Rishikesh: capital mundial del yoga y mucho más

Jóvenes, ancianos, adinerados y humildes, gente de todos los países y estratos sociales se unen en Rishikesh para disfrutar de la capital mundial del yoga y de otros muchos atractivos de esta gran ciudad. Te presentamos la “Ciudad del Divino” bañada por el Ganges y protegida por el Himalaya.

Escrito por: Lorena Pérez

Rishikesh - Ciudad

©Jaskirat SinghBawa

Pintoresca, mágica, enigmática e inigualable. Muchos son los adjetivos que describen a la ciudad de Rishikesh, divida en dos por el río Ganges y conectada por sus dos característicos puentes colgantes. Rishikesh es el lugar ideal para comenzar a descubrir la India o para desconectar después de un recorrido por otros estados, lejos del caos que caracteriza a la mayoría de ciudades del país. A los pies del Himalaya, en el estado de Uttarakhand, Rishikesh tiene muchas cosas que ofrecer.

Rishikesh - Puente colgante

©your friend le

Disfruta del yoga en Rishikesh

Como buena capital mundial del yoga, Rishikesh ofrece cientos de cursos, seminarios y clases de yoga, destinados a todo tipo de gente y a todos los niveles de experiencia. En Rishikesh es habitual complementar el yoga con la meditación, una técnica que se ajusta a la perfección a este entorno, cuya magia y misticismo la propician. Entre los muchos centros que existen en la ciudad, destaca por encima del resto el fundado por Swami Sivananda, uno de los grandes maestros fundadores del yoga en India. También destaca el hotel Ganga Kinare, que ofrece sesiones matinales de yoga dirigidas por expertos que harán las delicias de los aficionados a este deporte.

Rishikesh - Yoga

©Ramesh Iyanswamy

Rishikesh es mucho más que yoga

Rishikesh - Ritual Aater

©shantishakti7

Aunque numerosas escuelas y maestros del yoga son el principal atractivo para miles de occidentales que visitan cada año esta ciudad, Rishikesh tiene mucho más que ofrecer. Si quieres descubrir la parte más espiritual de la ciudad, en el Swarg Ashram encontrarás un gran complejo de templos y santuarios, escenario de ofrendas y pujas. También podrás disfrutar del Ganga Aarti, un ritual religioso lleno de colorido, velas y mantras que llena la ciudad al atardecer. O puedes recorrer los altos templos Swarg Niwas y el Sri Trayanbakshwar, que recuerdan a los castillos encantados de los cuentos.

Completa tu visita a Rishikesh con algún trekking

Rishikesh - Ritual Aater

©Josh Friedman

Para completar tu visita, te recomendamos recorrer su calle principal, que discurre de un puente a otro, descubriendo una gran variedad de comercios locales. Recuerda, además, que Rishikesh es el punto de partida de muchas rutas de trekking y peregrinación que recorren los que desean conocer enclaves sagrados del Himalaya. Y si prefieres disfrutar de la relajada ciudad, acude a cualquiera de sus bares y cafés para, simplemente, dejarte llevar por su esencia. En definitiva, déjate empapar por la Ciudad del Divino.

¿Quieres que te diseñemos un viaje exclusivo al Subcontinente Indio?

Qué comprar en Bután: los regalos más comunes

Máscaras, libros, grabados, vestidos… Son muchos los artículos y regalos que puedes comprar en Bután, aunque siempre relacionados con la cultura y espiritualidad única que caracteriza a este recóndito país.

Escrito por: Lorena Pérez

comprar en Bután

©Arian Zwegers

Bután es uno de los destinos espirituales por excelencia, lugar ideal para aquellos que buscan encontrarse consigo mismos y conectar con la naturaleza disfrutando de una cultura tan diferente como es la butanesa. Esto no quiere decir que los viajeros que recorren el país no tengan opciones para comprar en Bután recuerdos que les ayuden a rememorar su viaje. Descubre cuáles son los regalos más habituales que comprar en Bután

Artículos espirituales que comprar en Bután

comprar en Bután

©Nagarjun Kandukuru

Como hemos mencionado antes, el misticismo y la espiritualidad de Bután son los principales alicientes para los viajeros que visitan este país. Por ello no es de extrañar que algunos de los productos que más se pueden encontrar por el país sean de un alto contenido religioso. Algunos de los regalos más solicitados que comprar en Bután son, por ejemplo, manuscritos hechos a mano, pinturas místicas y diferentes tipos de grabados artísticos, basados la gran mayoría de ellos en el Libro de Oraciones de Bután, que incluye algunas de las creencias y cuestiones religiosas más importantes. También es muy habitual encontrar thangkas, unos bordados o pinturas de naturaleza budista que se transportan enrollados en un cilindro. Los thangkas se suelen encontrar en todas las casas y monasterios butaneses pues se cree que protegen a los que allí habitan de los malos espíritus.

