Saheliyon Ki Bari: El jardín más bonito de India está en Udaipur

Saheliyon Ki Bari

Las antiguas doncellas acudían a los chhatris de Saheliyon Ki Bari cuyas fuentes simulaban un efecto lluvia relajante y poético. © Udaipur Tourism



Considerado como uno de los jardines más bellos no solo de India sino del mundo, Saheliyon Ki Bari reluce al norte de la ciudad de Udaipur entre chhatris, leyendas y bellas panorámicas.

Escrito por: Alberto Piernas

Qué ver en Saheliyon Ki Bari en Udaipur

Udaipur, Jardín de las Doncellas

Uno de los elefantes de mármol de Saheliyon Ki Bari © Chrissy H

Imagina un lago diáfano salpicado de lotos. El canto de un pavo real de fondo y allí, en el momento más inesperado, el sonido del agua brotando de un típico pabellón rajastaní (el conocido como chhatri) que simula una lluvia aislada. Matices que pertenecen a Saheliyon Ki Bari, el jardín más bello de Udaipur, la también conocida como «Ciudad de los Lagos» de India.

Ubicado en la ribera del lago Fateh Sagar, Saheliyon Ki Bari supone un oasis en el corazón de las áridas tierras del estado de Rajastán. Erigido entre 1710 y 1734 por el Maharana Sangram Singh, la leyenda cuenta que el propio dirigente mandó a construir este jardín a su reina, la cual llegó acompañada de 48 cortesanas. De esta forma, el jardín sería concebido como un espacio de recreo para las damas de la corte a fin de mantenerlas distraídas y alejadas de las intrigas políticas de palacio. Fue así como comenzó a ser conocido como Jardín de las Doncellas.

Saheliyon Ki Bari

Una de las fuentes ornamentadas del jardín. © Watana

El resultado de tan sutil regalo eclosiona hoy evocando un paraíso ornamental y natural único en la ciudad de Udaipur. Abierto todos los días entre las 9 de la mañana y las 7 de la tarde, Saheliyon Ki Bari cuenta con diferentes fuentes cedidas por el imperio británico y repartidas en cuatro piscinas diferentes, además de esculturas de elefantes en mármol, varios chhatris e incluso un trono de mármol .

Además, el jardín cuenta con un museo dentro del propio recinto que ofrece diferentes colecciones de objetos pertenecientes a la Familia Real, entre ellos fotografías y esculturas de animales.

Un pequeño paraíso en la Tierra donde el mayor deleite consiste en dejarse llevar entre su buganvilla y lotos fragantes. Por la misma emoción que una vez experimentaron las cortesanas de la corte bailando en secreto bajo la lluvia que irradiaban sus majestuosas fuentes.

¿Te gustaría visitar este jardín con un guía privado durante tu viaje a India?

¿Quieres que te diseñemos un viaje exclusivo al Subcontinente Indio?

Responder