Mujeres de India, igualdad escurridiza

Mujeres de India, igualdad escurridiza
Califica este artículo

Por: Dra. Elizabeth Menon.
Traducido por Maria José Morales.

Las mujeres siguen siendo el blanco de atrocidades en diferentes formas. Aunque tenemos leyes, su implementación deja mucho que desear.

El Día de la Mujer fue la celebración de los logros económicos, políticos, sociales y culturales de la mujer, logros contemporáneos y futuros.
Las mujeres, por ejemplo, son explotadas haciendo trabajos forzados en salones de masajes, servicios de “compañía”, prostíbulos, prostitucion callejera y pornografía. No es suficiente con preguntarse ¿Por qué ocurren estas barbaridades en nuestra sociedad? Es nuestra obligación asegurarnos de que las autoridades aplican las leyes existentes, ponen en practica medidas de seguridad y castigan a aquellos encontrados culpables.
India tiene leyes como “la Prevención del Tráfico Inmoral”, “El Acta de Prevención de la dote (dowry)”, “la Ley de Abolición del Sati” (antigua costumbre en la que se quemaba a la viuda en la pira funeraria del marido) y muchas más, pero una pobre aplicación, el castigo ineficiente, la corrupción y la complacencia las convierte en inútiles.

Foto por: David Martín · SGI 2008

Foto por: David Martín · SGI 2008



Las mujeres han logrado cosas grandiosas en todos los campos de la vida y han probado mas allá de la duda que pueden hacer cualquier cosa que el hombre haga y mucho más, pero el reconocimiento y la igualad de género, se les escapan todavía.
Aquellas mujeres que rompieron los moldes son sin duda alguna una inspiración y por eso recordamos aquí a algunas de ellas, las mujeres de India: Durga Khote (primera mujer en el Cine Indio), Sarojini Naidu (Primera Gobernadora), Vijaya Lakshmi Pandit (Primera Mujer Presidenta de Naciones Unidas), Indira Ghandi (Primera Mujer Primer Ministro), Kalpana Chawla (Primera Mujer India Astronauta), Fathima Beevi (Primera Mujer Jueza de la Corte Suprema) ¡y muchas más!

Se cometen atrocidades contra las mujeres de todas las edades en todo el mundo y desgraciadamente, la justicia nunca ha servido para la mayoría de esas mujeres. Asesinatos por honor, recien casadas quemadas, secuestro de novias, violencia doméstica, infanticidio femenino… estas son solo algunas de las brutalidades a las que las mujeres se enfrentan. ¡Según UNICEF mas de 5.000 recién casadas son asesinadas cada año!

Actuando.
Las mujeres y los niños no deberían necesitar protección frente a los hombres en ningún lugar del mundo, y menos aún en la India, donde se adora a las diosas Parvati, Lakshmi y Saraswathi.
Tristemente, el declive moral impera en nuestro país y ya va siendo hora de que nos despertemos y actuemos, en lugar de mirar para otro lado y reaccionar solo cuando llega la tragedia. Los indios están muy orgullosos de su herencia y su cultura; se han escrito canciones y poemas sobre las virtudes y la belleza de las mujeres y el respeto que merecen, pero lo que pasa en la vida real es totalmente distinto. De alguna manera, unos pocos hombres en nuestra sociedad no muestran este respeto hacia las mujeres y los niños. Olvidan que una mujer puede ser la hija, la hermana, la mujer, la madre, la abuela o la bisabuela de alguien.

En un mundo ideal las mujeres deberían sentirse libres de viajar a cualquier sitio, a cualquier hora del día o de la noche. Pero no vivimos en un mundo ideal, por tanto las mujeres y los niños tienen que tener mas cuidado, si es que eso es posible.
Esto es el siglo XXI y las mujeres están en primera línea, con trabajos importantes en todos los campos, teniendo que viajar día y noche y ya va siendo hora de que los hombres acepten esto y aprendan a tratar a las mujeres con respeto, y no digo esto olvidándome de los que ya lo hacen.

Deberíamos dedicar nuestro tiempo y nuestro esfuerzo a lograr ese cambio de actitud en nuestra sociedad, luchando por un mundo donde las mujeres sean tratadas con respeto y donde hombres y mujeres disfruten de sus derechos en plena igualdad, hasta entonces los culpables deben ser castigados severamente, sin importar su status social.

Sobre la autora:
María JoséMaría José Morales y su familia viven en India desde 2009. Suele decir que lleva 20 años aprendiendo y que le encanta hacerlo. En este blog ofrece su particular forma de ver las cosas desde dentro, como mujer, española, trabajadora y madre de 3 hijos deseando y dispuesta a hacer de India su nuevo hogar. Para más información: [Quiénes somos]

Comentarios

  1. Carmenza Acevedo

    Dios mio, como puede pasarle algo tan horrible a las viudas si no tienes culpa de nada y el caso de las recien casadas en muy aberrante; por que no acabar con esta practica cultural tan macabra, aplicando bien las leyes

  2. Teresita

    Respeto la religión hindú…y hasta la admiro…pero ¿de qué sirve adorar a una diosa, si no se respeta a una mujer?

  3. Manoli

    Parece mentira que hoy en día aún suceda estas cosas. Y lo más triste de todo es que se dan en muchos lugares y la mayoría de nosotros (yo incluida) no hacemos nada para impedirlo, nos limitamos a decir “que atrocidad” y seguimos con nuestras vida. Menos mal que existen personas que a través de estos artículos nos recuerda que en otros lugares hay gente que no vive como nosotros.

  4. Marta

    Muy interesante y muy triste…
    Muchas gracias por mostrarnos esta faceta de la realidad India.

Responder