comprar en Bután

©eva

La artesanía como plato fuerte para comprar en Bután

La artesanía local es también un producto muy importante a la hora de comprar en Bután. Dentro de las manufacturas del país destacan las máscaras de colores de Bután muy vivos y los típicos molinillos de oraciones, fabricados principalmente en metal y maderas nobles talladas. Si hablamos de artesanía textil cabe mencionar los trajes típicos de Bután: gho para ellos y kira para ellas, seña de identidad de la cultura del país, y que pueden encontrarse en diversos tejidos y colores y con precios muy diferentes en función de su calidad.

comprar en Bután

©yosoynuts

Si quieres saber dónde comprar en Bután todos estos productos típicos, te recomendamos que lo hagas en los mercadillos de las ciudades de Paro y Thimbu, donde encontrarás una gran selección de artesanía a un precio bastante asequible. No dudes en acercarte a la Escuela de Artes y Oficios de Thimbu, donde también encontrarás todo tipo de originales productos por muy bajo precio. Y, sobre todo, recuerda que entre los artículos no permitidos en Bután está totalmente prohibido sacar del país figuras de Buda y cualquier tipo de antigüedad.

Origen del ajedrez en la India

Aunque existen muchas versiones sobre el posible origen del ajedrez, la más apoyada es la que afirma que nació en el siglo V en el corazón de India.

Escrito por: Lorena Pérez

Origen del ajedrez

©enrico strocchi

Muchas leyendas e historias localizan su origen el origen del ajedrez en India, pero también alguno de sus juegos autóctonos, como por ejemplo el chaturanga, guarda muchas similitudes con el ajedrez. Aunque algunas reglas y normas han ido evolucionando con los años -como el número de jugadores o las piezas que lo componen- la realidad es que es bastante probable que el origen del ajedrez sea una simple derivación de este milenario juego indio.

Las leyendas sobre el origen del ajedrez en India

Según cuentan la leyenda, el origen del ajedrez se remonta al siglo V cuando el rey hindú Ladava, tras perder a uno de sus hijos en una batalla, sucumbió a una profunda tristeza que le impedía realizar cualquier actividad. Muchos intentaban curar ese gran pesar pero nadie lo conseguía, hasta que un día un brahmán llamado Lahur Sissa le entregó un tablero cuadrado al rey, dividido en 64 casillas negras y blancas a partes iguales, sobre las que reposaban piezas de diferentes formas que se movían por el tablero de una manera determinada. A Ladava le pareció un juego muy entretenido y le fascinó las similitudes que sus piezas tenían con el rey y su pueblo, ya que las piezas más poderosas de toda partida no eran nada por sí mismas y su fuerza residía en el trabajo en equipo con sus súbditos.

Origen del ajedrez

©ashley van haeften

Desde ese mismo instante, el ajedrez se convirtió en el pasatiempo preferido del rey, que pasaba horas y horas en cada partida hasta que, gracias a todas esas batallas sobre el tablero, pudo ir olvidando la dolorosa muerte de su hijo. Todo acabó un día en el que, en medio de una importante partida de ajedrez, el brahmán le hizo ver al rey que las piezas representaban de forma bastante fiel la batalla en la que su hijo fue asesinado. Así, apuntó que bajo esas circunstancias la victoria solo sería posible si una de las piezas era sacrificada, haciéndole ver al Rey que la muerte de su hijo fue imprescindible para que su pueblo lograra la victoria final.

Origen del ajedrez

©Ruth L

El origen del ajedrez en India ¿realidad o ficción?

Al contrario que en otras leyendas, se dice que el brahmán Sissa no fue un personaje inventado y que, en realidad, fue el primer príncipe indio que encontraron los conquistadores árabes en el año 900 y que por eso su nombre quedó ligado al de este inteligente brahmán. También se dice que de su nombre proviene el de la diosa del ajedrez, conocida como Caissa.

Origen del ajedrez

©Harsha K R

Sea como fuere, el ajedrez es un deporte practicado por miles de personas en el que el ingenio, la inteligencia y la capacidad de anticipación son vitales. ¿estás preparado descubrir el origen del ajedrez en tu viaje a la India?

 

¿Sabías que difícilmente encontraremos el color negro en India? Se considera un color desfavorable.

