Festivales de Nepal. ¡Únete a la fiesta!

Festivales de Nepal. ¡Únete a la fiesta!
Califica este artículo

Escrito por: Eva del Amo

Los habitantes de Nepal siempre tienen un motivo que celebrar. A los más importantes festivales del budismo y el hinduismo se le unen las pequeñas fiestas locales, toda una explosión de música, color y tradición.

Es raro ir a Nepal y no ser testigo de un festival. Los hay de todo tipo y por motivos religiosos, sociales o simplemente prácticos. Si la lluvia tarda en llegar, se la convoca con cánticos. Si hay que dar gracias a un dios por las bondades recibidas o celebrar un cambio de estación, se hace bailando. El carácter alegre y abierto de los nepalíes hace posible una abrumadora fiesta en las calles, con rituales y ceremonias que nos dejarán asombrados.

© Sundar1


En enero tiene lugar Maghe Sankranti, donde los nepalíes invocan a un calor todavía lejano, pero símbolo de la salud y la buena fortuna. Un mes más tarde, Fagun Purnima constituye toda una explosión de color, mientras que Maha Shiva Ratri, mucho más austera, nos deja la imagen de saddhus andando desnudos por las calles de Kathmandú, en honor a la sencillez con la que vivió Shiva.

Mata Tirtha Snan, en abril, es como nuestro Día de la Madre, mientras que Gokarna Aunsi es como el Día del Padre. Ambos se celebran en luna nueva y constituyen un momento ideal para observar el marcado sentimiento familiar de los nepalíes. También en luna nueva, pero esta vez en mayo, se celebra la fiesta budista Buddha Jayanti, todo un placer para los sentidos.

Hay festivales por motivos muy concretos, como los que marcan la entrada a la religión hindú, y otros específicos para mujeres, como el Teej Ko Darkhane Din, en donde las féminas rezan en el templo de Pashupatinath por la felicidad de su matrimonio y el bienestar de sus hijos, bailando sin parar con sus saris rojos a pesar del calor que hace durante su celebración, en agosto. Ese mismo mes se celebra Gaijatra, en el que se adora a Jamaraj, Dios de la Muerte.

© Yurgan Vishujoyshe

El festival más multitudinario e importante de Nepal es Dashain, que tiene lugar en septiembre. Durante quince días, gente de todas las regiones y castas coinciden en el momento de hacer ofrendas a la diosa Durga, a la que se baña con la sangre de los animales sacrificados. Y del rojo al alegre colorido de Tihar, que en el mes de octubre ilumina las calles con miles de velas.

Otro festival que merece la pena contemplar es Sri Krishna Janmastami, que conmemora el nacimiento de Krishna, la octava encarnación de Vishnu, el protector. Los hindúes acuden a Patan, en Katmandú, donde son bendecidos mientras cantan, bailan y rezan a partes iguales. En Pancha Kumari, en cambio, la fiesta se concentra en torno a las niñas, que son vestidas como Kumari, la diosa virgen.

© Nirmal Dulal

Hay festivales, como los que tienen lugar en los ríos sagrados de Panauti, que se celebran una vez cada doce años. Si tu visita coincide con alguno de ellos, te sentirás el viajero más afortunado del planeta. ¡Consulta a tu asesor de viajes!

Responder