Srinagar, la ciudad sobre el agua

Escrito por: Lorena Pérez

Inmensos jardines, originales casas flotantes y magníficos lagos y ríos. La ciudad de Srinagar, capital de verano del estado indio de Cachemira y Jammu, es mundialmente conocida por su particular estilo de vida sobre el agua, haciendo de sus houseboat algunos de los alojamientos más originales del mundo.

Srinagar - Shikara in Dal Lake

© Basharat Alam Shah

Srinagar se encuentra ubicada en el valle de Cachemira, a unos 800 kilómetros de Nueva Delhi. Esta peculiar ciudad cuenta con más de un millón de habitantes y se ha mantenido durante siglos como uno de los centros turísticos más importantes de la India, ya que sirve de puerta de entrada a algunos de los lugares más bonitos de todo el continente, como por ejemplo la estación de esquí de Gulmarg.

Aunque disfruta de una estupenda ubicación, si algo ha convertido a Srinagar en la ciudad de veraneo por excelencia eso ha sido su estrecha relación con el agua. Ríos y lagos atraviesan y dividen la ciudad en pequeñas zonas y marcan completamente las actividades diarias de sus habitantes. El río Jhelum atraviesa el casco viejo dividiendo la ciudad en dos. Sobre sus aguas se han construido decenas de rudimentarios puentes y en ambas orillas se encuentran largas hileras de antiquísimas casas de madera.

Srinagar - Río Jhelum

© Clara Giraud

También en torno a los lagos se han construido multitud de impresionantes jardines con fuentes, estanques y flores en cada rincón. Entre todos los jardines destacan los de Chasma Shahi y los de Pari Mahal, lugares ideales para relajarse, tomar un típico té con pastas y observar a cientos de turistas indios disfrutando del buen tiempo.

Srinagar - Chasma Shahi Garden

© shahbasharat

Pero la mayor atracción de Srinagar no está ni en su casco viejo ni en sus jardines, sin duda se encuentra en los lagos Dal y Nigeen situados en el centro de la urbe. En estos grandísimos lagos se puede disfrutar de mercados flotantes, paseos en pequeñas barcas “shikara” y miles de originales “houseboat” o casas flotantes.

 

© nevil zaveri

© nevil zaveri

La historia de estas casas flotantes es muy interesante, y es que, aunque se hayan convertido en un símbolo inequívoco de Srinagar, en realidad se introdujeron en la ciudad de forma accidental. En la época del Raj, gran parte de los británicos que vivían en las llanuras de Cachemira se refugiaban del calor veraniego en Srinagar, y con el paso de los años comenzaron a interesarse en adquirir una propiedad en la ciudad. Durante esa época los extranjeros tenían prohibido comprar casas en la región, por lo que decidieron comenzar a construirlas sobre el agua de los lagos. La primera casa flotante, llamada Victoria, se construyó en 1888 y sólo fue la primera de miles de casas-barco que actualmente se usan como originales hoteles.

Se pueden encontrar gran variedad de casas flotantes adaptadas a todos los gustos, desde acogedoras casitas de una sola habitación ideal para parejas, hasta casas con seis habitaciones para grandes grupos. Todas ellas están equipadas con las comodidades típicas de un hotel y cuentan incluso con balcones y azoteas desde donde disfrutar de unas maravillosas vistas de los lagos.

Responder