Rajastán: lugares y festividades

El Teej Festival es una buena excusa para viajar a Rajasthan durante el mes de agosto. Esta festividad, abanderada por las mujeres en homenaje a la diosa Parvati, alcanza su máximo esplendor en su capital Jaipur.

Jaipur y el Teej Festival.

Jaipur es la capital del estado de Rajastán. Conocida también como la “ciudad rosa” por el color de la arena con la que se construyó la antigua ciudad amurallada. Uno de sus principales alicientes es el Observatorio, o Jantar Mantar, construido en 1728. Otro, y principal punto de referencia en Jaipur, es el Palacio de los Vientos, un buen ejemplo de arte rajput.

En el apartado festivo, el Teej Festival es uno de los más pintorescos. Se celebra durante el mes de agosto, coincidiendo con la llegada del monzón, cuando los lagos y aljibes elevan su nivel y el Estado ofrece su cara más esplendorosa. El Festival conmemora la unión entre la diosa Parvati y Lord Shiva. Las mujeres, tatuadas con henna y vestidas con llamativos trajes de colores, protagonizan el desfile en honor a Parvati, al que más tarde se unen músicos, bailarines y otros artistas.

Elephant Festival

Foto por 'Pondspider' (CC en Flickr)



Otro de los grandes acontecimientos de Jaipur es el Elephant Festival (Festival del Elefante), que se celebra durante la primera quincena de marzo, en la víspera de Holi.
[+ información]

Pushkar y la feria de camellos.

Es una localidad acogedora y tranquila, situada en el borde mismo del desierto, a orillas del lago Pushkar. Es célebre por ser un importante lugar de peregrinación para los hindúes.

Para el resto del mundo Pushkar es más conocida por su multitudinaria feria de camellos y ganado, también conocida como Pushkar Fair o Pushkar Mela, que se celebra entre octubre y noviembre. Es entonces cuando esta localidad tranquila se transforma en un hervidero de tribus, peregrinos y turistas procedentes de todos los rincones del planeta. Durante la feria, los hombres compran y venden ganado y organizan competiciones y carreras de camellos. Las mujeres levantan mercados ocasionales de brazaletes, ropas y tejidos. Una de las citas clave de la feria es el “Kartik Purnina”, la noche de la luna llena del mes de noviembre.

mujeres-pushkar

Udaipur, la ciudad de las artes escénicas.

Bautizada como la “Venecia de Oriente”, Udaipur es una de las ciudades más románticas de Rajastán. El Palacio del Lago (hoy hotel Taj Lake Palace) es, sin duda, la mejor muestra de su sofisticado pasado. Y su orgullo, su legado como centro de las artes escénicas, la pintura y la artesanía. El Teatro Meera Rangshala ofrece espectáculos regulares de danza y música popular.

Jodhpur y el Fuerte Meherangarh

Después de Jaipur, es el mayor núcleo urbano de Rajastán. Se encuentra en el límite del desierto del Thar. Su centro histórico es un laberinto de callejuelas repletas de bazares que desembocan en 8 puertas que conducen al exterior de la ciudad amurallada. Su fuerte, uno de los más imponentes del estado, se eleva sobre un risco de 125 metros de altura. En su interior alberga patios, museos y palacios con nombres tan sugerentes como “Palacio del Placer” o Palacio de la Perla” que guardan exquisitas colecciones de su pasado real.

Meherangarth Fort y Jaswant Tada, Jodhpur

Meherangarth Fort y Jaswant Tada, Jodhpur. Foto: David Martín, 2009

Jaisalmer y los safaris de camellos.

Esta ciudad es algo así como el Afganistán de la Edad Media. La Ciudad Dorada, denominada así por los colores con los que se tiñen sus muros al caer el sol, parece haberse detenido en el tiempo. Todas y cada una de sus piedras tienen una historia que contar. Dicen que quien hace el esfuerzo de llegar hasta ella nunca se ve defraudado.

Además de sus famosas mansiones o ‘havelis‘, uno de los atractivos turísticos habituales en Jaisalmer, es un safari en camello por el desierto. Cuidado con las gangas. La encarnizada competencia hace que lo barato salga caro. Si uno prefiere viajar con ciertas comodidades, comer platos bien preparados, tomar una cerveza fría al anochecer y dormir más o menos confortable, no escatime en gastos. La mayoría de los buenos safaris duran entre 3 y 4 días. Consúltanos.

 

— Rajastán posee una riqueza cultural y monumental inestimables. Aquí hemos señalado unos pocos, pero hay muchos otros destinos y lugares característicos. En este blog encontrarás algunas referencias.
En cualquier caso, no dudes en consultarnos cuando estemos trabajando en la personalización de tu viaje.

 

 

>> Sigue leyendo sobre Rajastán:
· La tierra de los reyes.
· Los hoteles palacio.
· Naturaleza en estado puro.

Sobre la autora:
NonaNona Rubio es colaboradora de Sociedad Geográfica de las Indias. Le apasiona viajar y nos cuenta historias que hablan de un país inabarcable con el que hay que ser paciente si lo que pretendemos es conocerlo por dentro. Para más información: [Quiénes somos]

Responder