Visitar una ONG en India: consejos para preparar la experiencia

Cada vez más viajeros quieren visitar una ONG en India como una forma de conocer la realidad local y contribuir con un proyecto social. Aquí van algunas consideraciones que pueden serte de ayuda para prepararla.

Escritor po: Enric Donate

Visitar una ONG en India. Plantación de árboles en Sitamala, Rajastán

© Grow Trees

Visitar una ONG en India: ¿Cabe en mi viaje?

India es un destino donde puedes disfrutar de patrimonio histórico extraordinario, prácticas religiosas y manifestaciones culturales únicas y paisajes sublimes. Con todo, en el país perviven múltiples problemáticas económicas y sociales. Por ello, instituciones locales e internacionales trabajan incansables en el país. Visitar una ONG en India es relativamente sencillo, puesto que muchas de ellas están felices de recibir a quien se interese por su labor.

Sociedad Geográfica de las Indias colabora regularmente con Mobile Creches en Delhi y planta un árbol en nombre de cada viajero con la ONG Grow Trees de Mumbai. Ambas nos abren las puertas con gusto y nos explican sus proyectos. Sonrisas de Bombay, una reconocida ONG surgida de la iniciativa del español Jaume Sanllorente, trabaja en las villas miseria de Bombay y ofrece un recorrido para que conozcas su trabajo sobre el terreno.

Visitar una ONG en India: a tener en cuenta

Visitar una ONG en India. Asistir a los más humildes

© Kasun Chamara

La primera duda suele ser cómo contribuir. Hay 3 formas muy sencillas:

  • Difúndelo. Para muchas asociaciones participar en la concienciación sobre sus acciones es algo fundamental. Has llegado hasta aquí y puedes ser su altavoz.
  • Donación en metálico. Muchos de estos proyectos van precisamente faltos de financiación y el ingreso extra se puede orientar hacia lo que más necesiten en ese momento.
  • Donación de material. Infórmate antes para no aportar algo que no requieran y cómpralo in situ, así colaboras doblemente, puesto que el tendero del colmado, la papelería o incluso la farmacia de barrio también hará su parte para que los beneficios se redistribuyan.
Visitar una ONG en India. Donaciones

© Amber Avalona

Entre los objetivos de un proyecto de desarrollo en India está la dignificación de colectivos tradicionalmente marginados, en muchas ocasiones sin cambiar en exceso sus formas de vida. Es el caso de ITWWS (Irula Tribe Women’s Welfare Society) que trabaja con grupos tribales primitivos de Tamil Nadu. Mediante la recuperación y cultivo de la plantas medicinales de los irula, normalmente recolectadas en el bosque por mujeres, busca darles una oportunidad de ingresos, sin intervenir de forma radical en su organización colectiva. Cruzando medio mundo para visitar su aldea, les das a entender que importan y ese pequeño gesto, no tiene precio.

Visitar una ONG en India. Grupo de alumnos de Sonrisas de Bombay

© Sonrisas de Bombay

Finalmente, ten en cuenta que si vas a visitar una ONG en India serás objeto de su curiosidad. Muchos de los beneficiarios de estos proyectos no tienen muchas ocasiones de hablar con extranjeros, así que puede que la experiencia sea más bidireccional de lo que imaginas.

¿Quieres que te diseñemos un viaje exclusivo al Subcontinente Indio?

WATERWHEEL: La nueva rueda de agua de India

Escrito por: Lorena Pérez

La nueva Waterwheel -o rueda de agua- ayuda a transportar de forma fácil hasta 50 litros de agua, mejorando así la vida de muchas personas en India.

Todos estamos acostumbrados a ver la típica imagen de mujeres y niños cargando sobre su cabeza cántaros repletos de agua mientras caminan kilómetros y kilómetros hasta llegar a sus casas. Y es que la falta de agua corriente en muchas regiones del mundo es un problema con el que sus habitantes se han acostumbrado a vivir, llegando a pasar más del 25% de su día recorriendo largas distancias -en ocasiones de más de 10 kilómetros- para transportar el agua desde el pozo más cercano hasta sus poblaciones.

