Satisfacer al viajero puede parecer fácil…

Por: Ignacio del Pozo.

Viajar sin duda es uno de los mayores placeres que nos puede dar esta vida, y es que si uno sabe apreciarlo puedes recibir satisfacción a través de cualquiera de los sentidos, ya sea escuchando idiomas, acentos, sonidos de la naturaleza y músicas propias del lugar, oliendo alimentos no conocidos hasta el momento, sintiendo la calidez de manos ajenas, o llenándote los ojos de las sonrisas de aquellos que ven como un orgullo que les visites.

Así que satisfacer al que viaja por placer puede parecer fácil, ya que son días en los que la gente está feliz, relajada, distendida, y todo lo ve positivo. Pero la realidad es que no es para nada tarea fácil, ya que como cualquier mundo de servicios la satisfacción del cliente no sólo depende de la calidad del producto final, sino que está íntimamente ligado no sólo a lo que el cliente espera recibir a cambio (gestión de expectativas), sino a la percepción que tiene dicho cliente de la calidad de lo que recibe, y sobre todo a la excelencia que todos aquellos que participan en el servicio puedan aportar, desde quien te atiende por primera vez, hasta el chófer del lugar, o incluso quien te atiende en un restaurante. Y sin olvidarnos que en este caso el cliente no suele ser una persona sino un grupo de personas, con gustos muchas veces dispares o contrapuestos.

Foto de Ignacio del Pozo

Foto: Ignacio del Pozo

Leer más...

El auge del turismo en India

El turismo en India es cada vez una mayor fuente de ingresos para el país. En el año 2010 fueron ya 5,5 millones de extranjeros los que se acercaron a India para pasar sus vacaciones, casi un 10% más que el año anterior.

Si 2009 significó un annus horribilis para el turismo receptivo de India, entre otras cuestiones por la crisis internacional, 2010 sobrepasó las previsiones superando la entrada de divisas por turismo en el país un 18% respecto al año anterior.

Sin embargo, de los países emisores, España sigue siendo uno de los países que menos turistas envía a India. En España, tradicionalmente hay otros destinos como Caribe que han acaparado el interés y una buena parte del turismo emitido.

India sigue siendo un destino exótico para los españoles y está por descubrir por la gran mayoría de viajeros. Mientras la Embajada China de España emite al año más de medio millón de visados para ese país, la homóloga India no llega a cien mil visas anuales. Los pequeños lazos comerciales, la pequeña colonia de indios residiendo en España e ínfima de españoles residiendo en India no ayudan a mejorar las cifras.

Sigue siendo un lujo, llegar a un país donde el turismo no ha desembarcado del todo y donde las infraestructuras turísticas como hoteles, cuentan con algunos de los mejores exponentes del mundo.

Las tendencias indican que el turismo en India, aunque avanza rápido y parte de cifras muy bajas, avanzará de forma exponencial.
La razón es simple: India ‘engancha’ y es muy grande. Por lo general, el turista que visita India se siente más atraído por el país tras su viaje que antes de hacerlo. De hecho,  en su mayoría en el plazo de dos años regresa a visitar otra zona del país.

Lo dicho, y tú… ¿cuando viajas a India?

Taj Mahal


Sobre el autor:
PabloPablo Pascual es Director de Sociedad Geográfica de las Indias. Gran conocedor de India, Pablo se obstinó en ofrecer lo que a él le gustaría encontrar en el sector de agencias de viajes tradicionales: especialistas por destino con un solo propósito, la calidad. Para más información: [Quiénes somos]

Carta a el equipo de Sociedad Geográfica de las Indias

Por: Belén Carmona.

Recién regresada de mi último viaje a India con Sociedad Geográfica de las Indias, quiero expresar en esta carta a todo el grupo humano de la compañía, lo que es para mí la Sociedad Geográfica de las Indias: un equipo de personas capaces de hacer sueños realidad.

Foto por: Belén Serrano.

Foto por: Belén Serrano (www.belenserrano.com)

Sí, ‘hacer sueños realidad’, porque emprender un viaje a la India es algo que muchos corazones anhelan y dejarse tomar de la mano del equipo de Sociedad Geográfica de las Indias es hacer el camino paso a paso, superando con creces los mejores sueños.

