Aprendiendo yoga: Gheranda Samhita

Aprendiendo yoga: Gheranda Samhita
Califica este artículo

El Gheranda Samhita es un manual de Hatha Yoga del siglo XVII que consta de 351 estrofas distribuidas en siete capítulos.
Junto a los Yoga Sutras de Patanjali y el Hatha Yoga Pradipika forma una trilogía imprescindible para los estudiosos del yoga. Las técnicas que expone son la base de muchas prácticas del yoga contemporáneo.

 

Las enseñanzas se presentan en forma de diálogo entre el sabio Gheranda, de quien nada se conoce, y su discípulo Chanda Kapali.
Fragmento de un diálogo entre maestro y discípulo:

geranda y samhita

En una ocasión Chanda Kapali fue a la cabaña de Gheranda y le saludó con reverencia y devoción.

“¡Oh, Maestro del Yoga! ¡Oh tú, el mejor de todos los Yoguis! ¡Oh Señor!, quiero aprender la disciplina del Hatha Yoga que lleva al conocimiento de la verdad (tattva-jñāna)”.

El Maestro Gheranda respondió: “Sin duda lo pides correctamente. Te enseñaré lo que deseas saber. Escucha con atención”.

“No hay cadenas como las de la ilusión (māyā). No hay fuerza como la que proviene de la disciplina (yoga). No hay amigo más elevado que el conocimiento (jñāna). Y no hay enemigo mayor que el sentimiento de individualidad (ahamkāra)”.

“Aprendiendo el alfabeto, con práctica, se pueden dominar todas las ciencias; igualmente, mediante el dominio primero del Hatha Yoga se adquiere al final el conocimiento de la verdad que libera el alma de la esclavitud”.

“De acuerdo con los actos, buenos o malos, se producen los cuerpos de todos los seres vivos, y los cuerpos dan origen a las acciones (el karma que conduce al renacimiento). De esta manera, el ciclo se repite como el continuo girar de la rueda de un molino de agua”.

“Igual que sube y baja la rueda de un molino al sacar agua del pozo movida por los pistones (llenando y vaciando una y otra vez los baldes), así el alma (jīvātman) pasa a través de la vida y la muerte movida por sus acciones (karma)”.

“Pero el cuerpo degenera pronto en este mundo, como una vasija de barro fresco sumergida en el agua. Fortalécelo con el fuego del adiestramiento (Ghaṭasthā Yoga) que vigoriza y purifica el cuerpo”.

 

La vía de los siete pasos.

El Gheranda Samhita enseña una disciplina de siete pasos (llamada saptasadhana) y describe no menos de treinta y dos posturas (asanas) y veinticinco “sellos” (mudras). La parte mas original de este trabajo es el extenso tratamiento de las técnicas de purificación (sodhana).

Los siete pasos de este adiestramiento psicofisiológico son los siguientes:

1. Purificación (kriya): se adquiere con la práctica regular de los seis kriyas, que son practicas de purificación entre las que se incluye la limpieza nasal o la limpieza del tracto gastro-intestinal.
2. Fortalecimiento (drdhata): se consigue mediante asanas, que son posturas de Hatha Yoga
3. Estabilidad o firmeza (sthirata): se consigue mediante mudras, que son gestos realizados con las manos.
4. Calma (dhirata): se consigue mediante pratyahara, que es el control de los sentidos
5. Ligereza (laghima): se consigue mediante pranayama, que persigue el control de la respiración
6. Percepción correcta (pratyaksatva): se consigue mediante dhyana, un tipo concreto de meditación.
7. Soledad (nirliptata): se consigue mediante samadhi, un estado de conciencia que propicia la unidad con el Todo.

asanas

 


Sobre la autora:
NonaNona Rubio es colaboradora de Sociedad Geográfica de las Indias. Le apasiona viajar y nos cuenta historias que hablan de un país inabarcable con el que hay que ser paciente si lo que pretendemos es conocerlo por dentro. Para más información: [Quiénes somos]

Comentarios

  1. kARINA

    Me resultó muy inspirador el resumen del Maestro, sobre todo, descubrir que el el enemigo más temido es la individualidad, el sentimiento de aislamiento, lo contrario al Todo, que en definitiva, es la ilusión de lejanía del Amor.
    Gracias

Responder