Cosmética Ayurvédica ¿Dónde encontrarla?

Escrito por: Enric Donate

Aunque el ayurveda es una práctica milenaria, en los últimos años está experimentando un éxito sin precedentes dentro y fuera de las fronteras indias. El interés general por los productos orgánicos y la medicina natural se ha trasladado recientemente también a la cosmética. La cosmética ayurvédica es para muchos, un recuerdo o regalo perfecto, tras su viaje a la India. 

Cosmética Ayurvédica

© Incredible India

Cada vez hay más marcas que aprovechan los principios de la medicina ayurvédica para elaborar productos naturales de gran calidad. La marca más conocida y accesible es HIMALAYA. Fundada en 1930 en Dehra Dun, su amplia gama de cremas, productos de higiene personal y medicinas herbales es abrumadora. Además tienen precios económicos y una distribución excelente, por lo que los podrás encontrar en casi todas las farmacias además de sus tiendas especializadas. El bálsamo labial, la pasta de dientes y la arcilla para luchar contra el acné son algunos de sus productos estrella.

Cosmética Ayurvédica

© Biotique

BIOTIQUE compite con Himalaya en precio y variedad. A diferencia de la anterior, no comercializan medicamentos ayurvédicos, y sus productos se centran más en el trabajo con las esencias. La marca tiene el asesoramiento de unos laboratorios suizos por lo que sus texturas son más refinadas. Está presente en farmacias, aunque es más fácil encontrarlo en supermercados o las propias tiendas Biotique. El exfoliante de papaya, la crema hidratante de gérmen de trigo y la colección de cosmética infantil y para pieles sensibles se encuentran entre nuestros favoritos.

Cosmética Ayurvédica

© Forest Essentials

Los que buscan unos cosméticos más sofisticados deben dirigirse a KAMA o FOREST ESSENTIALS. Ambas marcas han florecido en los últimos años y han puesto en el mercado unos productos más exclusivos con un excelente trabajo con las esencias para que fragancia y cosmética ayurvédica vayan de la mano. El agua de rosas de Kama combinada con su Kumkumadi Miraculous Beauty Fluid es ideal para pieles secas. También hay que tener en cuenta sus jabones naturales. Por su parte, la loción de jazmín de Forest Essentials y su máscara facial de sándalo de Mysore son excepcionales. Búscalos en los mercados más exclusivos de Delhi, Bangalore y Mumbai y en los grandes centros comerciales.

Parece que el ayurveda tiene un futuro prometedor, y si lo pruebas, nos consta que te va a ser difícil olvidarlo. Por desgracia, a día de hoy, es muy difícil encontrar cosmética ayurvédica de esta calidad en España o América Latina, por lo que aprovecha tu viaje a India para proveerte de una buena selección.

¿Sabías que el festival más famoso de Bután se celebra cada 100 años?

Entérate Aquí



  Acepto la Política de Privacidad

Calor en India: ¿mito o realidad?

Escrito por: Eva del Amo

Muchas personas, por motivos laborales, sólo pueden viajar a India en verano. Una idea que en muchos casos es desestimada por el calor. Pero… ¿es un motivo lo suficientemente importante como para desestimar el viaje? ¿Hace calor en India?

Calor en India - Haji Ali Dargah

© Humayunn Peerzaada

Aunque es cierto que desde septiembre a finales de marzo el clima en India es mucho más benigno para el viajero, la realidad es que cualquier época del año es buena para viajar a India.

Calor en India - Jaisalmer

© Paulrudd

Durante el otoño, invierno y primavera europeos, el norte de India es fresco y el sur es agradablemente caluroso, lo que invita a conocer las playas del país. Sin embargo, en estos meses hay que tener en cuenta que las zonas montañosas pueden ser muy frías.

De abril a junio las temperaturas suben, pero de julio a septiembre la sensación de calor disminuye significativamente con la llegada del Monzón. Éste llega escalonadamente a partir de los primeros días de junio, desde el sur hasta el norte, pero hay que tener en cuenta que antes de retirarse de India descarga en Tamil Nadu, entre octubre y noviembre.