Entérate Aquí



Templo Sij en Nueva Delhi: comer en un templo

Comer en el templo Sij en Nueva Delhi es más que una experiencia gastronómica. En pocos lugares el viajero puede compartir un almuerzo con lugareños en un espacio destinado para el culto.
Escrito por: Javier Galán

Templo Sij en Nueva Delhi

© Edmund Gall

Seguramente lo primero que despierte los sentidos del visitante cuando llegue al templo Sij en Nueva Delhi sea la música, esencial para las 24 horas de rezos ininterrumpidos que ofrece el templo Gurdwara Blanga Sahib. La gran cúpula dorada y el mármol blanco con el que se han construido los edificios tampoco le resultarán indiferentes, pero si una experiencia le asombrará por encima de todas es el almuerzo que se le brinda en el interior del recinto al visitante.

Una frugal comida con los locales en el templo Sij en Nueva Delhi

A este templo todo el mundo es bienvenido, sin importar su edad, religión ni condición social. La religión sij es la novena religión con mayor número de creyentes del mundo y su lema principal es ver a Dios en cada uno de nosotros. De ahí que la igualdad esté por encima de todo. Quizás estos dogmas de fe expliquen la hospitalidad con la que el personal del templo recibe diariamente a centenares de personas. Lo que más puede llamar la atención es de esta generosidad es el ofrecimiento de una humilde comida a todos los peregrinos que, por una razón u otra, han decidido acercarse a Gurdwara Blanga Sahib.

Templo Sij en Nueva Delhi - Thali

© Johan Bichel Lindegaard

Pese a la cantidad de creyentes que acuden, todo el mundo aguarda su turno en silencio a la entrada del comedor. Ya en el interior cada huésped va tomando asiento en el suelo de mármol blanco. El thali (así es como se conoce al almuerzo) está compuesto por lentejas rojas y algún guiso de patata con un poco de pan. La rapidez con que la gente almuerza y se limpia el suelo para seguir dando servicio es impresionante.

Una invitación a comer en el templo Sij en Nueva Delhi

Si uno se anima a compartir la hora de la comida en este singular espacio tiene que tener muy claro que deberá ser lo más paciente en la espera y lo más rápido posible en la ingesta pues no se trata de una experiencia sosegada, son centenares de personas las que acuden diariamente.

Buscar el altar central donde se encuentra el Libro Sagrado y depositar alguna limosna es otro de los imperdibles de la visita. Al templo se accede descalzo, cubierto con un pañuelo naranja en la cabeza que ellos te ofrecen. Ya se sabe que en estos sitios el respeto hacia las costumbres es parte de la experiencia.

Templo Sij en Nueva Delhi - Comedor

© Jean-Pierre Dalbéra

¿Aún pensando? Pues todavía hay otro motivo para hacer del Templo Sij en Nueva Delhi una parada obligatoria: el estanque con agua al que le atribuyen propiedades curativas. Aunque Gurdwara Blanga Sahib fue concebido como un palacio, en el siglo XVII fue reconvertido en un templo. La leyenda se remonta a una epidemia de cólera que azotó a la ciudad por ese tiempo. Al parecer muchos enfermos que bebían agua de esta piscina sanaron. Desde entonces se le ha considerado un lugar curativo convirtiéndose en centro de peregrinación para sij e hindúes.

Cuevas de Ajanta: un museo subterráneo

En la treintena de cuevas de Ajanta, declaradas Patrimonio de la Humanidad, se encuentran algunos de los mejores ejemplares de arte budista del mundo.
Escrito por: Javier Galán

Cuevas de Ajanta - Cueva

© Danial Chitnis

Visitar el arte de las cuevas de Ajanta

Una carretera sinuosa conduce a uno de los lugares sagrados y mejor conservados de India y de Maharashtra: son las cuevas de Ajanta. Hace más de 2.000 años se cree que un grupo de monjes construyeron uno de los templos extraordinarios del planeta. Este complejo subterráneo compuesto por una treintena de cuevas está excavado en la pared de una escarpada colina. Pero es dentro donde se guarda su arte y mejor secreto. Algunas de las esculturas y pinturas que allí se exhiben datan del siglo II a.C., aunque los trabajos de los escultores y pintores continuaron hasta bien entrado el siglo V d.C. El valor de esta serie de monumentos rupestres budistas está reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1983 por ser un testimonio extraordinario de arte budista religioso.

