Historia de Anantapur antes y después de llegar Vicente Ferrer

Historia de Anantapur antes y después de llegar Vicente Ferrer
5 (100%) 15 votes

La historia de Anantapur, paradigma de la India rural, ha sido testigo de cómo un territorio, de los más pobres de la India, puede sufrir una transformación milagrosa y conseguir un lugar en el mapa mundial gracias a la lucha por el cambio liderada por Vicente Ferrer.

Escrito por: Esther Pardo

Estoy seguro de que ninguna buena acción se pierde en este mundo. En algún lugar, quedará para siempre. Y ese lugar es Anantapur”. Esta cita de Vicente Ferrer, que rezaba como epitafio sobre el cuerpo sin vida del ex jesuita, fue el motor de su vida y las palabras. También es la declaración de amor y compromiso de un hombre con una tierra: Anantapur.

historia de Anantapur

© Anna


Situado en el estado de Andhra Pradesh, kilómetros de llanura seca y baldía habitada por los desheredados se extendían en el horizonte de esta región del estado más vasto y pobre. Analfabetismo, sequía y discriminación de los dálits (los intocables) eran sus señas de identidad. Las perspectivas eran tan desalentadoras para los pobladores de esta zona que su propio gobierno les emplazó a que abandonaran el lugar en el que habían nacido y emigraran en busca de una zona mejor. Anantapur no tenía esperanza de vida. Nadie iba a ayudar a “La Ciudad del Infinito”, como se la conoce en telugu, el idioma oficial de este rincón del mundo. Por eso, por ser un lugar abandonado por todos, pudo arribar Vicente Ferrer en 1969, tres meses después de ser expulsado de la India por su “revolución silenciosa“.

historia de Anantapur

© Heather Cowper

Allí, junto a Anna, quien más tarde se convertiría en su esposa, el paisaje seco empezó a transformarse. El proyecto del “Father”, como empezaron a llamarle sus vecinos, no era otro que el de cambiar una geografía y con ello conseguir un cambio interno en la mentalidad de sus gentes.

Para ello, el primer objetivo fue el de llevar el agua. Así empezaron la construcción de los pozos en el segundo terreno más árido del país, después del desierto del Rajastán. De ahí se pasó a las estructuras hídricas y a los horticultivos y ahora un 75% de su población puede vivir de la agricultura.

historia de Anantapur

© Sergi Hill

Pero si alguien puede reflejar en su vida el punto de inflexión que supuso la llegada de Ferrer al distrito estos son los dálits.

A pesar de que la constitución india de 1949 prohíbe la intocabilidad, ésta seguía existiendo. Por eso, ellos fueron otro de sus objetivos. Conseguir dignificar a las castas más pobres dándoles trabajo y un trato igualitario es una tarea que continúa a día de hoy, junto a modificar la visión que se tiene de la mujer. Para lograrlo, nuevos edificios aparecieron en el paisaje de Anantapur: las escuelas.

historia de Anantapur

© Pepe Pont

La educación de los más pequeños y de las mujeres pasó a ser una de las piezas clave en las que se basó el cambio en la historia de Anantapur. Hasta el punto de convertirse en un destino turístico al que dirigirse para contemplar, no impresionantes obras arquitectónicas, pero sí las casas de quienes antes no tenían nada. No espectaculares templos, pero sí el arraigo a una tierra ahora con árboles frutales. Y es que la historia de Anantapur, epicentro de un sueño, sigue llena de vida en el siglo XXI.

Sociedad Geográfica de las Indias visita habitualmente los proyectos e instalaciones de la Fundación Vicente Ferrer en Anatapur, con aquellos viajeros que lo desean.

Estas son las imágenes que Patri y Javi, nuestros queridos viajeros, compartieron con nosotros, tras su emotivo viaje a Fundación Vicente Ferrer. Su viaje por la India y Nepal finalizó en Anantapur, en el Campus de la Fundación, donde conocieron al niño que habían apadrinado.

Y si quieres saber más sobre la Fundación Vicente Ferrer, puedes ver este documental de TVE:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/vicente-ferrer/

¿Quieres que te diseñemos un viaje exclusivo al Subcontinente Indio?

Responder