Cómo es un templo hindú

Cómo es un templo hindú
4 (80%) 2 votes

Ya vimos en artículos anteriores que el hinduísmo más que una religión es una forma de vida. Quizás por eso, en sus orígenes el hunduísmo se practicaba al aire libre y no había templos tal y como los entendemos ahora. El lugar de culto era algo que se construía de forma provisional, que se establecía allí donde cada uno elegía para meditar o rezar.

Hoy, a diferencia de una iglesia o una mezquita, un templo hindú no está concebido como un lugar para congregar a los fieles o practicar el culto. Se entiende más bien como un “hogar” para la presencia divina, en cualquiera de sus formas.
Por ejemplo los hindúes no celebran una boda o un funeral dentro del templo, sino que lo hacen en casa u otros lugares.

Templo de Chindambaram, Tamil Nadu (India)

En realidad no hay normas establecidas sobre cuándo ir al templo. Cada uno lo hace cuando quiere, o si quiere, aunque para los más devotos hay motivos permanentemente. Incluso cada día y cada fecha está considerada más propicia para una u otra de las múltiples divinidades del hinduísmo. El motivo de acudir a un templo hindú es, más bien, el de visitar a la deidad correspondiente que lo habita, para recibir su buena influencia o su bendición.

Hay templos de muchos tipos y estilos, los hay enormes o diminutos. Los templos del sur del país por ejemplo son famosos por su gran tamaño. En ocasiones están compuestos por varios recintos, que simbolizan las envolturas o capas que cubren el alma más profunda (el templo principal).
Los templos más importantes e influyentes están nacionalizados, pero por lo general los templos son propiedad privada. Es decir, en teoría, un templo hindú se puede comprar o vender, ya que no hay una “autoridad eclesiástica” a quien pertenezca.

El interior del templo hindú.
A diferencia de la solemnidad de una iglesia, un templo hindú suele destacar por su carácter más colorido, ruidoso o informal, excepto durante celebraciones muy específicas.
Es frecuente que tenga un aspecto descuidado, con pequeños charcos, flores y otras ofrendas y desparramadas por el suelo y también que no sean especialmente silenciosos (cánticos, campanas, conversaciones a volumen normal entre los devotos…)

Son muy llamativas las formas de representar a las distintas deidades de los hindúes. A veces son esculturas impresionantes y muy detalladas, mientras que otras son figuras casi amorfas. Lo importante para ellos son los rasgos o atributos que acompañan a esa representación, ya que les permiten reconocerla. Por ejemplo a Shiva se la puede reconocer por el tridente, el collar de la cobra, el tambor o el tercer ojo…

Son de esencial importancia los ojos de estas divinidades, ya que una clave para recibir la buena influencia de una deidad hindú es el contacto visual con ella.

Como curiosidad, la mayoría de las figuras centrales de los templos hindúes son purificadas cada mañana, a través del baño. A veces, incluso se les recuesta por la noche para que puedan dormir, y se les cubre con una cortina para que descansen a medio día.

Cómo visitar un templo hindú.
Hay ciertas normas de conducta que deben tenerse en cuenta para visitar un templo hindú, aunque en general basta con comportarse de forma discreta y respetuosa con lo que tenemos alrededor. Ante la duda, es buena idea observar cómo lo hacen los demás, o incluso preguntarles; estarán más que encantados de compartir sus prácticas y costumbres con nosotros.

A la entrada del templo siempre hay un lugar donde dejar los zapatos. Allí estarán a buen recaudo, a cambio de una pequeña propina para el cuidador. Está permitida la entrada en calcetines o “patucos” si el viajero lo prefiere.

En cuanto a la ropa, a veces nos podrán pedir que nos cubramos los hombros o las piernas, en señal de respeto. Incluso a veces nos pedirán cubrirnos la cabeza (por ejemplo en los templos sij). Para los hindúes, es costumbre ir al templo bien aseado y con ropa limpia.

Debe tenerse especial cuidado con las fotografías y el video. El templo es un lugar sagrado y la fotografía aquí no está muy bien vista.

Campana de templo hindúAl cruzar la puerta principal del templo debemos cuidarnos de no pisar el umbral. Veremos cómo los devotos tocan ese lugar con la mano y se la llevan a la cabeza, en señal de respeto. Después hacen sonar la campana que se sitúa a la entrada, para avisar a la divinidad de su presencia.

Es buena idea llevar ofrendas para la divinidad a quien estamos visitando. En algunos templos esa ofrenda se puede obtener allí mismo. Flores, frutas, oraciones escritas, dinero… Si compras una guirnalda de flores, mejor no la huelas. Olerla la convertiría en algo “usado” y “no digno” de ser ofrecido a los dioses.

A la deidad siempre se le mira a los ojos y se le saluda con las palmas de las manos juntas. La ofrenda que llevemos podemos dejarla allí directamente, o bien dársela al sacerdote. En función de la ofrenda, a veces nos la devolverá una vez consagrada (comida, por ejemplo). Después nos pondrá un punto rojo o naranja en la frente, en señal de bendición.

