Ngultrum, la moneda de Bután

Escrito por: Lorena Pérez

Aunque el ngultrum es la actual moneda de Bután, no es la primera ni la única con la que se pueden realizar compras en un país cuya filosofía de crecimiento económico se basa en el equilibrio y el mantenimiento de las tradiciones.

© danielito311

© danielito311

En un país en el que siempre se ha dado más importancia a la FIB –Felicidad Interior Bruta– que al PIB –Producto Interior Bruto- es bastante comprensible que no fuera hasta 1960 cuando se decidiera dar el paso y contar con una moneda oficial. Hasta entonces, ningún butanés había sentido la necesidad de introducir esa nueva forma de comercio y toda la población veía el trueque como la mejor manera de “negociar”.

Con la inestimable ayuda de la India, 1960 fue el año en que Bután comenzó su desarrollo socioeconómico. Desde entonces los pilares básicos de la economía del país son el turismo, la agricultura y la exportación de electricidad, y su red de comercio está estrechamente ligada a la India. Por eso no es de extrañar que la rupia india fuese desde ese momento de curso legal en Bután y que la primera moneda específica del país, la rupia butanesa, tuviese un valor equivalente a su homónima india.

© andreakw

© andreakw

Catorce años más tarde, en 1974, la rupia butanesa fue sustituida por una nueva moneda oficial: el ngultrum. Aún con esta nueva moneda, vigente en la actualidad, la rupia india sigue siendo de curso legal en Bután y sigue teniendo el mismo valor que el ngultrum.

El ngultrum está dividido en 100 chertum y existen monedas de 5, 10, 20, 25 y 50 chertum y de 1 ngultrum. También encontramos billetes que siguen el mismo patrón que el euro: 5, 10, 20, 50, 100 y 500 ngultrum. Las monedas están fabricadas en gran variedad de metales y como curiosidad podemos mencionar que, aunque actualmente son todas redondas y planas, las primeras monedas de 5 chetrum eran cuadradas y las de 100 chetrum eran onduladas.

© andreakw

© andreakw

En Bután podemos encontrar varios bancos con sucursales por todo el país y bastantes cajeros automáticos repartidos por las principales ciudades. Aunque conseguir ngultrum al llegar a Bután no suele ser complicado, es conveniente llevar siempre dinero en efectivo ya que algunos puntos turísticos se encuentran alejados de las ciudades y en muchos establecimientos no aceptan el pago con tarjeta.

Lo más recomendable es llevar euros, dólares americanos o libras británicas y cambiarlos por la moneda local en algún banco u hotel. Como ya sabemos, el cambio entre divisas varía constantemente pero a día de hoy un ngultrum –que se representa con las siglas BTN-, equivale aproximadamente a 0,0128€, es decir, por cada euro nos deberían dar 78BTN.

Aunque la llegada del ngultrum modificó la vida del país, este ha mantenido una filosofía de desarrollo sostenible y equitativo que ha propiciado que, a día de hoy, la economía de Bután siga siendo una de las más pequeñas y menos desarrolladas del mundo, por propia decisión de sus dirigentes y habitantes.

Responder