India con niños: ¿quién dijo que no es posible?

India con niños: ¿quién dijo que no es posible?
5 (100%) 3 votes

Escrito por: Eva del Amo

Viajar a India con niños no solo es posible, sino que se convierte en toda una lección de vida para los más pequeños, que observarán con ojos curiosos todo lo que suceda a su alrededor.

Child at Kesava Temple Somanathpur (Karnataka, India)

© freebird


Naturaleza en estado puro, divertidos trayectos en tuc-tuc, monumentos que cortan la respiración y sonrisas por doquier. La India tiene mucho que ofrecer no solo a los adultos, sino también a los niños, y quienes viajan en familia a este país comprueban que hacerlo no solo es factible, sino también muy recomendable para los más pequeños. El secreto está en confiar la organización de nuestro viaje a especialistas, que nos pueden recomendar los mejores lugares para visitar con nuestros hijos, las visitas más interesantes y experiencias con valor pedagógico.

En el país de Mowgli todo es posible. Desde ascender al Fuerte Amber en Jaipur a lomos de un elefante, hasta visitar el Gurdawara Bangla Sahib, el templo sij más importante de Delhi, donde los niños podrán caminar descalzos y se quedarán asombrados al observar hombres de imponentes turbantes y largas barbas purificándose con el agua sagrada. A unos metros podremos llevar a los niños hasta las cocinas del Templo, donde a diario salen miles y miles de raciones de comida… un lugar donde se quedarán boquiabiertos…

The child with prayer wheel

© Nevil Zaveri

Un paseo en tuc-tuc se convierte en una divertida experiencia para los más pequeños. Y si el día se hace cansado, nada mejor que relajarse con un baño en la espectacular piscina de nuestro hotel. A nuestra llegada a determinados hoteles (y templos) es habitual que se nos obsequie con un collar de flores perfumadas alrededor del cuello. Todo un símbolo de bienvenida que marcará la estancia en un país donde los niños son muy bien recibidos.

En Agra es obligatoria la visita al Taj Mahal, el hermoso cenotafio tantas veces plasmado en los libros de texto, al que los niños llegarán, en vez de en su coche, en una carroza tradicional. También podemos alimentar la parte más exploradora, realizando una expedición en busca del famoso tigre blanco que aparece en el Libro de la Selva, de Rudyard Kipling. Toda una aventura a bordo de un jeep que dejará a los pequeños un imborrable recuerdo.

Y tras un recorrido cultural, ¿qué mejor que unos días de descanso en plena naturaleza? En Goa encontraremos kilómetros y kilómetros de infinitas playas de arena blanca. Nos esperan un montón de actividades al aire libre, desde bucear para contemplar peces de corales a recorrer laberintos de bambú, pasando por la observación de loros y perezosos cocodrilos que permanecen totalmente estáticos a la orilla de los ríos, como posando para una foto.

A little girl at the Baga Beach (Goa, India)

© nehasingh7

En un viaje con niños a India impera el sentido común y el conocimiento: el cuidado con las horas del día en las que realizar las visitas para que los pequeños no sientan calor, cuidando la hidratación y vistiéndolos con ropa adecuada. La alimentación tampoco constituye un problema, porque en las ciudades, y en la mayor parte de los hoteles, es posible encontrar comida internacional.

Pero si algo aprenden los niños durante su estancia en India es a valorar las amplias y sinceras sonrisas de otros muchachos de su edad, que se mostrarán expectantes ante su presencia. Una manera diferente de entender el día a día. Una lección de vida a la vuelta de cada esquina, en un viaje que los pequeños no olvidarán jamás.

Comentarios

  1. SGI Autor

    Hola Nadia, Acabamos de responderle al correo que nos facilitó con más información. Atentamente, Sociedad Geográfica de las Indias.

  2. Nadia

    Hola estamos organizando un viaje con dos niños a india y nos gustaria conocer su propiesta. Gracias!

  3. SGI Autor

    Hola, Aida
    India es un gran viaje para niños, siempre que se escoja un viaje adaptado a ello, hecho por especialistas y conocedores del destino. Viajando así, tus niñas realmente podrían viajar por todo el país…
    Nosotros te podemos sugerir unas líneas generales que es lo que habitualmente hacemos en este tipo de viajes:
    1. Realizar un viaje de unos 10-14 días, no más.
    2. No cargar demasiados kilómetros de ruta.
    3. Mezclar la India mágica de palacios, fuertes, camellos, elefantes y maharajás con la India más sencilla y elemental.
    4. Introducir actividades más allá de lo monumental, que permitan una interacción entre las pequeñas y los niños indios, así como actividades tipo teatro, conocer una escuela india, …
    5. Utilizar buenos hoteles cuidando de que todos ellos dispongan de zonas verdes y piscinas.

    En todo caso, lo mejor es asesorarte de manera personal, ya que el viaje con más éxito es el más personalizado, adaptado al 100% a vuestros intereses.

    Si lo deseas, puedes contactarnos aquí:

    http://www.viajes-india.org/sociedad-geografica-de-las-indias/mas-informacion.php

    ¡Saludos y gracias por tu comentario!

  4. aida puig martin

    hola. estuve en la india hace tres años y me quede enamorada de este pais. tengo dos niñas de once años , a las cuales me gustaria llevar. me gustria obtener mas infomacion de como lo organizan y a que sitios estan especializados en este pais para viajar con niños.

Responder