Aventuras “no evidentes” en nuestra casa de Delhi

Aventuras “no evidentes” en nuestra casa de Delhi
Califica este artículo

< Viene de: Instalándose en Delhi: buscando casa.

Y bien, una vez instalados en Delhi, empieza el tema no menos fundamental de equipar la casa y aunque parezca mentira… ¡“entenderla”!
¡Si!, en cada país las casas tienen un “ser” diferente y único. Y si no lo conoces y lo que es más importante, lo entiendes, la casa de tus sueños puede convertirse en una película de las de Polstergeist a la más pura usanza yanqui…

Veamos, ¿quién puede saber si no se lo explican previamente, que dos pequeños, pequeñísimos interruptores, que normalmente están situados en algún rincón escondido de la cocina, corresponden a los tanques de agua de la casa o edificio? Es más… ¿que si no los enciendes cada día, llegará un momento en el que de los grifos de toda la casa no salga ni aire…?
Una vez que se sabe es sencillo, pero hace falta que te lo digan. Y en Delhi por lo que estoy viendo la gente en general piensa que en el resto del mundo todas las cosas funcionan exactamente igual que aquí (aunque… ¡así es básicamente lo que solemos pensar todos!). O sea, no tiene sentido para ellos explicarnos lo evidente, ya que todas nuestras casas en España o en cualquier lugar del mundo seguro deberían estar dotadas del mismo sistema de interruptores de agua que las de aquí…
A nosotros nos costó averiguarlo dos días sin agua y a 45 grados de temperatura, hasta que al propietario, supongo que cansado ya de nuestras quejas y a punto de llamar a todos los fontaneros de Delhi, se le ocurrió preguntarnos- “¿Habéis encendido los pequeños, minúsculos interruptores de la cocina…?”.
“¿Interruptores?, ¿qué interruptores?, ¿por qué?”, contesté yo presa del pánico.
“¡Ah!, son los interruptores que ponen en marcha el motor que a su vez permite que los tanques se llenen de agua dos veces al día, las dos únicas veces en que por un par de horas hay agua de la municipalidad…”
Esa fue su respuesta, pero por supuesto con un “tonillo” que dejaba claro lo que pensaba: “¡Hay que ser tonto para no saber esto..!” En fin, ahora lo sé y vosotros también.

Miniducha junto al WC

Lo mismo ocurre con las mini-duchas (no las duchas de verdad) que existen en todos los baños de todas las casas (incluso en las de diseño más moderno y minimalista) y que se sitúan al lado del water…. Esta es otra “curiosidad” que nos hace a todos los extranjeros abrir los ojos como platos y a todos los indios sonreírse en sus adentros… porque aunque el sentido de dicha mini-ducha puede deducirse casi al instante (por su ubicación), no es tan fácil de deducir su forma de utilización…
Pero claro, ¡a ver quien es el majo/a que se atreve a preguntar!, así que la cosa queda en intercambio de sonrisas y búsqueda rápida y exhaustiva de una toallita cercana (¡que nunca hay!) o del rollo de papel higiénico… Para mi consuelo debo decir que en casi todos los baños existen los dos sistemas: el del papel higiénico y el de la mini-ducha, así que todos contentos. (Para más información sobre el “temita” os aconsejo que leáis en este mismo blog a Amarjeet Singh, ¡es genial!)
También debo reconocer que con un poco de imaginación pueden encontrarse otros usos alternativos a la mini-ducha, o si no que se lo pregunten a mis hijos que la utilizan para lavarse los pies o sentarse en el suelo y refrescarse… Y por supuesto para sus famosas batallas de agua…, ¡bañera y lavabo contra mini-ducha… ¡¡Niñooos!!

Enchufes en casaOtra cosa siempre asombrosa es la multitud, infinidad diría yo de interruptores que hay en cada habitación. Ahora mismo escribo desde una pequeña sala, desde mi mesa miro la caja de los interruptores que está a la derecha de la puerta y los cuento: 1, 2, 3, 4, 5 y 6.
Seis interruptores y estoy en una habitación enana con un ventilador y dos lámparas. ¿¿?? ¿Por qué tantos? Misterios de la India. Ni los mismos propietarios supieron explicarnos el uso de cada uno de los 50 interruptores que hay en total en la casa (de 3 dormitorios + 1 salón). En fin… yo después de un año aún sigo entreteniéndome investigando…

Otra cosa para terminar el apartado de “la electricidad y sus misterios en India”: ¿alguien puede entender por qué los electrodomésticos (frigorífico, microondas, cafetera, etc.) siempre tienen el cable corto, muy corto…? ¿Y por qué siempre está situado en la parte trasera, a la izquierda… mientras que los enchufes están todos pegados a las paredes en el lado de la derecha…?
Simplificando, colocas la nevera en el hueco y es absolutamente imposible enchufarla porque el cable no llega… uffffffff… entonces te dices: bueno, calma, voy a concentrarme en la cafetera que será más fácil… Y ¡plof! Lo mismo… ya del ufffff, voy pasando al ahhhhhh… y el ahhhhhh se acaba convirtiendo en ayyyyy cuando compruebo que ¡me vuelve a suceder exactamente igual cuando trato de encender el microondas…!

Así que otra lección a retener: compra alargadores o llama a un electricista porque lo único que se puede hacer es ¡cambiar los enchufes de sitio o cambiar el cable!

En fin… pequeños detalles del “ser propio” de las casas indias, que como todo en la vida, una vez que se conoce y se entiende… ¡hasta se acaba queriendo!


Sobre la autora:
María JoséMaría José Morales y su familia viven en India desde 2009. Suele decir que lleva 20 años aprendiendo y que le encanta hacerlo. En este blog ofrece su particular forma de ver las cosas desde dentro, como mujer, española, trabajadora y madre de 3 hijos deseando y dispuesta a hacer de India su nuevo hogar. Para más información: [Quiénes somos]

Comentarios

  1. Luis

    Muy bueno. Parece la única forma sana de tomárselo, con sentido del humor. Otra actitud cualquiera desembocaría en la histeria. Me he reido mucho imaginando las situaciones descritas. Parece que hay que contar con un “Señor Lobo” para instalarse en la India. No es la religión, la cultura, la mentalidad, las costumbres…, son los enchufes lo que realmente separa oriente de occidente.

  2. Asunción

    Me encanta que exliques tu experiencia en la india. Me encanta este pais y saber cosas. Gracias Maria Jose

  3. Marta

    Jajaja, ¿por qué seremos tan complejos los humanos? La cosa es que solo lo descubrimos en otros paises… y cada uno lleva lo suyo.
    Gracias por este buen rato.

Responder