India destaca en alojamientos glamping

Los viajes exclusivos tienen un nuevo aliado. Glamour y Camping unen sus fuerzas para revolucionar el turismo de naturaleza. Glamping significa unir esos conceptos hasta ahora irreconciliables y el Subcontinente Indio destaca como uno de los mejores destinos del mundo en esta nueva forma de viajar.

La versatilidad del glamping es total: en cuanto al tipo de alojamiento puede variar desde un iglú hasta una yurta india, en cuanto al paraje elegido, desde el desierto, hasta la jungla, pasando por playa o el glamping submarino… y en cuanto al glamour, sirve para colmar las mayores y más sofisticadas aspiraciones.

Pashan Garh

© Taj Hotels (IHCL)

El subcontinente indio cuenta con más de 100 parques nacionales. Es esa magnífica biodiversidad y la exquisitez en los detalles la que aporta un escenario idílico para el glamping. La impresionante experiencia de rastrear a los tigres bengala, acompañados por el naturalista se incrementa cuando resulta que podemos seguir observando la fauna de Bandhavgarh desde el propio balcón de nuestra casa en árbol. En Kanha (otro de los parques nacionales de la India) hay establecimientos donde la naturaleza se explora a través de la gran pared de cristal, por lo que la sensación de convivir con tigres, ciervos, bisontes y elefantes es mejor, si cabe. La variada geografía de esta región permite crear unos alojamientos de glamping más originales como pueden ser las eco-lodge adaptadas al entorno de Himalayas (Tiger Tops de Nepal), casas en árbol que atraviesan frondosas ramas del bosque tropical (The Tree House Resort de  Jaipur), lujosas casas flotantes por los canales de Kerala (Motor Vessel Vrinda de la cadena The Oberoi) e incluso apartamentos sumergidos en el agua (Conrad Maldives Rangali Island de Maldivas). Lo cierto es que ningún glamping en el Subcontinente Indio se parece a otro.

© Manvar Resort

© Manvar Resort

Ir de glamping a la India es respirar con su historia. En todo el mundo se construyen alojamientos “al estilo maharajá” y para añadirle un toque más glamour se encarga mobiliario de Rajasthan. No es por casualidad, ya que en estos terrenos, históricamente, los palacios móviles de los sultanes otomanos (los pioneros de glamping) adquirieron este estilo que convenció al mundo entero. Las coloridas marquesinas, delicadas telas, alfombras decoradas con el brocado, ornamentos, palos de oro – todo lo que entendemos por el glamping más lujoso nació aquí, en la India actual.

La atención personalizada a cada glamper es una ventaja incuestionable. Los mayordomos, cocineros a disposición “24 horas”, masajistas, naturalistas, choferes y guías acompañantes es solamente una parte (quizás la más visible) del personal que está velando por el bienestar de los viajeros. El saber hacer y la exquisitez del servicio están indudablemente relacionados con conceptos indios sobre la hospitalidad que sorprenderá a cualquiera que todavía no haya disfrutado de la excelente atención recibida en la India. Con el respeto y con el cariño, el servicio que acompaña al glamping en subcontinente indio equivale a un trato digno de un rey.
Singinawa, Kanha National Park

© Singinawa – Suján

El glamping es muy exclusivo: el concepto de la intimidad y la peculiaridad de cada alojamiento es una de sus características más destacadas, y especialmente cuidadas en el subcontinente indio. Aunque es una de las regiones más densamente pobladas del mundo, sus sitios glamping son como trocitos privados del paraíso donde las únicas personas que verás durante tus vacaciones son las que  quieras que viajen contigo. Y si para algunos la palabra paraíso suena a exageración, basta con mirar la foto de la terraza privada de la water suite de Maldives Velassaru.

La exclusividad se basa también en la originalidad de cada alojamiento. Lo normal es que cada recinto cuente como máximo con diez glamping en su territorio, aunque los hay que tienen solamente dos o tres propuestas. Es habitual que cada glamping esté pensado por otro grupo de arquitectos y diseñadores, incluso dentro del mismo recinto. The Dune Eco Village & Spa en Chennai o The Mandala en Goa son dos ejemplos donde dormirás en una verdadera pieza de arte.

Maldivas, Velassaru Maldives

© Velassaru

La India, Maldivas o Nepal. En cualquiera de estos destinos hay maravillosos ejemplos de glamping que pueden cambiar por completo la idea que hasta ahora existía de la acampada y del camping. Para muchos viajeros, el glamping es ya la alternativa para pasar sus vacaciones rodeados de la naturaleza. Una tendencia, que se consolida como destino.

Maldivas: spas de lujo junto al arrecife

Escrito por: Eva del Amo

Maldivas es la viva imagen del descanso. Sus aguas turquesa se convierten en el marco perfecto para relajar cuerpo y alma en un spa, mientras nuestra vista deambula sobre el arrecife.