Cuevas de Ajanta - Esculturas

©Jorge Láscar

Uno de los atractivos de la excursión consiste en conocer la antigua morada de practicantes y monjes budistas. Aunque quizás el viajero también valore el silencio como otro de los grandes alicientes de la jornada. Por un rato podrá olvidarse del ajetreo y el bullicio que reinan en las principales urbes del país en un paseo que reúne cultura y serenidad.

Descubrimiento de las cuevas de Ajanta

Cuevas de Ajanta - Cuevas

©Danial Chitnis

Esta antigua vivienda de practicantes y monjes budistas fue descubierta en el siglo XIX por el inglés John Smith. Una vez que el viajero se acerca a las cuevas de Ajanta será fácil meterse en la piel de este soldado de la Compañía Británica de las Indias Orientales, que en 1919 cartografiaba los montes Indhyadri cuando descubrió sobre la pared algunas piedras talladas.

En un principio no le fue fácil al británico distinguir qué había en la roca. La maleza impedía ver los restos arqueológicos. Los trabajadores de la compañía se dieron cuenta de la importancia histórica del yacimiento y decidieron interrumpir las labores de mapeo. Los ingleses comenzaron a limpiar la fachada de la ladera y en poco tiempo descubrieron una hilera de cuevas de más de 600 metros en forma de media luna.

El espectacular arte budista que guardan las cuevas de Ajanta

Este tesoro es único para los amantes de las enseñanzas budistas: las cuevas de Ajanta están repletas de pinturas y esculturas que narran la vida y vivencias de Buda. Las pinturas rupestres se han convertido en un original soporte para contar los cuentos de Jatak; además fue toda una revelación de un movimiento artístico que andaba escaso de ejemplos pictóricos.

Cuevas de Ajanta - Esculturas

©Waterkeeper India

La mayoría de las creaciones se hicieron con pasta de barro pintado con pigmento vegetal o animal, como se puede observar en algunas de las habitaciones que dan al interior de la roca. También la oscuridad ha sido la gran aliada para la conservación de la obra. De haberse creado en el exterior, el sol ya habría acabado con ellas. Las esculturas, por su parte, merecen ser visitadas porque están talladas en roca volcánica de basalto, una de las razones por las que este sitio resulta tan energético y espiritual.

Las cuevas de Ajanta bien merecen una parada ya sea por disfrutar de la tranquilidad de la montaña, aprender un poco más de la cultura budista o apreciar las pinturas y esculturas que alberga esta treintena de cuevas. Quizás si se emplea a fondo incluso atisba el nirvana como algunos monjes budistas hace ya más de 2000 años creando este complejo por devoción.

Historias de amor de la cultura hindú

Realidad, ficción y folclore popular se unen en una misma historia en la que os alumbraremos con el exotismo y encanto de las más bellas historias de amor de la cultura hindú.

Escrito por: Alberto Piernas

Historias de amor de la cultura hindu

© Wikipedia Commons

Cuando pensamos en realizar un viaje romántico a la India los motivos para escoger este país como destino responden a diversos estímulos: sus aromas a especias, el colorido de sus bailes, la belleza de sus paisajes o, también, el encanto de estas bellas historias de amor de la cultura hindú que, aunque quizás aún no conozcas, se convertirán en la mejor inspiración durante esos atardeceres frente al Taj Mahal o una noche en las mágicas marismas de Kerala.

Las más bellas historias de amor de la cultura hindú

Shah Jahan y Mumztal Mahal: Una de las más bellas historias de amor de la cultura hindú reside en su monumento más famoso: el Taj Mahal, mausoleo que en 1631 el príncipe Shah Jahan elevó en honor de su difunta esposa, Mumtaz Mahal. Más de veinte años de construcción que dieron como resultado una de las Maravillas del Mundo y la leyenda de un romance aún confundido entre realidad o ficción por los viajeros.

Historias de amor de la cultura hindu

© Rajiva Wijesinha

Baji Rao y Mastani: Aunque algunos aspectos de esta historia son inciertos, su impacto en la cultura hindú es tal que muchos la consideran como una de las más importantes de su folclore. Uno de los protagonistas, Baji Rao, fue un respetado general del siglo XVIII que ayudó a conquistar parte del norte de la India. Fue durante una celebración que quedó prendado de la joven Mastani, una cortesana de ascendencia árabe a la que erigió el Mastani Mahal, en Pune. Tras la muerte de Baji Rao en combate en 1740, Mastani cometió un ritual suicida con tal de unirse a su amado. Pura tragedia hindú.

