Teej, el festival del monzón en Jaipur

Teej, el festival del monzón en Jaipur
5 (100%) 1 vote

Escrito por: Enric Donate

El monzón es una época de festivales y peregrinaciones en Rajasthán. El estado del desierto espera con esperanza la temporada de lluvias. Los campos no se deben trabajar en este periodo y la gente celebra la llegada del agua que traerá prosperidad. Cada aldea y cada ciudad tienen su festival, sin embargo, la celebración más esplendorosa es el Teej de Jaipur, auspiciado por la familia real y con una gran representación de grupos étnicos de todo el estado.

Teej in Rajasthan

© Arati Kumar-Rao


Teej se celebra el tercer día del mes de Shravan, entre julio y agosto del calendario gregoriano. Durante el día, las mujeres hindúes piden las bendiciones de Parvati para su familia y, en especial, para sus maridos. En las aldeas es común que se vistan de verde para imitar el color que los campos van tomando gracias a las lluvias del monzón.

Teej Festival

© Ingmar Zahorsky

El festival toma una dimensión mucho más majestuosa en Jaipur. La ciudad se viste de gala para rendir honores a la diosa Parvati y al dios Shiva. Durante los dos días que dura el festival, los reyes de Jaipur sacaban a la calle a sus elefantes adornados con los mejores doseles y una selección de las tribus y aldeas de Rajastán desplegaban sus artes en las calles principales de la ciudad antigua. Aun cuando los monarcas han dejado las riendas del gobierno, la familia real continúa auspiciando la celebración de este festival que tiene su inicio en la Puerta de Tripolia y recorre los bazares principales. Teej es una de las escasas oportunidades en que las puertas se abren para dar paso a los elefantes reales y las comparsas.

Elefante decorado en Jaipur

© Faraz Usmani

Teej permite ver una amplia variedad de danzas tradicionales como la kalbelia y el ghoomer por las calles de Jaipur. Algunas muestras del folclore provienen de aldeas tan remotas que el festival es la única oportunidad para verlas de cerca. Asimismo, siempre hay representaciones de las danzas de los eunucos, el tercer género que sigue muy arraigado en Rajastán.

Arte, música y lujo llevan a los habitantes de Jaipur a congregarse bajo los porches de Tripolia y Chand Pol para ver pasar la procesión que recupera todo el boato y la pompa de antaño. Una oportunidad única para el viajero, que bien merece que se planifique bien la estancia en Jaipur.

Responder