Nada tan relajante como mirar al mar, pero hacerlo mientras contemplas las aguas cristalinas de Maldivas desde un jacuzzi es abandonarte a una experiencia absolutamente sensorial.

© Per Aquum

Leer más...

Inmejorable oportunidad para viajar – mínimo histórico de la rupia india

Desde hace unos meses la rupia india es una de las protagonistas de la bajada de divisas en los países emergentes. Recientemente el precio de la rupia llegó hasta su mínimo histórico. Esta peculiar situación de la moneda india permite al país atraer inversión extranjera, potenciar las exportaciones de bienes y servicios y cómo no, atraer a viajeros informados que valoran la oportunidad de ver revalorizados sus euros o dólares.

Consecuencias de la caída de la rupia

Hay viajeros y clientes que tienen muy en cuenta el valor de la moneda del destino a la hora de programar sus viajes anuales. Tiene sentido. Hace diez años por ejemplo, por 1€ podíamos conseguir 56 rupias indias. Actualmente ese mismo euro equivale casi a 85 rupias. Dicho de otra manera, la mayoría de los viajeros internacionales pagan su viaje a la India en euros o dólares, si bien los servicios que el cliente disfruta en destino tienen el precio en rupias.

En el siguiente gráfico se puede apreciar la determinación con la que la rupia ha ido bajando respecto al euro hasta llegar a sus actuales mínimos históricos.

Mínimo histórico de la rupia

Leer más...

Viajar a India en familia: Sus deseos, nuestro objetivo

Ella, él y sus dos hijos de 10 y 17 años. Y solo un deseo: viajar a la India en familia para divertirse, aprender, descansar y disfrutar de estar juntos viviendo algo nuevo para todos.

India en familiaEste viaje de familia fue diseñado atendiendo los deseos de los clientes: nos solicitaron mañanas culturales y tardes de relax, tenían claro que no querían ir corriendo de un monumento a otro. Por eso prefirieron hacer un viaje a medida, ajustado a sus intereses, con su propio guía, vehículo y servicios individualizados. De su agencia de viajes personalizados esperaban lo que se debe esperar de verdaderos especialistas en destino: el máximo.

Les encantaba la idea de sumergirse en la sociedad de India, poder combinar visitas turísticas con actividades “poco convencionales”, orientadas a ofrecer una visión más real y humana del país. Igualmente estaban muy interesados en los hoteles. Para un viajero exigente y consciente de que «el hotel» es el lugar donde pasará casi un 40% del tiempo de su estancia de vacaciones, el alojamiento es de gran importancia.

Los hoteles más exclusivos

India en familiaLa India cuenta con una de las mejores selecciones hoteleras del mundo.  Por muchas razones, decidimos introducir a los viajeros en dos mundos fascinantes: el de la prestigiosa cadena Taj y la lujosa cadena Oberoi. Maravillosos palacios del S. XVII, y exquisitas instalaciones  que serían el entorno donde disfrutar de algunas actividades para los hijos.

De la cadena Taj seleccionamos el Taj Umaid Bhawan Palace de Jodhpur y el Taj Nadesar Palace de Varanasi (ambos son antiguas residencias de maharajás y hospedan a miembros de la realeza de todo el mundo). Además del Taj Lands End de Mumbai y el famoso Taj Lake Palace, considerado el hotel más romántico del mundo, situado en medio del precioso lago de Pichola.

India en familia

The Oberoi (reconocido internacionalmente por su excelencia y el incomparable nivel de servicio) fue seleccionado en Mumbai, en Jaipur y en Agra.

India en familia

© Gabriel Brau

El primero, situado en la mejor zona de marina de Bombay, ha sido elegido uno de los tres mejores hoteles en la India -recibiendo Travellers´Award de Trip Advisor-. En el Rajvilas y Amarvilas se puede disfrutar de lo mejor que ofrece, respectivamente, Jaipur y Agra. Solamente 15 minutos de coche separan este idílico resort del centro de la ciudad rosa. Por otro lado, Amarvilas ofrece irrepetibles vistas a Taj Mahal, contando con una posición privilegiada que permite disfrutar desde cualquier habitación de las vistas al monumento al amor más famoso del mundo.

India en familiaExperiencias inolvidables

El subcontinente Indio es un lugar repleto de patrimonio cultural, actividades y experiencias interesantes. Nuestra familia dispuso en cada momento de su propio guía acompañante, un profesional que coordina todos los aspectos del viaje y que como aclaman muchos, se convirtió, en un amigo y compañero de viaje.