Waterwheel - niñas

© Ravi Khemka

Pero todo esto puede empezar a cambiar y puede que, poco a poco, comencemos a ver como estos lugareños dejan atrás esta arcaica manera de transportar el agua para dejar paso a una nueva forma, más fácil y sencilla, de llevar este preciado elemento a sus familias, y todo ello gracias a la Waterwheel. Este novedoso invento, cuya traducción literal al español sería “rueda de agua”, consiste en una rueda-bidón con un manillar en la que se almacena el agua para después transportarla rodando sobre el terreno.

Gracias a esta simple idea la Waterwheel permite llevar de una vez hasta 50 litros de agua –entre 3 y cinco veces más que los métodos tradicionales-, rebajando muchísimo el tiempo de transporte y disminuyendo los problemas de salud que conlleva transportar día tras día tantos litros sobre la cabeza. Además, el bidón está fabricado en plástico altamente resistente con un tapón que permite mantener el agua de forma higiénica, reduciendo drásticamente las enfermedades relacionadas con el agua. Por otra parte, el diseño de la waterwheel se asemeja bastante al recipiente utilizado habitualmente para recoger agua en la India, denominado “matka”, por lo que la aceptación de esta nueva herramienta esta siendo aún más alta al aunar tradición y modernidad.

Waterwheel - A woman draws water at a communtiy hand pump.  (Madurai)

© Peter Haden

La Waterwheel ha sido patentada por la empresa estadounidense Wello, fundada por la emprendedora social Cynthia Koenig, que ha llevado a cabo este proyecto con el único fin de mejorar la vida de miles de mujeres y niños, principales procuradores de agua en la mayoría de poblaciones de la India. Con la Waterwheel estas personas podrían llegar a evitarse caminar hasta 35 horas a la semana, 5 horas al día que podrían emplear en ir a la escuela, trabajar o pasar más tiempo con su familia o amigos. Además, la Waterwheel está empezando a cambiar la imagen que los hombres tienen de esta tarea, considerada tradicionalmente como trabajo de mujeres, y comienzan a implicarse más en el transporte del agua para sus familias.

Waterwheel - mujer

© Dylan Walters

Aún a día de hoy el proyecto de la Waterwheel se encuentra en fase piloto y se está implantando poco a poco en algunas comunidades rurales de la India, entrevistando cada cierto tiempo a sus usuarios para saber más sobre su efectividad. La Waterwheel se produce íntegramente en la India y se vende por entre 20 y 30 dólares, un precio bastante alto para este país aunque pretende rebajarse a menos de la mitad cuando termine la fase piloto en la que se encuentra.

Para más información:

¿Sabías que en Bután la felicidad se mide como si de una tasa de bienestar se tratase?

Entérate Aquí



Good Market Sri Lanka

Escrito por: Pablo Bargueño

El mercado Good Market Sri Lanka (Colombo) es una de las grandes referencias en venta de productos orgánicos y sostenibles en el subcontinente indio. Y para el viajero, una inmejorable forma de conocer los alimentos locales en un cuidado entorno.

TARTA ARTESANA DE GOOD MARKET SRI LANKA

© Hamish John Appleby

“Bueno para el Planeta. Bueno para el País. Bueno para Tí”. El eslogan del mercado Good Market de Colombo es una declaración de intenciones. Todos los sábados del año -excepto en el año nuevo de Sri Lanka, en abril, y en Navidad- una explosión de colores y sabores inunda un espacio situado a las espaldas del imponente ministerio de Deportes. Good Market Sri Lanka es un mercado de productos locales buenos para el medio ambiente, un espacio único en la isla para conocer de primera mano las materias primas con las trabajan los productores locales.

UNA VENDEDORA DE GOOD MARKET SRI LANKA

© Hamish John Appleby

“Los fundadores de Good Market llevan años trabajando con grupos de productores locales. Identificaron que en Colombo hay un grupo de consumidores dispuesto a pagar un precio justo por productos de alta calidad”, explica Melani Gunathilaka, responsable de comunicación de Good Market Sri Lanka. Es precisamente en ese mercado donde se centra este proyecto, consciente de que el país no puede competir en precios con China o India.

