El olor de la India: un perfume milenario

El olor de la India: un perfume milenario
Califica este artículo

Escrito por: Enric Donate

La elaboración del perfume en India es un arte que se remonta a las primeras civilizaciones del valle del Indo. El olor de la India es una mezcla a base de aceite de sándalo con el destilado de plantas y flores. Así se crean algunos de los aceites esenciales más refinados del mundo.

El olor de la India - Aceites esenciales

©Seksak Kerdkanno

Al hablar con otros viajeros, no es extraño que te mencionen el olor de la India. El director italiano Pier Paolo Passolini tituló así su crónica de viajes. La intensa huella que dejan las sensaciones que se experimentan en  la India es difícil de igualar. El abanico de colores y texturas, los sabores especiados, dulces o picantes forman parte del recuerdo, pero no hay nada más vívido que el olor de la India.

La producción tradicional de aceites esenciales en India es tan antigua como la  misma civilización del Indo. Los aceites medicados se utilizan en el ayurveda para purificar y regenerar el cuerpo. Mediante el masaje se mueve la energía, se trabajan los chakras y se limpia el aire de negatividad. Centrada originalmente en los usos medicinales, la producción de aceites aromáticos para tratar distintas dolencias hizo populares los perfumes de la India en todo el mundo. Al tradicional olor de la India, el sándalo o el alcanfor, se sumaron nuevos productos en los sucesivos sultanatos musulmanes como el destilado de rosas, jazmín, almizcle o ámbar gris que perfumaban las cortes de los sultanes y los maharajás.

El olor de la india - Frangipani frente al mar

©Anna Martellato

En la India contemporánea, la ciudad de Kannauj en Uttar Pradesh a 200 km de Agra es el lugar más famoso para la producción de perfumes y aceites esenciales. Entre los aceites a base de flores se encuentran el nag champa o frangipani, la rosa y el jazmín. ¡Se necesitan 8000 flores de jazmín para conseguir 1 ml de su aceite esencial! Si te gusta especialmente la esencia de rosas, en Pushkar, Rajastán, se especializan en comercializar agua de rosas para usos cosméticos o alimentarios. Old Delhi y los bazares de Rajastán son buenos lugares para embriagarte con los perfumes del vetiver, el patchouli o el tulsi. Sin embargo, el olor de la India sigue fuertemente vinculado al sándalo. Este aceite se fabrica a partir de madera de sándalo en polvo y se utiliza como base para la mayoría de fragancias. Mysore, en el sur de la India, a poca distancia de Bangalore, es el lugar donde se elabora su versión más delicada para usos medicinales y rituales.

El olor de la India - Masaje ayurvédico

©Kerala Tourism

Encontrarás aceites esenciales en su forma más tradicional en los bazares de todo el país. Sin embargo, cada vez es más común encontrar cosmética ayurvédica de calidad en las farmacias o tiendas especializadas, gracias a marcas como Himalaya, Kama o Blossom Kocchar una nueva empresa especialmente dedicada a los aceites esenciales.

¿Quieres que te diseñemos un viaje exclusivo al Subcontinente Indio?

Responder