Más allá, en cada descubrimiento de cada pieza del puzzle de emociones y vivencias que devana la India, como si diéramos pasitos por el mismísimo chakra, corazón de la Madre Tierra. Más allá, porque gracias a todas los corazones de este equipo, que nos abren las ventanitas de la India, como soplo de aire fresco que deja atrás las puertas que tras nuestros pasos se cierran, todo lo que descubrimos en ese hermoso “planeta” es una bendición y una promesa de que lo mejor siempre está por venir.

Y así, Pablo, Jorge, Marina y todos los demás, nos inspiran a disfrutar de cada detalle del camino, a celebrar las emociones que regala el arriesgarse a volar por una aventura de contrastes donde lo sucio es otra manera de entender la limpieza; donde lo destartalado nos invita a disfrutar de la belleza de la imperfección; donde la pobreza no es obstáculo para la felicidad; donde la muerte es sinónimo de renacer; y donde ser feliz es el combustible de la vida.

Muchísimas gracias a todo el equipo de Sociedad Geográfica de las Indias. Gracias a vosotros es fácil gozar de la India sintiendo que somos capitanes de nuestras almas y que junto a vosotros formamos una constelación de amistad que nos unirá para siempre con cariño infinito.

Namasté.
Belén.

 

*Sociedad Geográfica de las Indias cuenta con la autorización de Belén para la publicación de su carta de agradecimiento.

>> Pulsa aquí para leer opiniones y referencias de otros viajes de clientes Sociedad Geográfica de las Indias.

Reflexiones sobre mi viaje a India

Por: Paloma.

Long time ago aterrizaba en Calcuta en mi primer viaje a India. La impresión recibida tras el cansancio del viaje se incrementó, con la segunda ciudad visitada, Varanasi. Tardaría muchísimo tiempo en “digerir” India, que primero me agotó, luego me sorprendió, y sólo algún tiempo después me maravilló.

Nunca más, ningún país, ningún viaje, ninguna experiencia, me conmovería tanto, ni Thailandia, ni Japón, ni Australia, ni Sudamérica, ni por supuesto Europa. Nada, y eso que mi espíritu viajero me ha hecho darme unas cuantas vueltas.

Eso había sido hace dos años y creo que volvería a hacer el mismo viaje (salvo Cachemira). El mismo viaje pero con otros ojos, otra forma de ver la vida o con la consecuencia de haber madurado el impactante primer viaje, no lo sé.

De forma sorprendente, incluso para mi, decidí volver a India, empezar un nuevo año allí, pero quizá buscando revivir aquella inicial impactante experiencia, programando un viaje “diferente”, y ya sabemos que cuando algo es necesario la vida aliándose contigo te proporciona los medios.

Se cruza en mi camino “Sociedad Geográfica de las Indias “, me hablan de su profesionalidad, savoir fair y escrupulosa organización… Y casi no tengo que pensar o decidir, la propia vida lo había hecho por mí…
Organizan primero Marina, luego Pablo y Jorge, con detalle, consiguiendo materializar la Idea en Realidad, acreditando y probando lo que de ellos se dice: profesionalidad en su trabajo.

El día 1 de enero salíamos de viaje, dejando atrás a una hermana enferma y, por primera vez, dejando solo a mi único hijo con sus recién cumplidos 18 años. Difícil, os lo aseguro.
Gracias a los amigos que me acompañaron no me pasé todo el viaje llorando sino superando las circunstancias que atrás dejaba, tratando de aprehender cuanto de nuevo me trajera la India del sur: la medicina ayurvédica y sus maravillosos masajes, que acabo de descubrir.

He de decir, que cuando preparaba este viaje, pensé que nunca volvería. Por ello, y por mi forma de ser, había dejado todo preparado.
¡Ja ja!, ahora me río, pero dejé hasta mi testamento por si acaso, con indicaciones precisas, a mi hijo, a mi secretaria y hasta algunos familiares, que me despidieron con estupefacción el ultimo día del año.