¿Qué productos pueden encontrar el viajero en Good Market Sri Lanka? El mercado está dividido en productos orgánicos, productos naturales, artesanía y artes manuales, productos para el cuerpo y el hogar y productos de viaje. Ambar Estate es una plantación de té orgánico socialmente responsable cercana a Ella que produce tés artesanales, cafés y mermeladas. A los visitantes de Good Market Sri Lanka les ofrece sesiones de cata de té y experiencias de viajes responsables.

LA ARTESANÍA DE GOOD MARKET SRI LANKA

© Charindu Meemaduma

Good Market Sri Lanka ha elaborado un meticuloso sistema para controlar que todos sus productos sean sostenibles. “Las normas de los productos se rigen por el impacto social y ambiental que tienen para el medio ambiente”, explica Melani. Los estándares de Good Market tienen tres niveles y cada producto del mercado tiene que poseer como mínimo el Nivel 1. Aquellos que son mejores para el medio ambiente, suben de nivel (Nivel 2 y 3). Un gran ejemplo de esta filosofía la encontramos en el puesto de Ceylon Catch, especializado en pescados y mariscos de alta calidad procedentes de fuentes sostenibles. Vende un delicioso atún certificado por Friend of the Sea.

Desde 50 rupias el visitante puede degustar además genuina comida ceilanesa en puestos como Disna Food, especializado en comida sana de pueblo sin gluten a precios asequibles. Imprescindible su jackfruit de kottu y el roti elaborado con harina de arroz y mermelada verde.

PRODUCTOS LOCALES EN GOOD MARKET SRI LANKA

© Hamish John Appleby

Good Market Sri Lanka es un lugar ideal para disfrutar de un sábado alternativo en Colombo. Dispone de un área donde se puede almorzar, y muchos de los hospitalarios vendedores tienen -o improvisan- asientos en sus puestos para degustar sus productos. “Good Market ofrece educación ambiental para niños y adultos, programas de sensibilización de los consumidores, talleres de artes y oficios para niños, tours en bicicleta… además el mercado atrae a un buen número de activistas que realizan campañas de sensibilización sobre cuestiones de género o las viudas de guerra”.

Bhaktapur abierta, Nepal te está esperando!

¡ Bhaktapur abierta ! La histórica ciudad, desde el día 15 de junio y de manera oficial, abre de nuevo las puertas a los visitantes.

Lo primero que notará el viajero al entrar en Bhaktapur es la falta de taquilla, donde los turistas abonaban 1500 rupias para entrar en esta ciudad histórica. El 25% de Bhaktapur fue destruido durante el terremoto del 25 de abril, pero la ciudad está levantándose de los escombros y los esfuerzos de los que han puesto en marcha el proyecto de la reapertura de Bhaktapur ya están dando resultados.

Bhaktapur abierta

© Karma Gurung

Hoy, probablemente, Bhaktapur se parece a lo que era antes de convertirse en una gran atracción turística. A pesar de los daños en las viviendas y monumentos, la ciudad está poblada de nuevo, principalmente por los descendientes de los que construyeron este majestuoso complejo.

“Todos los días vengo aquí buscando tranquilidad”, dice Mohan Bhaila, un guía turístico de habla francesa que ahora vive con su hermana, después de que su casa fue destruida. “Para mí, este lugar es como un amigo. Nunca me aburro aquí. Es mi lugar favorito. “

Bhaktapur abierta

© Karma Gurung

Las escaleras y los portales de las casas a lo largo de la calle que une Durbar Square con Nyatapola están llenas de comerciantes que se juntan a beber té. Los festivales tradicionales todavía se siguen llevando a cabo, eso sí, sin la multitud habitual de turistas.

Desde que se ha dejado de cobrar por la entrada, no hay un recuento exacto del número de turistas que visitan Bhaktapur. A cambio, se ha notado el aumento de los visitantes nepaleses que han venido a evaluar la destrucción. Dinesh Babu Hada, dueño de un stand de kulfi, no se queja ya que sus clientes son en su mayoría nepalíes.

