Banganga – un curioso centro del mundo

Banganga – un curioso centro del mundo
Califica este artículo

Escrito por: Javier Galán

Banganga, un estanque de Bombay en el que relajarse y empaparse de costumbres.

Incluso en la ciudad india más poblada, saturada de ruidos de modernidad, se puede encontrar un remanso de paz. Es el estanque Banganga de Bombay, hay poco más que un rectángulo irregular de agua verde rodeado de casas con un palo de madera clavado en el centro. Esta descripción, cierto, no anima a caminar la media hora que la separa de la playa Chowpatty, pero no hay mejor lugar para conocer a quienes habitan la ciudad.

Hay escombros por todas partes y las casas con vistas al estanque, salvo la rosa chillón, parecen a punto de colapsar. No obstante, la leyenda cuenta que es el centro del mundo. Fue aquí donde Sri Rama, buscando agua, agujereó el suelo con una flecha. El agua brotó hasta crear esta piscina, y la enorme flecha, ese palo, se mantiene clavada.

Banganga Tank

© jgsprenger



A este oasis se acercan quienes viven en los alrededores, pero también hay hindúes que peregrinan desde lejos. Por eso es tan instructivo sentarse a contemplar a qué se dedican los que por allí pasan. Se puede ver cómo una mujer extiende sábanas en los escalones de hormigón junto a una niña que juega a perseguir a una bandada de cisnes, que a su vez molestan a dos ancianos enfrascados en un juego de mesa mientras un niño sin pelo reparte sus miradas entre ellos y el barbero que afeita a un señor al que disgusta que le salpiquen los muchachos que se zambullen en la orilla y que lo hacen allí porque la señora que lava ropa cerca, y que no para de espantar cuervos, ya les echó la bronca.

Banganga - Swan Lake

© Pranay Rao

En esta sucesión te recreas cuando se te acerca un señor para contarte que ha venido a visitar uno de los templos de alrededor, uno de esos cuyas cúpulas ves recortadas contra los rascacielos del fondo. Pero que siempre se acerca al estanque porque es su lugar favorito de su Mumbay natal. Además, está a solo unos metros del mar.

Banganga Tank

© Wm Jas

Esta es solo una historia que ocurre durante unos minutos cualquiera en los alrededores de  este estanque en el que cada enero se extiende una alfombra roja para alojar durante varios días conciertos de música clásica. La leyenda de su creación es bonita, pero fue construido en el siglo XI. Imagina la de escenas que allí se han desarrollado. ¿Por qué no visitarlo para ser parte de las que quedan por venir?

Responder