No está de más llevar dinero suelto por si el sacerdote nos lo pide o el templo tiene un lugar para ofrecerlo (es su única fuente de ingresos). Es costumbre que las cantidades ofrecidas acaben en 1 (por ejemplo 11, 31, 101…)

Fotos con licencia Creative Commons:
Templo de Chindambaram, por Baronvonhorne (Flickr).
Campana, por Foto por Steve Evans (Flickr).


Sobre el autor:
DavidDavid Martín es colaborador de Sociedad Geográfica de las Indias. Fascinado por India, sus gentes y su diversidad, David colabora con Sociedad Geográfica de las Indias desde 2008, haciéndolo compatible con su trabajo en organizaciones como Unicef o Amnistía Internacional. Con nosotros ha dirigido la estrategia de comunicación y redes sociales hasta 2011 y actualmente colabora aportando una visión humana, transformadora y comprometida, asegurando que un viaje exclusivo y de alta calidad sea compatible con una experiencia enfocada al descubrimiento y el respeto por las personas y las costumbres locales. Para más información: [Quiénes somos]

Comentarios

  1. GuadalupeG

    ENCANTADA con tu articulo. Mientras mas leo sobre la cultura Hindu mas me enamora.
    mil gracias por las recomendaciones..

  2. amma

    Hola! David que buena tu iformación. A mí me gustaría conocer alguno de los templos por dentro, crees que esto sea posible, leí un libro que me despertó la curiosidad por la cultura hindú… Para mi es muy increíble creo que hasta nuestros días la mejor conocer un avatar, como son las Matras, su vestimenta y que es un Ashram, te mando un gran saludo y felicitacion por tu trabajo.

  3. Hola Damian,
    Hay muchos templos hindúes o budistas en el Himalaya. Por ejemplo la zona entre Rishikesh y Gangotri, el lugar del nacimiento del Ganges, está repleta de lugares de meditación, estudio y ashrams que pueden servir para tus propósitos. Parmarth Niketan, Swami Sivananda, Omkaranand, Vanprastha, Yoga Niketan, Vanmali Gita Yogashram… Te recomendamos que busques referencias directas en Internet. Nosotros no podemos recomendarte ninguno directamente, ya que la búsqueda de un maestro o gurú adecuado es un tema completamente personal.
    Gracias a ti.

  4. Damian

    Hola Davd, quisiera saber cuales son los templos mas proximos al himalaya y si hay templos en los que uno se pueda quedar varios dias bajo la guia de algun maestro o guru.
    Muchas gracias.

  5. Astrid

    muchas gracias!!!!… de verdad que me sirve de mucho tu ayuda,,, y mi inquietud es porque justo ahora tengo que hacer un diseño de un templo hindu….muchas muchas gracias…. y si tubieras alguna otra informacion te agradeceria me la hicieras saber!!…

  6. Hola Astrid,
    Pues me temo que no voy a ser de mucha ayuda, pero lo voy a intentar:

    Hasta donde sé la estructura de los templos hindúes es esencialmente la msma siempre, salvo algunos “anexos” o añadidos según el tamaño (y la riqueza) del templo o tendencias culturales de la región.
    A diferencia de los templos cristianos, un templo hindú no sirve para congregar a los fieles, salvo ceremonias muy excepcionales. Su uso está más bien destinado a albergar a la deidad (una imagen decorada en el interior). Esto es, una sala principal dedicada para esa deidad como centro del templo (bajo la cúpula). Siempre tienen un pasaje alrededor de esta gran sala, a modo de circunvalación. Y también un vestíbulo entre la sala principal y la puerta de entrada.
    En el interior son importantes las columnas o pilares, siempre decoradas, que suelen contar momentos de la vida del dios o la diosa que “puebla” el templo.
    Como te decía, en los templos más grandes puede haber salas adicionales, con distintos usos pero siempre dedicados a la oración o la realización de ceremononias concretas.

    Lo mejor sería verlo tú misma ;-) pero mientras llega el momento de visitar India, te animo a que hagas una búsqueda de “hindu temple interior” en Google (imágenes) para que te hagas una idea.

    Espero haberte ayudado algo :-)

  7. Astrid

    hola david… soy una estudiante de arquitectura,,, y me interesaria mucho saber como se estructura una templo hindu internamente,,,,,, gracias por tu ayuda!!!… = D

  8. El sacerdote hindú tiene un papel más o menos parecido al del “cura” en las iglesias cristianas. Se encarga de mantener el templo, de dirigir los rezos y ceremonias, de atender y orientar a los fieles.

  9. miriam

    Me a servido mucho para un trabajo de cole pero .. me podriais decir las funciones que tiene cada uno alli. El cura de que se encargan …

  10. Magda

    Gracias por la información, es bueno conocer el comportamiento que debemos tener para con otras cultruras.

  11. Teresita Heydrich

    Qué lindo es el templo que presentas en la fotografía, David! No sé cuál será, ¡cuántas deidades! La estructura es imponente.
    Saludos! Siempre disfrutando tus artículos!

  12. Sonia

    Gracias por esta explicacion y los consejos, muy utiles.
    Buen sitio esta página para ir conociendo India.

Artículos Relacionados

  1. Bekal, una experiencia para los sentidos - Blog Sociedad – Redgente.com

Responder