India en familiaComo este viaje fue diseñado de forma personalizada, incluimos algunas actividades fuera de lo turístico. Para ella, al ser una apasionada cocinera, en Delhi nos adentramos literalmente en las cocinas del Templo Sij para conocer de primera mano las tradiciones y creencias de esta pequeña pero importante comunidad religiosa. Y ella fue la alabada cocinera de la familia en Udaipur donde, siguiendo las instrucciones de un Chef profesional, disfrutó adentrándose en la colorida gastronomía hindú.

En Varanasi, tras asistir a la ceremonia (puja) en el Ganges, una de las estampas más impresionantes para la familia, fueron invitados a la casa de unos músicos indios que tocaban tabla, sitar y violín. La visita le hizo especial ilusión al hijo mayor, quien tiene desde hace dos años su propia banda de música amateur.

Alumno en escuela local de la IndiaEn Agra, la familia se detuvo en una aldea donde conoció la forma de vida tradicional y sencilla de esa India a la que no han llegado los avances tecnológicos. El hijo pequeño se quedó boquiabierto al visitar la escuela local; los chicos de su edad escribiendo con tiza… Disfrutaron compartiendo un buen rato con los niños…y tratando de ver el mundo con la magia con la que a veces se ve desde una de estas poblaciones.

La lavandería más grande del mundo -Dobi Ghats en Mumbai-, las tribus animistas de los Bishnois en la zona casi desértica del Rajasnthán o una ONG medioambiental que rescata osos para cuidarlos en una reserva natural… fueron experiencias se quedarán para siempre grabadas en su mente.

Imprescindible seguimiento

Hablamos con nuestra querida familia antes, durante y después del viaje, lo que nos permitió ir adaptando el ritmo del viaje día a día e incluir las oportunidades que iban surgiendo a medida que avanzaba el viaje…  Eso «nos llevó» a  cosas tan variadas como a invitarles sobre la marcha a cenar en un árbol de Khajuraho. Sí! uno de los pocos restaurantes del mundo que cuenta con una mesa sobre un  árbol y el único desde el que se divisan a escasos 100 metros, los imponentes Templos de Khajuraho a la puesta del sol. O por ejemplo, poder hacer una visita «urbanística y social» por diferentes barrios de una ciudad para poder responder  al montón de dudas de los chicos sobre las diferentes castas y religiones en India.
India en familia

Tras ver a los hijos extasiados al montar en elefante (esto fue lo que convenció a los hijos de que la India es el mejor destino para las vacaciones) su guía les preparó una visita especial para la mañana siguiente: ellos serían los que ayudarían a asear a los elefantes, dándoles de desayunar posteriormente y disfrutando a la hora de pintarles de forma tradicional, antes de que saliesen engalanados para subir a otros turistas…

17 días intensos. Enriquecedores. Un viaje que nadie olvidará jamás. Y que nosotros, recordamos con tanto cariño.

Dormir como un rey

Viene de: Glamping, una experiencia única

Con la creciente popularidad del glamping, el vocabulario para designar distintos lugares para pernoctar está creciendo. «Dormir como un rey» también adquiere una acepción diferente desde el momento en que varios alojamientos ofrecen yurtas y shamianas a la disposición de un viajero novedoso y exigente.

Amarya Shamiyana, Goa

La shamiana es un tipo de tienda ceremonial, utilizada principalmente en la India, para usos muy variados: desde la celebración de bodas o reuniones de empresas, pasando por actos oficiales (como por ejemplo la coronación de la reina Victoria en 1896) hasta originales alojamientos turísticos. Y aunque en sus orígenes, la shamiana servía a los emperadores del Imperio Mogol como un lugar estrictamente ceremonial, actualmente hay ya muchos establecimientos que invitan al viajero a dormitar en sus lujosas instalaciones, con una decoración exquisita bajo sus lonas. Algunos han tomado el sonoro nombre de shamiana para consolidar una marca dentro del mundo del glamping, como hizo Amarya Shamiyana, un lujoso resort costero que fue el primero en edificar las tiendas dignas de un rey en las orillas del mar Arábigo.

Suntuosas y extensas, las cuatro shamianas de este alojamiento -el glamping es un tipo de hotel muy exclusivo- cuentan con una decoración moderna y una paleta de colores cuidada, al estilo del maharajá contemporáneo. Los glampers de Amarya Shamiyana pueden disfrutar también de una barra Nespresso y de una boutique de Nana Ki (directo desde las lujosas avenidas de París). Mientras tanto, las aguas del Océano Arábigo se encuentran a un tiro de piedra del campamento, justo detrás de la cortina de palmeras de Goa.

Amarya Shamiyana, Goa

Esta «moda» ha llegado para quedarse. A día de hoy, ya son muchas empresas especializadas en la fabricación de exquisitas «tiendas de campaña» y permiten incluso que sean los propios clientes quienes diseñen su propia y única shamiana.