Me gustó Bombay, Kovalam, Cochin, descubrir y ver de cerca los ashram, todo, pero sobre todo me encantaron los masajes ayurvédicos. Ya no siento desconfianza y escrúpulos, como la primera vez, ni me impresiona la gente, ni la pobreza… Me impresiona la tolerancia, me impresiona su capacidad de integrar cualquier situación –incluso las mas sorpredentes– en la vida cotidiana, me impresiona su espiritualidad, y su sencillez para actuar cada uno según su propia capacidad, el “ laissez faire”, la coexistencia de razas, culturas, actividades, opiniones, sin que se produzcan roces o “ explosiones” que llevarían a la desarmonía y la agresividad. Queda probado de forma manifiesta que los hindúes observan y actúan desde la cercanía y la lejanía al mismo tiempo, que asumen la transitoriedad de las circunstancias y de la propia vida.

Camilla para masaje ayurvédico

Los masajes ayurvedicos son “la perfección” medicinal y corporal al tiempo. Son capaces de transportarte a otro mundo con una delicadeza extrema. Son renovadores, material y espiritualmente, sin duda el sitio (elegido por Marina) contribuye a mi reflexión actual.

En estos momentos pienso cambiar mi habitual semana anual para descansar en el Caribe, por dicho lugar: Somatheeram. Una semana de descanso, relax, masajes ayurvédicos y control dietético, conciertos de violín, baños en el mar, etc.
Sin duda se reflejarán y tendrán beneficiosas consecuencias en el resto de mi año, y en mi vida en general.

Somatheeram

Somatheeram, por "fabola" (CC en Flickr)

Todo ello complementado por un guía estupendo, cercano y distante al tiempo, amable, discreto, observador, que hacía sencillo lo complicado y fácil lo difícil. En definitiva un buen profesional. Creo que al final de la escasa semana nos conocía mejor que nosotros mismos. ¡Me encanto! Espero que él guarde el mismo recuerdo y podamos volver a encontrarnos.

La vida no es como es, sino como uno la vive. Y realmente me apena saber certeramente que lo vivido es irrepetible, ¡que sólo se vive una vez! Porque si no, seguro, repetiría todo igual al menos una vez al año.

Gracias por haber hecho posible este viaje.
¡Abrazos mil!
Paloma

 

*Sociedad Geográfica de las Indias cuenta con la autorización de Paloma para la publicación de su carta de agradecimiento.

>> Pulsa aquí para leer opiniones y referencias de otros viajes de clientes Sociedad Geográfica de las Indias.

La crisis y las tendencias del sector turístico

La multinacional de la distribución turística Amadeus, muy conocida por su sistema de reservas GDS (Global Distribution System) para agencias de viaje, ha lanzado un informe sobre las tendencias del sector turístico denominado «El viajero experto«. En este artículo, pretendemos hacer un análisis de ese informe añadiendo nuestra propia visión como agencia especializada en viajes a India y Nepal de calidad y a medida.

¿Está afectando la crisis al sector del turismo?

La crisis global y en especial la española, cómo no, también se ha dejado sentir en el sector turístico. Se ha producido una criba sin precedentes a raíz de la cual han desaparecido miles de agencias de viaje en el transcurso de 2 años. La mayoría de ellas, agencias minoristas generalistas, e incluso, algún que otro gran grupo turístico oligopolista de larga trayectoria.

La susodicha crisis ha causado efectos muy negativos en el sector y de cara a toda la sociedad, como son, la pérdida de puestos de trabajo, los impagos y concursos de acreedores, la inseguridad de clientes con viajes ya reservados y abonados, etc. Pero como en todo en la vida, podemos extraer algo positivo de esto: lo que nos ha enseñado.

Lecciones aprendidas.

En nuestra opinión, la crisis económica por sí sola no ha causado esta debacle, sino que ha servido más bien de detonante. La política que han seguido algunos grandes grupos turísticos en los últimos años lanzando ofertas indiscriminadamente, ha generado una cultura de compra entre los consumidores por la cual ha llegado a parecer que el precio de las ofertas es lo normal que se debe pagar por un viaje, de tal modo que los clientes acuden a las agencias preguntando directamente por ofertas, sin tan siquiera ojear los tradicionales folletos.
Esto no es sostenible ya que un viaje «cuesta lo que cuesta» salvo contadas excepciones en las que los turoperadores tienen que dar salida a sus cupos contratados con hoteles, compañías aéreas, etc., para al menos, no perder demasiado dinero.

