Udaipur, la India más romántica

Escrito por: Tania Rodríguez

Hasta siete lagos artificiales nos podemos encontrar en la hermosa localidad de Udaipur, ubicada al noroeste de la India, en el estado de Rajastán. De ahí que muchos se refieran a ella como la ciudad de los lagos, un apelativo al que podríamos añadir otros muchos ya que Udaipur esconde entre sus tierras y calles un buen puñado de razones para enamorarnos.

Viaje a Udaipur

© -Reji



Arrancamos nuestra visita en esta joya del Reino Mewar recorriendo su parte central, en la que se halla el lago Pichola, donde nos toparemos con las islas Jagniwas y Jagmandir, que albergan impresionantes muestras de la opulencia que caracterizó tiempo atrás a la ciudad.

En la primera ínsula se erige el conocido como Palacio del Lago, construido inicialmente como residencia de verano del marajá Jagat Singh II, a pesar de que hoy en día acoge en su interior el Taj Lake Palace, uno de los hoteles de lujo más impresionantes del mundo. Dos elefantes realizados en mármol negro, en contraste con el color blanco que impera en el resto del edificio, dan la bienvenida a los huéspedes, que ya dentro del palacio, podrán descubrir de primera mano toda su grandeza: patios adornados con espejos incrustados, cuidados estanques llenos de vida, salones repletos de columnas y arcos… se suceden a lo largo del complejo.

udaipur romántico

© Arnie Papp

dormir en Taj Lake Palace

© Arnie Papp

 


Por su parte, en la isla de Jagmandir se encuentra el palacio que –dicen- inspiró al emperador Shah Jahan para dar forma al Taj Mahal.

Otra de las atracciones ineludibles de la ciudad es su grandioso City Palace, el más grande de todo el estado de Rajastán, una obra titánica levantada sobre una de las colinas que bordea el lago Pichola. En su construcción tomaron partido diferentes marajás y maharanás (gobernantes con connotación de guerreros) hasta que finalmente, tras muchos añadidos, se conformó el palacio tal y como hoy lo conocemos: una espectacular mole realizada en granito y mármol que alcanza unos 30 metros de altura y 240 metros de longitud. Este complejo palaciego presenta influencias rajastaníes, mongolas, medievales, europeas e incluso chinas, siendo en sí mismo un museo en el que los laberintos, terrazas, galerías, salones y jardines se suceden entre pasillos zigzagueantes, realizados con el propósito de evitar los temidos ataques sorpresa de los adversarios de la ciudad.

visitar udaipur, city palace

© Dave Morris

En lo que respecta a templos, en Udaipur nos topamos con un buen número de representaciones propias de la religión hindú, entre ellos el Jagdish Mandir, próximo al gran palacio. Se trata de un elegante santuario de estilo indo-ário decorado con tallas de los dioses Vishnu y Krishna.

Entre los cálidos edificios de color marfil que caracterizan Udaipur, se hallan además frondosos y serenos jardines, como el de las Doncellas, ubicado en las proximidades del lago Fateh Sagar y dominado por flores de loto y elefantes tallados en mármol. Si bien, pese a no ser el más visitado, el parque más grande que posee esta idílica urbe india se llama Gulab Bagh y en él nos encontraremos desde una gran diversidad de rosas hasta un pequeño zoo e incluso un museo.

Udaipur, Jardín de las Doncellas

© Chrissy H

© Nagarjun Kandukuru

© Nagarjun Kandukuru


Nos despedimos de la romántica Udaipur, contemplando el amanecer desde una de sus torres, encaramadas al lago Pichola. Sólo en un lugar así es posible creer que soñamos aún estando despiertos.

Responder