Calor en India - Goa

© Adam Jones

Si el viaje a India se puede elegir entre julio y agosto, el segundo mes es más recomendable que el primero. En función de los intereses del viajero, su edad y condición física, los expertos en India pueden recomendarle itinerarios donde podrá disfrutar plenamente en los meses de verano, como el precioso valle de Cachemira o Ladakh, escenarios donde el Monzón es más suave y las temperaturas son muy agradables.

En cualquier caso, si decide visitar India en verano, para evitar los efectos del calor basta aplicar soluciones lógicas. Levantarse temprano para admirar las sorpresas y tesoros que cada día nos aguardan es una buena solución, de manera que en las horas centrales del día el viajero puede disfrutar de unas horas tranquilas y relajadas en las magníficas piscinas que poseen muchos de los hoteles en India. Para innumerables viajeros, ésta es una excelente manera de combinar un viaje cultural con momentos de ocio y descanso.

Calor en India - Golden Temple (Amritsar) -

© Adam Jones

Llevar un gorro y gafas oscuras, y utilizar protector solar se considera imprescindible, especialmente en playas, desiertos y las altas laderas de las montañas. Asimismo, hidratarse convenientemente hará que no tengamos tanta sensación de calor.

India recibe viajeros en todas las épocas del año. Ningún fenómeno atmosférico es excusa para no visitar el país, pero la información previa es siempre la máxima garantía para disfrutar.

¿Quieres que te diseñemos un viaje exclusivo al Subcontinente Indio?

Desfile del Día de la República en India

No te sorprendas si estando en Delhi los días 21, 23, 24 o 26 de enero ves avionetas engalanadas volando por los cielos de la capital india. Delhi, Mumbai, Calcuta, Chennai y más ciudades están de celebración y actualmente se encuentran ensayando para el Desfile del Día de la República.
¿Todavía te preguntas cuándo viajar a India?

Desfile del Día de la República

© Simply CVR

¿Cuándo es el Día de la República en India? 

El Día de la República de la India se celebra cada año el día 26 de enero. Su celebración oficial suele durar unas 3 horas y comienza con el izamiento de bandera a las 9 de la mañana, seguido por el Desfile.

¿Dónde se celebra el Desfile del Día de la República?

El Desfile del Día de la República se celebra en Delhi, concretamente en Rajpath, el bulevar ceremonial de Nueva Delhi. Su recorrido -de más de cinco kilómetros- empieza en Raisina Hill (muy cerca del Palacio Presidencial), continua pasando por India Gate, la famosa Puerta de la India, y finaliza en el Fuerte Rojo.

Desfile del Día de la República

© Seb & Jen

¿Qué ocurre en el Desfile del Día de la República?

El Desfile empieza con la llegada de Pranab Mukherjee -el Presidente de la India-, escoltado por caballos. El Primer Ministro de la India deposita una ofrenda de flores en Amar Jawan Jyoti, en la Puerta de la India, para rendir homenaje a aquellos que perdieron sus vidas en la guerra. El Presidente eleva la tiranga –la Bandera Nacional de la India– acompañado del Himno de la India, y se ejecuta una salva de 21 cañonazos.  El Desfile está dirigido por las tres divisiones de las fuerzas armadas: Ejército, Armada y Fuerzas Aéreas donde cada estado indio está representado por un flotador diferente.

Este año, el tema principal del Desfile será el empoderamiento de la mujer y como Invitado de Honor asistirá Barack Obama, el primer líder norteamericano en acudir a esta celebración india. 

Desfile del Día de la República en otras ciudades de India

Si la celebración te sorprende lejos de Delhi, todavía hay más opciones para presenciar la fiesta del Día de la República. Busca las multitudes en Shivaji Park, en el centro de Mumbai o acércate a Red Road si piensas pasar estos días en Calcuta. En Chennai, los dos lugares de celebración son Kamaraj Salai y Marina Beach (una de las playas más grandes del mundo).

