Origen de Nepal: la leyenda del valle de Katmandú

Origen de Nepal: la leyenda del valle de Katmandú
3.3 (65.33%) 15 votes

Escrito por: Lorena Pérez

¿Conoces la leyenda sobre el origen de Nepal? Un lago turquesa, una flor de loto y santos peregrinos protagonizan la historia de cómo se fundó el país.

Origen de Nepal - Valle Katmandu

© Mike Behnken

Al igual que ocurre en otras regiones del globo, los nepalíes cuentan con su propia leyenda sobre la fundación y el origen de Nepal. Existen dos versiones que varían si el narrador es budista o hinduista, aunque ambos relatos sobre el origen de Nepal están repletos de magia y encanto, legado de una cultura milenaria que aúna de forma excepcional historia y fábulas.

Cuenta la leyenda que el origen de Nepal se localiza en el valle de Katmandú cuando sus zonas más bajas estaban anegadas por un gigantesco lago de aguas cristalinas color turquesa. En el centro de este gran lago creció una enorme flor de loto que irradiaba una luz divina, forma en la que se manifestaba Swayambhu, el buda primigenio. Era tal la belleza del lago y de esta gran flor que miles de peregrinos de regiones vecinas se acercaban al lugar para admirar tan increíble paisaje y venerar, aunque fuera desde la alejada orilla, a esa flor divina.

Origen de Nepal

© Dhilung Kirat

Llegados a este punto, la leyenda sobre el origen de Nepal varía según la religión del que la cuenta. Por un lado tenemos a los nepalíes budistas, quienes afirman que fue el bodhisattva de la sabiduría Manjusri, discípulo real del Buda Gautama, quien tuvo una visión sobre esta deslumbrante flor de loto y decidió viajar desde China hasta el lago para adorarla. Al comprobar que el lugar era un concurrido punto de peregrinación y veneración de la flor, decidió drenar el lago para conseguir que todos pudieran estar más cerca de esa gran fuente de luz. Así, Manjushri cortó con su santa espada una de las montañas del valle para que el agua se deslizará colina abajo y la flor fuera alcanzable al posarse sobre la tierra. La colina drenada es el actual valle de Katmandú y en el punto exacto donde se posó la flor se construyó la estupa de Swayambhunath, conocida actualmente como “el templo de los monos” por la gran cantidad de estos animales que viven en él. Este punto se convirtió en uno de los lugares más sagrados para todos los budistas.

Origen de Nepal -Valle Katmandú -

© *saipal

Origen de Nepal

© Sebastian Werner

Pero, por otra parte, los hinduistas tienen su propia versión de la leyenda sobre el origen de Nepal con sus propios dioses como protagonistas de la historia. Así, afirman que el país pudo fundarse gracias a Krishna, una de las reencarnaciones del dios Vishnú, quien lanzó sobre esta montaña un potente rayo para liberar todo el agua que contenía el valle.

Como todos sabemos, las leyendas no dejan de ser historias que pasan de generación en generación intentando dar mágicas explicaciones a diferentes creaciones y situaciones. Lógicamente, nadie ha podido demostrar que un rayo o una espada cortaran la montaña tiempo atrás permitiendo explicar el origen de Nepal, lo que si han confirmado estudios geológicos es que el valle de Katmandú albergó un lago y que una estrecha garganta pudo ser su punto de drenaje. ¿Será este pequeño desfiladero el verdadero origen de Nepal?

¿Sabías que en Bután la felicidad se mide como si de una tasa de bienestar se tratase?

Entérate Aquí



Responder