Orfanato de elefantes en Sri Lanka. Pinnawala. (2/13 parte)

Orfanato de elefantes en Sri Lanka. Pinnawala. (2/13 parte)
5 (100%) 4 votes

Luego de dos horas de camino por carreteras angostas pero bien cuidadas llego a Pinnawala, donde se ubica el orfanato de elefantes en Sri Lanka. 

Viene de: Información básica sobre Sri Lanka. (1ª parte)

Escrito por: Piedad Santos Gómez

Orfanato de elefantes en Sri Lanka

Orfanato de elefantes en Sri Lanka

© Piedad Santos Gómez

Hay 300 ejemplares que no tienen otro destino que vivir y morir en el orfanato. Son cuidados con ayudas del Estado y ONG´s privadas. Lo más divertido es ver cómo alimentan los bebés con enormes biberones. Tienen estos animalitos un apetito igual de grande a sus cuerpos. Se toman 35 biberones al día mientras propios y extraños con cámara en mano graban o registran la forma como estos inmensos bebés se alimentan.

Y qué decir cuando en grupos de 40 animales bajan hasta el río a tomar una hora de su acostumbrado y diario baño. Son estimulados con una enorme manguera como de las de apagar incendios.

Orfanato de elefantes en Sri Lanka

© Sociedad Geográfica de las Indias by Patrycja Zbierska

Los grandes machos son separados por sus cuidadores y ubicados en diferentes puntos de la amplia rivera para que tomen su baño en soledad; esto con el fin de evitar enfrentamientos por las hembras. Los demás si pueden interactuar, meterse de cabeza en el agua, sacar la punta del moco y ducharse con su propia y natural manguera. La temperatura del lugar es de 30-32º y a todos los presentes nos apetece un baño pero sólo los cuidadores pueden interactuar con estos hermosos animales salvajes de Sri Lanka, no son amaestrados por eso tienen tanto cuidado que la gente no se acerque mucho a ellos.

Tras visitar el Orfanato de elefantes en Sri Lanka: carretera, agua de coco y frutas exóticas

Nuevamente retomo la carretera. Observo camiones cargando cáscara de coco que utilizan para hacer los techos de las casas o cocinar. También muchas ventas pequeñas de frutas como el rambután, el mangostino y por supuesto el coco de agua, de color naranja. El precio es muy parecido al de nuestras plazas de mercado, un coco por 3.000 pesos y el rambután, porque no llega hasta nuestra querida Bucaramanga se convierte en mi objetivo número uno a la hora de comprar fruta. ¿Su precio? 12 pelotas de rambután por 200 rupias singalesas, es decir, unos 4000 pesos nuestros.

Continúa: Naturaleza y masaje ayurvédico en Habarana en Sri Lanka (3ª parte)

*Piedad Santos Gómez es una viajera colombiana que, de la mano de Sociedad Geográfica de las Indias, ha recorrido ya grandes países como India (Norte y Sur), Dubái o Sri Lanka. En sus relatos describe tanto los aspectos prácticos del país que visita, como todas sus experiencias vividas en el viaje.

Responder