Kathak, historias de hombres y de dioses

El kathak, una de las danzas clásicas de India, narra historias a través de un lenguaje construido con los gestos de las manos, los pies y el rostro. Son historias de hombres y de dioses.

Kathak dancer

Foto CC en Flickr, por 'ramesh_lalwani'



Kathak significa hablar. Los kathakas, consumados narradores de historias, hablan a través de su cuerpo. Su arte interpretativo se basa en un complejo lenguaje corporal que deriva en marcadas expresiones faciales, juegos de pies y gestos con las manos, conocidos como mudras.

Los bailarines de kathak se mueven siguiendo el compás de la música hecha con instrumentos de percusión y cuerda como la tabla, el harmonium y el sarangi, elementos esenciales de este arte escénico. El kathaka intercambia improvisaciones corporales con los músicos que a través del ritmo acentúan sus movimientos.

Otro elemento que juega un papel importante en la escena es el vestuario. Los trajes de los bailarines son de vivos colores. En el caso de los hombres está compuesto por dhoti, que cubre las piernas, cinturón, dupatta (echarpe) y kurta, para el torso. Las mujeres visten una falda larga llamada ghaghara, una blusa o choli y un velo. Los ornamentos de la cabeza, la cintura, las manos y los pies son de oro y plata. Unos cascabeles (ghungrus) en los tobillos y unas campanillas en las manos acompañan, con una precisión rítmica extraordinaria, el ritmo de estas historias bailadas.

Atletas del baile
La practica de esta danza requiere una condición física excepcional. Las cualidades de un buen bailarín de kathak pasan por un estricto entrenamiento que tiene como finalidad la completa compenetración de cuerpo y mente. Sólo de esta forma los kathakas consiguen una concentración y coordinación tan excepcional que les permite mover simultáneamente ojos, cuello, rostro, manos y pies. El resultado es una expresión carnal del espíritu.

Escuelas de kathak
En India existen 3 escuelas (gharanas) principales de kathak: Lucknow, Jaipur y Benarés. Cada gharana tiene un estilo diferente. Normalmente, el aprendizaje de kathak se realiza mediante el sistema tradicional de maestro-discípulo (guru-shishya). Esto ha permitido que los estilos de las diferentes escuelas no lleguen a mezclarse. Aunque actualmente se dan intercambios entre los mejores bailarines de las diferentes escuelas, éstos son capaces de reconocer qué características pertenecen a cada escuela.

Entre lo divino y lo humano
Las historias contadas por los kathakas son de carácter épico y refieren textos mitológicos y religiosos, pero también humanos. Hablan de temas afines al pueblo como el amor, el éxtasis o la muerte. La danza kathak es un placer es de doble sentido, para el que mira y para el que baila, un goce estético que conduce a una comunión con lo divino.



Sobre la autora:
NonaNona Rubio es colaboradora de Sociedad Geográfica de las Indias. Le apasiona viajar y nos cuenta historias que hablan de un país inabarcable con el que hay que ser paciente si lo que pretendemos es conocerlo por dentro. Para más información: [Quiénes somos]

Responder