Bappaditya y la princesa solanki: Uno de los reyes del imperio rajput, al norte de la India, visitó una vez el reino vecino de Solanki, donde conoció a una bella princesa con la que se citó en más de una ocasión junto a un columpio de las profundidades del bosque. De hecho, incluso organizaron una boda falsa en la que emularon a Krishna y Radha como prueba de sus deseos. Sin embargo, debido a diferencias entre ambos reinos, Bappaditya se casó con otras mujeres, si bien nunca pudo olvidarla.

Shiva, Paravati. . . y Kamadeva: El dios hindú del deseo se conoce como Kama, de ahí el nombre de Kamasutra. Esta encarnación del romance se transportaba sobre un loro, lucía cubierto de flores y disparaba flechas de amor, con tan mala (o buena) suerte que interrumpió con una de ellas la meditación de Lord Shiva. Éste, tras incinerar a Kama con su tercer ojo, se percató de que la flecha había hecho efecto y, como tal, cayó rendido en los brazos de la diosa Parvati, de cuya unión nacería el famoso dios con cabeza de elefante al que todos conocen como Ganhesa. Una de las historias más curiosas de la mitología hindú.

Historias de amor de la cultura hindu

© Wikipedia Commons

Conocer estas bellas historias de amor de la cultura hindú nos trasladan a los exóticos escenarios de la India donde dioses, príncipes y cortesanas dieron pie a esos romance que siguen inspirando a viajeros, a Bollywood, al mundo entero.

 

Kumbh Mela en Haridwar en 2016

Escrito por: Enric Donate

El Kumbh Mela en Haridwar, la peregrinación más grande del mundo, vuelve a orillas del Ganges donde en 2010 reunió entre 80 y 100 millones de creyentes.

Kumbh Mela en Haridwar - Ofrenda

© Antriksh Kumar

Parece complicado comprender la dinámica de la peregrinación más grande de la Humanidad, pero vamos a intentar explicártelo de una vez por todas. El Kumbh Mela en Haridwar es una de las cuatro reuniones más sagradas del hinduismo. Cuenta el mito que los dioses y los demonios acordaron una tregua en su incesante guerra para elaborar el amrit, el néctar de los dioses. La tarea fue fructífera, pero una vez terminado los demonios lo robaron y se desencadenó un nuevo conflicto entre ambos bandos que duró 12 días divinos o 12 años humanos. En la pugna, 4 gotas del amrit cayeron sobre la tierra en las actuales ciudades de Haridwar, Allahabad, Ujjain y Nasik. En recuerdo de esta guerra cada una de estas ciudades acoge cada 12 años la considerada mayor peregrinación del mundo: el Kumbh Mela. Cada 6 años se celebra un Ardh Kumbh Mela o medio Kumbh Mela.

Kumbh Mela en Haridwar - Tercer baño sagrado en Hari Ki Pauri

© Philipp Eyer

Por su proximidad con Delhi, Haridwar tiene muchos elementos atractivos para visitar el Kumbh Mela. El mito del Ganges le depara un lugar muy especial, ya que en Haridwar el río abandona el Himalaya. Al salir de la ciudad, el paisaje de montaña te da la bienvenida y se encuentran las primeras cuevas de santones o sadhus, hombres que abandonan la vida material para vivir en la naturaleza y dedicarse a la contemplación. El Kumbh Mela en Haridwar atrae a estos santones que bajan a la ciudad para los baños rituales.

Kumbh Mela en Haridwar - Sadhu

©Judith Scharnowski

El Ardh Kumbh Mela en Haridwar se celebra en 2016 entre los meses de febrero y abril. Las fechas son variables y las fijan los astrólogos después de observar el firmamento y predecir cuándo Júpiter estará en la casa de Acuario y el Sol en la casa de Aries, momento en que se producen los baños principales, los días más sagrados en los que más de 8 millones de personas se bañaron en el río en 2010. Aunque la orilla del Ganges en Haridwar es muy amplia, es mejor evitar la ciudad en los días mencionados. Sin embargo, es posible experimentar el Kumbh Mela sin tales aglomeraciones ya que el ambiente festivo y espiritual se vive muy intensamente en  la ciudad durante los tres meses.

Kumbh Mela en Haridwar - Diosa Ganga

© Jeevan Singla

Si te interesa participar en el Kumbh Mela en Haridwar, prevé tu itinerario y reserva con tiempo ya que acostumbra a ser difícil encontrar los mejores servicios a última hora. Y recuerda, el peregrinaje no se completa hasta que te hayas bañado en el Ganges. Por suerte, la OMS certifica que hasta Haridwar la calidad del agua en el río más sagrado de India es todavía apta para el baño.