Gracias por el guía, gracias por todo

Gracias por el guía, gracias por todo
Califica este artículo

Por: Ana.

Buenas tardes:

Me recordaréis porque os pedí el favor de si me proporcionábais un móvil durante mi viaje a India, aparte del que ya tenía asignado mi grupo. Y por supuesto lo tuve al llegar a India. Os doy las gracia por vuestra atención, aunque no tuve que utilizarlo por ninguno de los dos motivos por el que os lo pedí, una era la delicada salud de mi madre, la otra mi empresa.

Pero la razón de escribiros, algo que hago por primera vez a una agencia a pesar de haber viajado en muchas ocasiones a varios países, es daros las gracias por hacer que uno de los viajes que con más ilusión deseaba que llegara a mi vida, haya superado mis expectativas, sin duda ,en gran parte, gracias al guía asignado por vuestra agencia. En mi vida he conocido muchos guias, varios por cada viaje que he realizado, pero ninguno como el que vosotros nos habéis asignado.

 

Chili!

Foto cedida por Belén Serrano (www.belenserrano.org)



Ha pasado ya más de un mes desde el viaje, y pensé que cambiaría mi percepción sobre vuestro guía una vez se me pasara la borrachera de ese mágico país. Pero no ha sido así, vuestro guía no sólo ha sido un gran profesional, lo cual es desde luego su trabajo y en lo que me ha parecido impecable (teniedo en cuenta la dificultad añadida de ser guía en un país como India) , pero lo que quiero destacar dé él es su gran humanidad y algo muy importante cuando viajas fuera de tu país: su dedicación para cada una de las personas del grupo.
No se me va de la cabeza, como ejemplo entre muchas otras cosas, cada día que parábamos a comer, y dada la lentitud de maniobra en ese país y con el fín de que nos diera tiempo a hacer todas las visitas programadas, cómo se ocupaba de pedirnos los menús a todos, y os hablo de… ¡19 personas todos los días! ya que la inmensa mayoría de nosotros no sabía inglés; cómo ayudaba a los camareros a poner las mesas e incluso a servir los platos… Se preocupaba de que todo el mundo tuviera de todo y a nadie le faltara de nada, a los que caímos ‘enfermos’, y me incluyo entre ellos, se ocupaba de que tuviéramos distintos menús adaptados a nuestras necesidades en esos momentos… lo que pidiésemos él lo conseguía o al menos hacía lo posible porque así fuera. En algunas de estas ocasiones me di cuenta de que él se quedaba sin comer ya que no le daba tiempo y luego comia cualquier cosa en el autobús, y todo esto siempre con una sonrrisa en la boca y con una paciencia tan impresionante que me dejaba admirada.

Durante 15 días seguidos, con jornadas de 12 y 14 horas de trabajo, trataba pacientemente con todos nosotros, atendía nuestras sugerencias… ahora agua, ahora tabaco, ahora paramos para ir al baño, ahora queremos comprar algo de fruta, innumerables veces paraba durante los recorridos por carretera para que hicieramos fotos, donde y cuando le decíamos a nuestro antojo, ahora me recargas el móvil, ahora me cambias dinero… podría enumerar docenas de detalles, pero no creo que haga falta, soy consciente de que vosotros mejor que yo sabéis la clase de persona con la que trabajais y su gran humanidad, dedicación y paciencia.

A veces, a pesar del cansancio que supongo arrastraba y fuera de sus jornadas de trabajo, nos buscaba restaurantes donde ir a cenar, siempre estupendos. Y nos acompañaba, cómo no. Nos pedía lo menús, se quedaba charlando con nosotros de todas esas curiosidades personales que todos tenemos acerca de un país… cómo se casan, cómo son las familias, etc. Sin duda no formaba parte de su trabajo, así lo entiendí yo, pero él atendia igual nuestros requerimientos siempre con una sonrisa y una gran paciencia.

Camino a la escuela

Foto cedida por Gabriel Brau

Os doy las gracias por haberme hecho tan fácil el viaje a la India, al menos a mí personalmente. Sin duda volveré en varias ocasiones a ese país tan especial, cuyas gentes, olores y sabores han cautivado mi alma, pero sé que en cada uno de los viajes que me resta por hacer en mi vida me va a faltar algo tan importante pero tan díficil de encontrar como la humanidad de vuestro guía.

Gracias por todo. Ana

*Sociedad Geográfica de las Indias cuenta con la autorización de Ana para la publicación de su carta de agradecimiento.

>> Pulsa aquí para leer opiniones y referencias de otros viajes de clientes Sociedad Geográfica de las Indias.

Responder