Cuándo viajar a Sri Lanka: cientos de posibilidades

Cuándo viajar a Sri Lanka: cientos de posibilidades
5 (100%) 12 votes

¿Te preguntas cuándo viajar a Sri Lanka? En la isla favorita de Marco Polo existe un lugar para cada persona y momento del año. Y es que la bella “Lágrima de la India” reúne los elementos necesarios para disfrutar durante cualquiera de los siguientes doce meses. Cultura, playa y naturaleza, tres aspectos a disfrutar de forma diferente según el momento que elijas para volar a este paraíso de luz y color.

¿Aún no sabes cuándo viajar a Sri Lanka ?

10 curiosidades de Sri Lanka - Hikaduwa Beach

©Iris Liu

Viajar a Sri Lanka en enero supone elegir la, posiblemente, mejor fecha para visitar la isla, no solo por el hecho de que dos de sus festivales más importantes, el Duruthu Full Moon Poya, el cual celebra la primera llegada de Buda a la isla, o el Tamil Thai Pongal, o festival de la cosecha del arroz, tengan lugar durante este mes, sino porque la media de 30º que alcanza la isla os permitirá disfrutar de las mejores playas de Sri Lanka. Un clima de ensueño que continúa si decides viajar a Sri Lanka en febrero, mes durante el que tienen lugar las celebraciones del Navam Poya entre colores y elefantes. Una cita perfecta para enlazar con una visita al Triángulo Cultural formado por las ciudades sagradas de Anuradhapura, Polonnaruwa y Kandy, lugares que envuelven otros como la imponente roca de Sigiriya y Dambulla.

10 curiosidades de Sri Lanka - Sigiriya - Cuándo viajar a Sri Lanka

©Wikipedia Commons

Si decides viajar a Sri Lanka en marzo te gustará saber que se trata de la mejor época para avistar animales en Sri Lanka al llegar la época seca, momento en el que las ballenas se dejan ver en la costa de Mirissa y los delfines en Kalpitiya, por no hablar de las aves migratorias de Wilpattu o los elefantes en el Parque Nacional de Yala. La espiritualidad se apoderará de ti si decides viajar a Sri Lanka en abril, momento ideal para iniciar el peregrinaje al famoso Pico de Adán (o Sri Pada) coincidiendo con la llegada del Bak Poya, el Nuevo Año tamil y singalés. Si te animas a viajar a Sri Lanka en mayo encontrarás la paz que deja el bullicioso abril y el verdor de unos campos de té de Nuwara Eliya que regalan algunos de los perfumes y aromas más característicos de la isla.

viajar a Sri Lanka en septiembre - Elefantes en Sri Lanka - Cuándo viajar a Sri Lanka

© Amila Tennakoon

¿ Cuándo viajar a Sri Lanka para presenciar el famoso “The Gathering”?

Viajar a Sri Lanka en junio tiene un nombre: “The Gathering“, o la migración masiva de los más de siete mil elefantes que aguarda en la isla, siendo la del Parque Nacional de Minneriya una de las más espectaculares, al mismo tiempo que avistar ballenas en Sri Lanka es aún posible, especialmente al este de la isla. Llegan las vacaciones de verano, y viajar a Sri Lanka en julio se convierte en todo un acierto dadas las temperaturas cálidas que mantienen su playas y encantos culturales de interior, concretamente Kandy, el destino ideal si decides viajar a Sri Lanka en agosto. El motivo no es otro que la presencia del Esala Perahera, festival que conmemora la presencia del Diente de Buda que custodia el templo de la ciudad. Una celebración que se despliega en forma de juegos pirotécnicos, danzas típicas y elefantes engalanados recorriendo las calles.

Además, las playas de la zona de Trincomalee relucen más que nunca y la vida salvaje de sus parques naturales, desde los leopardos de Wilpattu hasta los elefantes de Yala, alimentan un ecosistema lleno de vida y belleza.

Viajar a Sri Lanka en abril. Recolección de té - Cuándo viajar a Sri Lanka

©jürgen Scheffler

Si, en tu caso, aún no podías elegir cuándo viajar a Sri Lanka y arrastras vacaciones tardías, viajar a Sri Lanka en septiembre es una inmejorable oportunidad para disfrutar de sus playas, seguir el rastro de su fauna y deleitarse con los mercados de Colombo o el encanto histórico de las murallas de Galle.

Viajar a Sri Lanka en enero - Cuevas de Dambulla - Cuándo viajar a Sri Lanka

©Patty Ho

Viajar a Sri Lanka en octubre es sinónimo de naturaleza, que se trata de la temporada de migración de aves en Uda Walawe, si bien el leopardo se deja ver con mayor frecuencia en Wilpattu; todo ello sin olvidarnos de las luces y música que ya comienzan a apoderarse de la isla. Un ambiente festivo que explota con Diwali, momento en que el trópico se llena de velas y buenos deseos si decides viajar a Sri Lanka en noviembre. ¿Y unas Navidades diferentes? ¿Por qué no viajar a Sri Lanka en diciembre y sustituir los abetos por cocoteros y la nieve por playas como Unawatuna o Mirissa? Porque sí, viajar a Sri Lanka en Navidad significa calidez eterna, naturaleza en constante movimiento… la isla que se adapta a cada necesidad y momento del año.

¿Quieres que te diseñemos un viaje exclusivo al Subcontinente Indio?

Responder