Por otro lado, la mayoría de las agencias de viaje con el afán de no rehusar a ningún tipo de negocio ni de cliente, y más dadas las duras circunstancias, se han lanzado a una carrera para ofrecer todo tipo de servicios en todo el mundo: desde el envío de dinero, pasando por los billetes de tren o las reservas sueltas de hoteles nacionales, hasta circuitos por Laponia.

Es imposible que un agente de viajes, por muy experimentado y avezado que sea, tenga el conocimiento suficiente como para asesorar sobre cualquier tipo de viaje en cualquier lugar del mundo. Ante esta tesitura, muchos turistas han decidido lanzarse a la aventura de Internet, reservando servicios sueltos a proveedores que en muchos casos ni siquiera van a conocer, al no ver el valor añadido que les pueden ofrecer en una agencia de viajes, y pensando que pueden ahorrar un dinero.
En nuestra opinión, el futuro de las agencias de viaje pasa por la especialización, el valor añadido y la tecnificación.

El estudio de Amadeus y sus conclusiones principales.

Informe Amadeus 2010— Según destaca el informe, el viajero experto está mucho más informado sobre su destino y sobre lo que puede esperar cuando llegue.
Sus expectativas en cuanto al servicio se han radicalizado:
… o espera una experiencia totalmente online y sin intervención del agente de viajes,
… o bien espera un servicio altamente personalizado.

— El viajero experto es más aventurero a la hora de probar nuevos destinos. África y Asia son más accesibles y demandados que nunca.

— Los norteamericanos y los habitantes del norte de Europa, quienes tradicionalmente han dominado el sector de los viajes, irán dejando paso progresivamente a los turistas y viajeros de negocios brasileños, rusos, indios y chinos.

En Sociedad Geográfica de las Indias nos alegra comprobar que vamos en la línea correcta. Estaremos atentos a cómo se desarrollan los acontecimientos en los próximos años.


Sobre el autor:
JorgeJorge Álvarez es Responsable de Producción de Sociedad Geográfica de las Indias. Su trayectoria entre mayoristas, minoristas, compañías aéreas, alquiler de servicios de tierra o incluso de guía acompañante le ha permitido tener hoy una visión global del sector y conocer de primera mano los distintos detalles que se necesitan para asegurar un viaje sin errores. Para más información: [Quiénes somos]

The Elephanta Suite

Paul Theroux (Medford, Massachusetts, 1941), uno de los autores contemporáneos de libros de viajes más leído y reconocido, obsequió a sus lectores en 2008 con una nueva entrega de su personal visión del mundo, que es lo que son, en el fondo, los libros de Theroux.

The Elephanta SuiteSobre The Elephanta Suite, que en su título rinde homenaje a una de las suites del Hotel Taj Mahal Palace Mumbai, he leído infinidad de reseñas cuyos autores destacan la capacidad de observación de Theroux, su capacidad de conmover y emocionar al lector, su capacidad de atraparlo en potentes y evocadoras historias…

Hay un argumento que se repite en casi todas ellas: Theroux desnuda en estos tres relatos cortos la realidad de la India contemporánea. Y lo hace, como casi siempre en sus escritos, sin temer ni por un momento decir lo que la mayoría temerían pensar.

Pero hay algo más en The Elephanta Suite. India es el escenario y no escapa en ese sentido al ojo crítico de Theroux, aunque en realidad daría igual otro soporte geográfico para analizar lo que Theroux analiza en su libro: la cantidad de contradicciones y el grado de perversión de las relaciones humanas que implica cierto tipo de turismo..

Como en su momento rezaba la reseña del The Daily Telegraph, “Theroux trata todos sus personajes con pródiga franqueza, ya sean hindúes o americanos”. Apenas ninguno de ellos se salva a su ojos. De tal suerte, The Elephanta Suite, no es sólo una cruda visión de India, es una cruda visión de la forma que adquieren en demasiadas ocasiones los intercambios culturales generados por y para la sociedad de consumo. Los intercambios culturales basados en el prejuicio más que en la curiosidad hacia el otro. Y las relaciones humanas que indagan sobre lo ajeno antes de comprender lo propio.

Por todo ello, la lectura de The Elephanta Suite supera ampliamente la evocación de los tres viajes que relata para incitar al lector a una seria reflexión sobre su propia actitud como viajero y como ser humano.

En definitiva, una lectura muy recomendable, ¡disfrutadla!