India, la cuna de artes marciales

Escrito por: Esther Pardo

¿Quieres ser testigo de una de las artes milenarias más legendarias de Oriente? Acércate a India y descubre el Kalarippayatu, considerada la más antigua de las artes marciales y cuyo centro neurálgico es Kerala. Mucho más que un sistema de lucha organizado en técnicas, las artes marciales en India son todo un espectáculo.

© Kerala Tourism

© Kerala Tourism

Los indios afirman que lo que no está en el Mahabharata, no está en el mundo. Y es en esta epopeya escrita a lo largo de un milenio, en la que se hace patente la importancia de la lucha. Porque a pesar de considerarse a China o Japón como los centros y principales exportadores de artes marciales, es el subcontinente indio en el que parece que surgieron algunas de las manifestaciones más tempranas de las luchas, que entonces salvaban y quitaban vidas, y que ahora se han mantenido como manifestaciones culturales, como es el caso del Kalarippayat, en el suroeste del país.

Basada en el código de combate de las dinastías tamiles (quienes más perfeccionaron esta técnica durante el primer milenio debido a sus constantes enfrentamientos por tratar de dominar el territorio), e inspirado en las majestuosas formas de ataque de animales como el tigre, el león, la serpiente o el elefante, la lucha se traduce en 400 llaves, muchas de ellas acrobáticas en las que el guerrero parece volar.

© Kerala Tourism

© Kerala Tourism

En esta disciplina que, entre los siglos XIII y XVI fue obligatoria en la formación de todos los varones mayores de siete años, se aúna la parte física con la mental y espiritual. Para ello, el luchador debe trabajar su flexibilidad, su musculatura (los masajes son decisivos para este propósito) y la coordinación en el manejo de armas como el escudo con el puñal o el sable, hasta considerarlas como una extensión del propio cuerpo. También deben conocer a la perfección el cuerpo humano, para determinar dónde dar los golpes y la consecuencia de los mismos.

Artes marciales en India

© Angampora

El gobierno británico ante el temor a sublevaciones, controló exhaustivamente el uso de armas e intentó eliminar por completo este arte, que tuvo que mantenerse en la clandestinidad. No obstante, tras el advenimiento de la India libre,  y gracias al esfuerzo de los maestros que siguieron enseñándolo, persistió integrado en la cultura del sur, aunque se transformó su sentido, pasando de ser un combate mortal a una forma de autoexpresión en danza, teatro (Kathakali y Theyyam), o, incluso, formar parte de coreografías de películas.

Contemplar en acción a los luchadores en su campo de batalla, el kalari, es uno de los muchos disfrutes que ofrece la región de Kerala. El ritual empieza con la entrada, siempre por el este del espacio, de los dos combatientes, ambos con los pies y el torso desnudos. Una vez dentro del kalari, y ante la presencia de los siete escalones que simbolizan las cualidades que todos ellos deben tener (fuerza, la paciencia, el poder de mando, la postura, la formación, la expresión y el sonido)… ¡empieza el espectáculo!

Viajar con Sociedad Geográfica de las Indias

Los clientes que han tenido la oportunidad de viajar con Sociedad Geográfica de las Indias afirman: tenemos que volver. A continuación, os presentamos la carta de uno de nuestros viajeros, escrita a su vuelta de la India:

De Lahore, la antigua capital del imperio de las mil y una noches, hoy  en manos paquistaníes, se dice: “quien no ha visto Lahore no ha nacido”. Esto es aplicable a la India entera porque sólo mediante exageraciones, nos podemos aproximar a describir al gran país, a lo inescrutable de sus costumbres, a sus gentes.

El tópico que dice que la India es distinta a todo, que te atrapa, resulta para  casi todos los viajeros muy cierto y al final del viaje repetimos  “tenemos que volver”. Porque verdaderamente queremos volver. Algo, o ese todo que has visto en la India se queda en ti, y crees estar seguro que el pasaje que compraste fue sólo de ida. Porque aunque hayamos escrito, que Benarés resulta infernal, qué estremecimiento me recorrería si ahora fuera ya la víspera y que al alba, entraremos en la espléndida ciudad.  El color de las casas  de Jaipur, los jardines de Delhi, el paseo  nocturno por Udaipur…

© unci_narynin

© unci_narynin

Leer más...

