Introducción al yoga

El yoga (del sánscrito ‘ioga’) se refiere a una tradicional disciplina física y mental que se originó en India. Comúnmente, la palabra se asocia con prácticas de meditación propias del hinduismo, budismo y jainismo.

Taj Exotica Goa

Sobre el yoga, como casi sobre todas las materias que abarca la tradición hindú, se ha difundido información de dudosa fiabilidad que ha contribuido a crear una imagen trivial y deformada de muchos de sus aspectos.

El yoga, que no está ligado a ninguna religión, comprende muchas ramas que contribuyen al desarrollo de la salud física y mental, así como al crecimiento espiritual. Su práctica ayuda a mitigar aspectos negativos de la vida moderna como el sedentarismo, el abuso de alimentos tóxicos o los bloqueos generados por el estrés.

Los tipos de yoga que se consideran fundamentales son: raya yoga (también identificado como ashtanga yoga), gñana yoga y karma yoga. Otros, más populares como hatha yoga o kundalini yoga, no deben identificarse como escuelas fundamentales. En próximos artículos iremos hablando de todos ellos. Antes nos centraremos en las bases del yoga.

Los principios básicos del yoga.

1. Respiración (Pranayama).
El estrés, la ansiedad o el miedo pueden ser causa directa de una respiración deficiente o superficial. Del mismo modo que nuestro ánimo influye en nuestro modo de respirar, la respiración influye en nuestro modo de vivir. El oxígeno es la llave principal para varios procesos bioquímicos relacionados con el metabolismo celular y el abastecimiento de nutrientes. Su escasez en los procesos biológicos es fatal, ya que conduce al deterioro del organismo. El yoga cómo controlar la respiración llevando oxígeno a todas las células de nuestro cuerpo.

2. Relajación (Savasana).
Muchos de los métodos modernos que ayudan a gestionar el estrés encuentran su fundamento en esta tradición. Una relajación adecuada de todos los músculos del cuerpo ayuda a rejuvenecer el sistema nervioso. Mediante la relajación se eliminan las tensiones neuromusculares, se estabiliza la acción cardiaca, se equilibra el sistema nervioso autónomo, se apacigua la mente y se supera la ansiedad y el estrés.

3. Ejercicio (Asanas).
Nuestro cuerpo está diseñado para el movimiento. Si nuestro estilo de vida es sedentario y no provee el movimiento natural a los músculos y articulaciones, sobreviene la enfermedad. El yoga “físico” es una completa ciencia integral de la salud. Sus técnicas favorecen no sólo al organismo, sino también a sus funciones y energías. Las posiciones corporales, conocidas como asanas, permiten beneficiosos estiramientos y auto-masajes muy profundos. Estas posturas activan y potencian todo el organismo, equilibran el sistema nervioso autónomo, sosiegan el ánimo y armonizan todas las funciones y energías psicosomáticas.

asanas_yoga

4. Meditación (Dhyana).
Somos lo que pensamos que somos, por lo tanto, el cultivo armónico de la mente potencia el pensamiento positivo que contribuye a una mente sosegada y a una salud plena. La práctica regular de la meditación permite reposar la mente y conducirla a un estado de equilibrio interior que mejora notablemente la calidad de vida.

Somos lo que comemos.

Los alimentos que ingerimos afectan decisivamente a nuestra salud y calidad de vida. Lo que comemos determina lo que la sangre transporta a nuestras células, ya sean toxinas o nutrientes. La dieta yóguica propone una dieta lacto-vegetariana rica en verduras, frutas, legumbres, hortalizas y cereales, evitando alimentos refinados y bajos en nutrientes que, además, contienen sustancias nocivas como conservantes, edulcorantes, pesticidas u hormonas.


Sobre la autora:
NonaNona Rubio es colaboradora de Sociedad Geográfica de las Indias. Le apasiona viajar y nos cuenta historias que hablan de un país inabarcable con el que hay que ser paciente si lo que pretendemos es conocerlo por dentro. Para más información: [Quiénes somos]

Comentarios

  1. terapia de pareja

    Es muy grato encontrar esta información, que con gusto recomendamos a nuestr@s consultantes que atendemos y que desafortunadamente padecen estrés, ansiedad y/o depresión, que si no se tienen las herramientas adecuadas se apodera de la vida de las personas. La psicoterapia por sí misma no es suficiente para combatir el estrés, la ansiedad y la depresión y recomendamos ampliamente la práctica de la yoga.

  2. Teresita

    Los beneficios de estos ejercicios psicofísicos son incontables. En espera de futuros escritos sobre el tema, ¡saludos!

Artículos Relacionados

  1. Playa de Anjuna, Goa
  2. Playa de Anjuna, Goa - Blog Sociedad – Redgente.com
  3. Mi primer contacto con el yoga
  4. Mi primer contacto con el yoga - Blog Sociedad – Redgente.com
  5. Aprendiendo yoga: Gheranda Samhita
  6. Aprendiendo yoga: Gheranda Samhita - Blog Sociedad – Redgente.com
  7. Jala Neti
  8. Jala Neti - Blog Sociedad – Redgente.com

Responder