Mani Bhavan: Gandhi y el inicio de una revolución

Mani Bhavan

Fachada exterior de Mani Bhavan. © Servantrip



A la hora de comprender la figura de Mahatma Gandhi y su influencia en el devenir político de India, Mani Bhavan, en Mumbai, supone el mejor epicentro en el que sumergirse.

Escrito por: Alberto Piernas

Qué ver en Mani Bhavan

Mumbai Gandhi

Librería de Mani Bhavan, en la planta baja. © Russell Scott

Hay lugares en el mundo que a pesar de su fachada exterior y su sencillez, encierran en sí mismos una energía e historia únicos. Este es el caso de Mani Bhavan, una casa localizada en el número 19 de la calle Laburnum, en la ciudad de Mumbai. Una vivienda de estilo colonial, envuelta en árboles y viejos susurros, convertida hoy en uno de los principales lugares a la hora de sumergirse en la actividad de Gandhi en el gigante indio.

Fue aquí donde Mahatma Gandhi, propulsor de la independencia de India del colonialismo inglés, llevó a cabo gran parte de sus estrategias y movimientos, especialmente entre los años 1917 y 1934. Perteneciente a Shri Revashankar, un amigo íntimo de Gandhi, fue desde aquí donde el líder potenció diferentes movimientos: el Satyagraha, neologismo que representa la lucha y resistencia contra el opresor (el mismo que inspiraría años después a Martin Luther King), además de otras iniciativas como la Unidad Hindú-Musulmana, el movimiento Swadeshi (autosuficiencia) o Khadi (boicot a los productos ingleses).

Mani Bhavan

Sala de Gandhi, en la segunda planta. © LBB

Convertido en centro de operaciones de Gandhi, Mani Bhavan fue convertida en museo en 1955, perdurando hasta nuestros días. Todo aquel interesado en uno de los episodios más decisivos de India, encontrará aquí el perfecto microcosmos desde el que jugar a ser testigo de la historia.

Formado por dos plantas, la casa recibe al visitante con una enorme librería donde luce una estatua de Gandhi. En la primera plata, luce una gran galería de fotografías del Mahatma desde su infancia hasta el momento de su asesinato, además de numerosos recortes de prensa de la época. Por último, la segunda planta engloba la famosa rueca convertida en metáfora de las intenciones de Gandhi, además de la zona de actividad y diferentes pinturas de la época.

Un rincón único desde el que inspirar los diferentes matices de la historia. Donde comprender mucho mejor la figura y obra de uno de los grandes iconos de India.

¿Te gustaría visita Mani Bhavan durante tu viaje a India?

¿Quieres que te diseñemos un viaje exclusivo al Subcontinente Indio?

Responder