Viajar a Bangalore: el parque Cubbon, un paseo por la botánica

Escrito por: Esther Pardo

En pleno centro de Bangalore, rodeado y ocupado por edificios de estilo neoclásico tan emblemáticos como el Museo Arqueológico, el Acuario o el Tribunal Supremo de Karnataka, se encuentra uno de los pulmones de la ciudad y un gran centro de ocio: el parque Cubbon. Una razón más para viajar a Bangalore.

Viajar a Bangalore. Yoga en el Parque Cubbon

© Parshotam Lal Tandon

Correr, ir de picnic, practicar yoga, meditar o dar un paseo por sus avenidas plagadas de naturaleza, son sólo algunas de las actividades que se pueden hacer en este parque público, una de las señas de identidad de la ciudad de Bangalore. Diseñado  en la segunda mitad del siglo XIX (1870), cuando la India aún estaba bajo la dominación británica, el nombre fue tomado de Sir Mark Cubbon, uno de los comisionados más influyentes de la urbe. Allí se alojaron tanto oficinas como edificios públicos, que aún siguen manteniendo su actividad. Algunos, como la Biblioteca, ubicada en pleno centro del parque, o el Tribunal Supremo tiñen con sus ladrillos rojizos la vista de quien se acerca a esta zona verde.

Viajar a Bangalore. Biblioteca en Parque Cubbon

© Parshotam Lal Tandon

Como buen espacio de ocio da cabida a todos las edades, gracias a sus instalaciones recreativas y deportivas. Los niños son parte del público que más disfruta del Cubbon, ya que allí disponen del ya famoso tren de juguete que, junto a las atracciones, es uno de los puntos fuertes de la visita. Y para quienes prefieran la lectura de un buen libro, ni siquiera tienen que llevarlo. Dos bibliotecas surten de material a todo aquel que quiera acercarse. También se puede aprovechar el viaje asistiendo a algunos de los cursos que se imparten en el recinto. Y la temática no puede ser más variada: desde cerámica hasta aeromodelismo.

Pero, sin duda, quienes más podrán sacar partido serán los amantes de la naturaleza. Entre especies autóctonas (ficus, caña fístula, árbol del pan, polyalthia…) y exóticas (bambú, roble plateado, millettia, peltophoru, aguaribay…), se da cabida a más de 96 especies, con un total de 6.000 árboles y plantas, que los naturalistas podrán admirar libres de tráfico, si hacen la visita entre las cinco y las ocho de la mañana. No hay que perderse tampoco las avenidas que dan simetría a este parque y que están adornadas por araucarias, castaños, swietenias, higueras de Java o polyalthias. Mención aparte se merece el árbol gulmohar, que puebla de flores rojas el paisaje.

Viajar a Bangalore. Avenida en Parque Cubbon

© Augustus Vinu

Sin embargo, las diferentes especies de flora y fauna (que a nadie le sorprenda encontrarse con varios monos por el camino) no son las únicas pobladoras del parque.

Viajar a Bangalore. Estatua de la Reina Victoria en Parque Cubbon

© Amol.Gaitonde

La Reina Victoria, Gandhi, el Rey  Eduardo VII, y dirigentes locales como Sri. Chamarajendra Wodeyar, el citado Sir Mark Cubbon o Sir K. Sheshadri Iyer son testigos de excepción del lugar.

Otro de los rincones más significativos del parque lo constituye el kiosco de música, añadido a posteriori. Sin embargo, es de los lugares que peor se ha conservado, dada la falta de mantenimiento de la que adolece el lugar. A pesar de todo, este parque sigue siendo uno de los lugares de obligada visita en Bangalore, localidad a la que se la conoce también, gracias al Cubbon, con el sobrenombre de  “Ciudad Jardín”.