Los sadhus

Sadhu en Varanasi

Foto: Álvaro Maldonado, Sociedad Geográfica de las Indias



A diferencia de otras culturas, en India se ha prestado especial atención y veneración a aquellas personas que dedican su vida al conocimiento y la contemplación.
Aquí, en India, son dignos de elogio aquellos y aquellas que son capaces de dejarlo todo para dedicarse en cuerpo y alma a perseguir lo divino, lo eterno, lo perfecto. Por eso los sadhus son tan respetados y admirados.

Desde el origen, el hinduísmo se propagó a través de sus “monjes” errantes, a diferencia de otras religiones estructuradas o poseedoras de iglesias, monasterios, etc. Precisamente este nomadismo y esta falta de organización o estructura fue uno de los elementos que permitió asegurar su permanencia en momentos de invasiones hostiles externas.

Hoy, como norma general, los sadhus dedican su vida a los rituales, la meditación y al yoga. Suelen ser nómadas y peregrinos que van recorriendo el país en busca de lugares sagrados y festivales, y rara vez se establecen mucho tiempo en un mismo sitio. Son vegetarianos estrictos, no beben alcohol, practican la castidad y la renuncia a cualquier tipo de placer material. Son ascetas en el pleno sentido de la palabra y se han despojado de todo lo que tenían, incluyendo su familia, condiciones de casta, etc.

Aunque es muy difícil saberlo, se calculan unos 10 millones de sadhus en todo el país: la inmensa mayoría son hombres.

Hay distintas doctrinas y órdenes, según la divinidad que centre su atención y otras costumbres. Algunos de los “tipos” de sadhus son:

naga sadhuNagas. Suelen tener un aspecto agresivo e imponente. Destacan por su aspecto robusto, por ir prácticamente desnudos (eso significa “naga”) y sus barbas y melenas enmarañadas. También se suelen cubrir de cenizas, como símbolo sagrado de la muerte y la resurrección. En origen eran guerreros que defendían a los hindúes de la invasión musulmana.

Dandis. Son de origen brahman y grandes sabios. Se dedican a la meditación y conocen muy bien las escrituras. Suelen ir ataviados de un “danda”, un cayado de bambú del que no pueden separarse.

Sadhu aghoriAghoris. A diferencia del resto de órdenes sadhus, los aghoris no evitan el contacto con todo lo considerado impuro, sino que lo han convertido en su razón de ser: restos humanos, drogas… Se dice que practican el canibalismo y la magia negra, de hecho es habitual verles con calaveras humanas como recipientes para comer o beber.

Los principios rectores para un sadhu son la renuncia y la disciplina. Han sacrificado toda su vida material, su familia, los placeres de la vida, para dedicarse por completo a la práctica de lo sagrado: el yoga y el control de su propio cuerpo, la meditación, rituales de distinto tipo, penitencias (en algunos casos de lo más excéntrico)…
Por eso el verdadero sadhu es considerado un hombre santo y despierta todo el respeto y la admiración en India, lo que permite que puedan vivir de la limosna.

No obstante, hay excepciones. A veces no son más que vagabundos o personas que malviven en la calle… y en algún caso es posible encontrar a quien encubre otro tipo de propósitos o prácticas bajo la apariencia de “sadhu”, como disfrazarse de atracción turística para conseguir unas rupias.

Podría decirse que a veces encontramos sadhus más expertos en el control del cuerpo y la voluntad ajenas que de las propias.
Así que ante la duda, como norma general, no te fíes de un sadhu que lleve móvil o unas deportivas de marca ;·)

Os recomendamos esta presentación preparada por nuestro compañero y coordinador de viajes Amarjeet Singh:


Sobre el autor:
DavidDavid Martín es colaborador de Sociedad Geográfica de las Indias. Fascinado por India, sus gentes y su diversidad, David colabora con Sociedad Geográfica de las Indias desde 2008, haciéndolo compatible con su trabajo en organizaciones como Unicef o Amnistía Internacional. Con nosotros ha dirigido la estrategia de comunicación y redes sociales hasta 2011 y actualmente colabora aportando una visión humana, transformadora y comprometida, asegurando que un viaje exclusivo y de alta calidad sea compatible con una experiencia enfocada al descubrimiento y el respeto por las personas y las costumbres locales. Para más información: [Quiénes somos]

Viajar a Sri Lanka: Esala Perahera y el diente de Buda

Escrito por: Javier Galán

Con el festival de Esala Perahera llega una semana de celebraciones y bailes en la isla de Sri Lanka con los que venerar la reliquia budista. Una celebración en la que es imprescindible reservarcon al menos 6 meses de antelación. El atractivo de Perahera conlleva que sus plazas se agoten rápido.

Esala Perahera

© Charith Gunarathna

Continuar leyendo…

Holi 2019 Festival de los colores

HOLI 2019 / Festival de los colores  es una fiesta oficial hindú y sij. 

El importantísimo festival de los colores se celebra cada año como forma de dar la bienvenida a la primavera. Este día no hay rituales especiales ni oraciones, solo juego y color gracias a los cientos de kilos de polvos de colores que pintan las calles y a hombres, mujeres y niños.

>> Leer más sobre Holi Festival.

>> Leer más sobre Happy Holi, los buenos deseos.

>> Leer más sobre regalos de Holi.

Holi 2018 3. Marzo - Holi

©-po

Para conocer más fiestas en la India, consulta nuestro calendario de fiestas en India.

Rishikesh: capital mundial del yoga y mucho más

Jóvenes, ancianos, adinerados y humildes, gente de todos los países y estratos sociales se unen en Rishikesh para disfrutar de la capital mundial del yoga y de otros muchos atractivos de esta gran ciudad. Te presentamos la “Ciudad del Divino” bañada por el Ganges y protegida por el Himalaya.

Escrito por: Lorena Pérez

Rishikesh - Ciudad

©Jaskirat SinghBawa

Leer más...