The Elephanta Suite está editado en Penguin Books.

Sobre la autora: MarinaMarina Trachta es geógrafa y Responsable de Rutas de Sociedad Geográfica de las Indias. Su conocimiento del país es minucioso, y así nos lo traslada en sus artículos y en su visión de este gran país. Para más información: [Quiénes somos]

 

Una noche en el Taj Lake Palace, de Udaipur: un sueño oriental

Atravesamos la ciudad en fiestas, llena de colorido, hasta llegar a las primeras instalaciones del hotel: un precioso embarcadero, con templetes y arcos de hierro forjado y muebles de mimbre, donde unos amabilísimos empleados nos recibieron ofreciéndonos unos zumos de fruta y toallitas húmedas para refrescarnos. Hacía mucho calor aunque había empezado a llover, y el amable refrigerio nos vino estupendamente.

Abordamos la barca, con su bonito toldo que nos protegió de la lluvia, y atravesamos el gran lago de Udaipur, el lago Pichola, hasta su centro, donde está situado el hotel Taj Lake Palace, nuestro destino.

Taj Lake Palace

Una recepción digna de «maharanas».

Este es hoy el espléndido Palacio del Lago, que se consideraba la residencia de verano de los maharanas. Los gobernantes de Udaipur se llaman maharanas, que quiere decir “gran guerrero” (maharaja significa “gran rey”) debido a su carácter luchador e independiente.

Frente al hotel, a orillas del lago, se alza orgulloso y espléndido el Palacio de la Ciudad o también llamado City Palace o Palacio del Maharana, una amplísima y espectacular construcción que se llevó a cabo en unos dos siglos.

Desembarcamos en la escalinata exterior y accedimos al hotel, el espléndido Jag Niwas o Palacio del Lago, que ocupa por completo la superficie de una isla en el centro del lago, por lo que parece un palacio flotante.
Construído en 1746, su entrada está flanqueada por dos elefantes de mármol negro, en contraste con el palacio, casi todo él en mármol blanco.

Patio central del hotel Taj Lake Palace de Udaipur

Tras recibir el saludo de los amabilísimos empleados de la recepción, deambulamos por el enorme vestíbulo admirando los innumerables detalles de la suntuosa decoración, hasta que llegó el momento de instalarnos en nuestras habitaciones.
La que compartíamos Isa y yo constaba  de un pequeño vestíbulo con un armario de madera oscura en el que se abría la puerta acristalada del baño, espacioso y sencillo aunque abundante en detalles exquisitos.

Una habitación de ensueño.

En cuanto a la habitación, tenía dos camas con mesillas, el tradicional banco para las maletas en madera oscura, una maciza cómoda con cajones sobre la que se asentaba un gran televisor de plasma; una mesa escritorio con trabajo de taracea y una silla tapizada con la madera igualmente decorada.
Junto a una de las camas, bajo el ventanal que dejaba ver la belleza iluminada del Palacio de la Ciudad, una chaise-longue con reposapiés extraordinariamente cómoda.

Una de las suites del Taj Lake Palace de Udaipur

La habitación se prolongaba en un pequeño saloncito con una mesita y dos sillones; sobre la mesa, el periódico local de Udaipur, un jarrón con flores y la acostumbrada bandeja con frutas, servilletas y cubiertos.

El saloncito hacía un ángulo que, en el lado derecho, ostentaba un ventanal con hermosos arcos lobulados y en el izquierdo un gran diván con cojines que corría a todo lo largo de la pared. Un delicado labrado con motivos florales sobre el diván completaba la exquisita decoración.

Por supuesto toallas, albornoces, zapatillas y batas eran de excelente calidad y todo invitaba a instalarse confortablemente.  Nos duchamos, nos cambiamos de ropa y cuando nos disponíamos a dar una vuelta por el hotel nos llamó mi hija, diciéndonos que bajáramos a su habitación, en el primer piso.

Lo hicimos, y lo primero que nos sorprendió fue ver que no se abría, como las demás, al pasillo, sino que se accedía a ella desde un pequeño vestíbulo en el que destacaban dos grandes figuras de madera policromada, muy modernas y estilizadas, de un hombre y una mujer ataviados con los trajes nacionales.

Taj Lake Palace Udaipur - hall con balancín

Leer más...