Mehandi, el arte de pintar el cuerpo con henna

El mehandi (o mehndi) es una técnica de coloración de la piel a base de un preparado de pasta de henna, un tinte natural de color rojizo que también se utiliza para teñir el cabello. Su uso es común en países de Oriente Medio, Asia o África.

Henna

Foto: Tela Chhe (CC en Flickr)



Simbolismo
En India, las futuras esposas adornan sus manos y pies con tatuajes de mehandi como parte de un ritual sagrado que favorece la felicidad y la fertilidad y protege contra el “mal de ojo”.
Además de en las bodas, los tatuajes de mehandi se utilizan en el 8º mes de embarazo, los nacimientos y las ceremonias de nombramiento. Normalmente, la henna se aplica en pies y manos realizando dibujos de motivos geométricos o florales.

Tatuajes caseros
Aunque en algunos países, especialmente en India, se vende la pasta de henna en conos ya lista para su uso, cualquiera puede preparar de forma casera la pasta de mehandi para realizar un tatuaje. El procedimiento es más que sencillo.

Ingredientes:
Un paquete de henna en polvo (de venta en herboristerías)
Aceite de eucalipto
Té negro
Un limón o lima
Azúcar

Preparación:

Preparando henna

Foto: Angelsk (CC en Flickr)

Con un colador, tamizamos bien el polvo de henna hasta que quede libre de impurezas y lo reservamos. Ponemos agua a hervir con hojas de té negro. Lo dejamos cocer a fuego lento durante 5 minutos. Mientras, mezclamos la henna, el azúcar y el zumo de 1 limón. Una vez lista la mezcla le vamos añadiendo el agua de té hasta conseguir una pasta de textura consistente que mezclaremos con unas gotas de aceite de eucalipto. Para acabar, cubrimos la pasta con film transparente y la dejamos reposar de 24 horas a 48 horas.

Aplicación:
Recortamos un pedazo de plástico en forma de cuadrado con el que haremos un cono (similar al que utilizan los reposteros, pero en miniatura) donde colocaremos la pasta. Lo cerramos bien por el extremo más grueso con cinta adhesiva y, antes de usarlo, hacemos un pequeño agujero por el vértice para comenzar a pintar. Podemos utilizar un palito de naranjo (como el que se usa en manicura) para corregir pequeños detalles.
Conforme avancemos el diseño, iremos aplicando sobre el dibujo zumo de limón mezclado con azúcar con la ayuda de un algodón. Esto ayudará a conservar y fijar la pasta.

Una vez terminado:
Es importante dejar actuar la pasta sobre la piel durante 24 horas, evitando el agua y los roces.
Pasado ese tiempo, retiramos la pasta con el filo de una navaja o cuchillo y aplicamos aceite de eucalipto sobre la piel para favorecer su conservación.
El mehandi dura en torno a las 2 semanas, dependiendo de la frecuencia con que se moje la zona.

Henna

Foto: David Martín (SGI, 2004)


Sobre la autora:
NonaNona Rubio es colaboradora de Sociedad Geográfica de las Indias. Le apasiona viajar y nos cuenta historias que hablan de un país inabarcable con el que hay que ser paciente si lo que pretendemos es conocerlo por dentro. Para más información: [Quiénes somos]

Comentarios

  1. Kavi Joshi

    Henna Mehandi Tattoos look very pretty and take a lot of time and patience to perfect. It is totally free of any painful processes.

  2. Barbara

    Muy interesante y sin duda alguna hermosa la foto de la niña con la manito pintada, precioso!!!

  3. Gildo Kaldorana

    He visto algunas mujeres maroquies con estos tatuajes en las manos……..la verdad es que son verdaderas obras de arte.
    Saludos

Responder