El templo de Akshardham, en Delhi

Una visita a Akshardham, en Nueva Delhi, adecuadamente guiada, suele ser muy conveniente una para iniciarse en las características del hinduismo y de la historia y cultura indias. Pero también es un lugar ideal para dar un paseo, disfrutar de un precioso entorno ajardinado y de arquitectura y escultura exquisitas.

Akshardham, Delhi

A diferencia de otros templos, de carácter histórico o reliquias de tiempos anteriores, el complejo de Akshardham es de reciente construcción. Fue inaugurado en 2005, tras 40 años de obras y planificación y gracias a la aportación económica de miles de donantes.
En su creación participaron nada menos que 7.000 artesanos venidos de toda la geografía india más 4.000 voluntarios del ejército y centros espirituales.
Desde entonces, se ha convertido en una visita casi obligada en Delhi. Se calcula que lo visitan 7 de cada 10 turistas que pasan por la ciudad. Y esto, teniendo en cuenta el turismo nacional, son unas 10.000 personas al día. Está reconocido como el templo hindú más grande del mundo.

El monumento central, conocido como “Mandir”, está construido con piedra rosada rajastaní (símbolo de pureza y paz) y mármol traído expresamente de las canteras de Carrara (Italia). Ni un pilar de hormigón se utilizó para levantarlo, no hay metales en su estructura. Sólo oro, en la decoración. Está esculpido con 20.000 figuras y motivos florales, animales, deidades hindúes, etc. Cuenta la historia de India y del santo Swaminarayan.

akshardham-Temple

El complejo también cuenta con sala de exposiciones, una pantalla gigante de cine IMAX, una preciosa fuente preparada para espectáculos de luces y sonido, un río artificial para realizar con recorridos en barca y deliciosas zonas ajardinadas. El jardín Yogi Hraday Kamal, por ejemplo, con su forma de flor de loto y citas esculpidas desde Shakespeare a Luther King.
Son distintas instalaciones para conocer la religión hindú, el arte o la historia de este gran país.

Akshardham significa ‘la morada divina y eterna del Dios supremo’, es decir, la morada de la pureza, la paz y todas las virtudes.

Fuente del loto, Akshardham

La entrada al templo, hasta hoy, es gratuita, salvo la asistencia a espectáculos concretos. Como muchos otros monumentos principales en India, cierra los lunes. Para entrar, como en cualquier templo hindú, es obligatorio cubrirse hombros y piernas. Para más información recuerda echar un vistazo a nuestro artículo sobre cómo es un templo hindú.

El templo Akshardham ha sido incluido en quinto lugar en la lista de ‘Las Siete Maravillas del siglo XXI” elaborada por la prestigiosa Reader’s Digest.


Pulsa aquí si no ves el video correctamente.


Sobre el autor:
DavidDavid Martín es colaborador de Sociedad Geográfica de las Indias. Fascinado por India, sus gentes y su diversidad, David colabora con Sociedad Geográfica de las Indias desde 2008, haciéndolo compatible con su trabajo en organizaciones como Unicef o Amnistía Internacional. Con nosotros ha dirigido la estrategia de comunicación y redes sociales hasta 2011 y actualmente colabora aportando una visión humana, transformadora y comprometida, asegurando que un viaje exclusivo y de alta calidad sea compatible con una experiencia enfocada al descubrimiento y el respeto por las personas y las costumbres locales. Para más información: [Quiénes somos]

Responder