Más allá de Bollywood, el cine de autor

Más allá de la gran industria cinematográfica india existe otro cine inspirado en la controvertida realidad social del país. Satyajit Ray es uno de los padres indiscutibles de estos documentos etnográficos.

Satyajit Ray, Making off Aparajito

Fotografía tomada durante el making off de 'Aparajito', de Satyajit Ray



Fuera del encorsetado universo de la factoría Bollywood, los cineastas indios exploran ideas en torno a la migración, las castas, las clases sociales, la sexualidad y la religión, desafiando formas de ver y entender la cultura y cuestionando los grandes sistemas sociales.

Las películas de autor, que crecen al margen de las expectativas ideológicas y estéticas de la gran industria, se convierten en auténticos documentos etnográficos de los contextos económicos y sociopolíticos de sus creadores.

La lista de cineastas, clásicos y contemporáneos, cuyas películas y documentales han arrojado luz sobre ese otro lado, menos lustroso y festivo que el que suelen retratar las súper producciones bollywoodienses, no es corta. Ritwik Ghatak, Bimal Roy, Mrinal Sen, Shyam Benegal, Mira Nair, Kumar Shahani, Anand Patwardhan, Amitabh Chakraborty, Avinash Deshpande, o Pramod Gupta, son sólo algunos nombres que nadan al margen de la corriente principal.

Pero si alguien merece encabezar la lista del cine indio de autor es Satyajit Ray (Calcuta, 1921-1992). Su obra es, sin duda, un buen punto de partida para adentrarse en el cine independiente “made in India”.

Satyajit Ray. De la “Trilogía de Apu” a “Charulata”.

El cineasta bengalí consiguió once premios internacionales con su debut cinematográfico “Pather Panchali” (La canción del camino), entre ellos la Palma de Oro de Cannes al mejor documento humano. Junto con “Aparajito” y “Apur Sansar”, “Pather Panchali” forma la “Trilogía de Apu”, obra maestra de Ray y un documento imprescindible en la historia del cine independiente indio.
Aunque la obra de Ray tiene un interés humano universal, la vida de las diversas clases sociales de Bengala, el conflicto entre los valores tradicionales y contemporáneos, o los efectos de las cambiantes condiciones económicas y políticas del país, son algunos de los temas recurrentes en su obra.

En 1964 Ray rodó “Charulata” (La esposa solitaria) basada en “Nastanirh”, una historia corta de Tagore. La filmación narra la vida de Charu, una esposa solitaria en la Bengala del siglo XIX. La cinta, referida a menudo como su obra maestra, es según palabras del propio Ray “su trabajo con menos errores”. Es más, se atrevió a decir que “si tuviese la oportunidad de realizarla de nuevo, la haría exactamente de la misma manera”.

Escenas de “Charulata” (pulsa aquí si no ves el video correctamente):

Una referencia contemporánea en blanco y negro

Ya en el siglo veintiuno, el largometraje “Frozen” (2007), primera producción de Shivajee Chandrabhushan, es un magnífico exponente de la aún pequeña contracorriente “Off Bollywood”. Un ejercicio en blanco y negro que combina pulcramente los impresionantes paisajes del Himalaya con sugerentes primeros planos de actores no profesionales y pocas palabras.

“Frozen” es un relato intimista que refleja las duras condiciones de unos habitantes que recorren a diario kilómetros de zona montañosa para vender sus productos o abastecerse de agua. El equipo de rodaje fue testigo directo de las dificultades que suponen 5.000 metros de altitud y 25 grados bajo cero de temperatura media.

Trailer de “Frozen” (pulsa aquí si no ves el video correctamente):


Sobre la autora:
NonaNona Rubio es colaboradora de Sociedad Geográfica de las Indias. Le apasiona viajar y nos cuenta historias que hablan de un país inabarcable con el que hay que ser paciente si lo que pretendemos es conocerlo por dentro. Para más información: [Quiénes somos]

Responder