A pesar de los daños, los visitantes se sorprenden de la cantidad de Patrimonio de Bhaktapur que ha quedado realmente intacto. El Nyatapola el templo más alto de Nepal, sigue en pie y demuestra, que a pesar de este trágico golpe, hay cosas que perduran. Así como la Plaza Dattatreya.

Bhaktapur abierta

Templo Nyatapola, tras el terremoto © Karma Gurung

Algunos turistas ya han comenzado a curiosear, tanto para ver los daños del terremoto como para admirar los monumentos y el encanto único de Bhaktapur. Algunos están subiendo los escalones del templo para tomarse un selfie, como en los tiempos antes del terremoto.

Bhaktapur abierta: Pottery Square

© Marla Showfer

Pottery Square ha sido una parada turística muy popular antes del seísmo, y aunque actualmente la gran parte de la plaza está ocupada por los escombros y las tiendas de campaña, allí sigue un anciano delgadito, que hace girar su torno de alfarero, muy cerca de la entrada. El hombre invita a los visitantes que tomen su asiento, que sumerjan sus manos en un cubo de arcilla húmeda y que creen su propia pieza. El alfarero les guía en todo el proceso con una destreza increíble, la de las manos muy experimentadas.

Bhaktapur abierta Pottery Square

© thisyearsboy

Un tercio de los guests house de Bhaktapur no han sido capaces de abrir sus puertas de nuevo, ya sea por daños estructurales, porque sus propietarios han tenido que irse a vivir en tiendas de campaña, o simplemente, porque no hay turistas. Algunos de los populares hoteles de la ciudad ya han abierto, dejando un mensaje claro: éste es el momento para visitar Bhaktapur, para ver una conducta ejemplar frente a la catástrofe, y de paso, ayudar a su economía.

 

Traducido de Nepali Times: Bhaktapur is waiting for you, de Peregrine Frissell.

Recomendaciones para viajar a Nepal tras el terremoto

En nuestra agencia llevamos ya casi 10 años acercando las maravillas de Nepal a los viajeros, no solamente las monumentales, sino sobre todo las que se esconden tras cada esquina, doblando una callejuela, pasando por la puerta de una casa típica de Nepal… En 2013 el país recibió casi 800.000 viajeros, un factor clave para impulsar el crecimiento del PIB nacional, tan dañado por la reciente catástrofe (los daños materiales equivalen al 20% del PIB nacional).

El terremoto de Nepal, sufrido el pasado 25 de abril, ha causado más de 8000 fallecidos y ha puesto en riesgo uno de los principales motores económicos de este país: el turismo. Nepal necesita tiempo para recuperarse, y la prioridad sigue siendo socorrer a las personas afectadas y seguir trabajando en la recuperación de infraestructuras estratégicas.

Recomendaciones de Ministerio de Asuntos Exteriores

El Ministerio de Asuntos Exteriores, en su última actualización (Recomendaciones para viajar a Nepal, 19/05/2015) y tras un nuevo terremoto el pasado 12 de mayo “desaconseja el viaje bajo cualquier circunstancia”.

Posición de Sociedad Geográfica de las Indias

Sumamente tristes, desde Sociedad Geográfica de las Indias, nos unimos a dichas recomendaciones, ofreciendo a nuestros viajeros rutas alternativas por la India, Bután, Sri Lanka o Maldivas.

Al mismo tiempo, creemos que la mejor ayuda que puede recibir Nepal es no olvidarnos del país (y echar un mano a través de las ONGs que están trabajando en el terreno). Aunque las evaluaciones recientes confirman que varios de los monumentos Patrimonio de la Humanidad que alberga Katmandú han sido dañados, no olvidamos que el país ya se recuperó del tremendo terremoto sufrido en 1934 y que ya entonces, con menos medios y menos ayuda internacional, Nepal y sus gentes reconstruyeron sus maravillas arquitectónicas, gracias a la tradición y el respeto con los que transmiten sus ancestrales métodos de construcción.
Cuando lo peor haya pasado, Nepal seguirá siendo ese increíble lugar del Planeta donde la Tierra se junta con el cielo.