga en India. También destaca el hotel Ganga Kinare, que ofrece sesiones matinales de yoga dirigidas por expertos que harán las delicias de los aficionados a este deporte.

Rishikesh - Yoga

©Ramesh Iyanswamy

Rishikesh es mucho más que yoga

Rishikesh - Ritual Aater

©shantishakti7

Aunque numerosas escuelas y maestros del yoga son el principal atractivo para miles de occidentales que visitan cada año esta ciudad, Rishikesh tiene mucho más que ofrecer. Si quieres descubrir la parte más espiritual de la ciudad, en el Swarg Ashram encontrarás un gran complejo de templos y santuarios, escenario de ofrendas y pujas. También podrás disfrutar del Ganga Aarti, un ritual religioso lleno de colorido, velas y mantras que llena la ciudad al atardecer. O puedes recorrer los altos templos Swarg Niwas y el Sri Trayanbakshwar, que recuerdan a los castillos encantados de los cuentos.

Completa tu visita a Rishikesh con algún trekking

Rishikesh - Ritual Aater

©Josh Friedman

Para completar tu visita, te recomendamos recorrer su calle principal, que discurre de un puente a otro, descubriendo una gran variedad de comercios locales. Recuerda, además, que Rishikesh es el punto de partida de muchas rutas de trekking y peregrinación que recorren los que desean conocer enclaves sagrados del Himalaya. Y si prefieres disfrutar de la relajada ciudad, acude a cualquiera de sus bares y cafés para, simplemente, dejarte llevar por su esencia. En definitiva, déjate empapar por la Ciudad del Divino.