Playas de Sri Lanka

Escrito por: Eva del Amo

Hay pocos lugares en el mundo que puedan ofrecerte la sensación de sentirte perdido en el paraíso, pero sin duda las playas de Sri Lanka es uno de ellos. Ese halo de irrealidad que desprende su arena dorada bañada por el Índico hace que la luna de miel en Sri Lanka sea simplemente inolvidable.

Playas de Sri Lanka: Negombo Beach

© S.B

Nada más poner un pie en la isla descubriremos que Sri Lanka presenta mil y una opciones que se empeñarán en hacer de nuestro viaje los mejores días de nuestra vida. Y entre tanto que tiene por ofrecernos esta isla tropical, las playas de Sri Lanka son el paréntesis que nos hará sentir más lejos de nuestra rutina diaria y más cerca del descanso. Esa imagen idealizada que tuvimos el primer día que imaginamos una luna de miel en Sri Lanka. La que cogió forma cuando preparábamos las maletas. La que hoy se hace realidad mientras paseamos por un océano Índico que besa intermitentemente una interminable playa de arena fina y dorada.

Playas de Sri Lanka: Tangalla Beach

© Colby Otero

Con un suave litoral de 1.300 kilómetros cuadrados y el agua a una agradable temperatura de unos 27º C, las playas de Sri Lanka son uno de los lugares vírgenes más bonitos del planeta. Es la idea de poder disfrutar de una playa sólo para dos lo que hace que muchas parejas elijan Sri Lanka como destino de luna de miel, lejos de la masificación y en pleno contacto con la naturaleza.

En las playas de Sri Lanka el relax sólo es interrumpido por la posibilidad de realizar cualquiera de las actividades acuáticas que regala la isla. Surf, wind surf y kite surf se combinan con la posibilidad de realizar buceo o snorkel, o incluso de embarcarse para avistar delfines juguetones e inmensas ballenas a escasos metros de nosotros. Una visión impactante que quedará en nuestra memoria para siempre.

Aunque todas las playas de Sri Lanka tienen un encanto especial que las hace únicas, quizá sean las de la costa sur y oeste las más atractivas. La bahía semicircular de Unawatuna, protegida por una doble barrera de coral, está acostumbrada a aparecer en los rankings de mejores playas del mundo, mientras que en Beruwala y Bentota puedes disfrutar del Índico por el día y hacerte un tratamiento de ayurveda al caer el sol. Arugam Bay es el sueño de cualquier surfista y hasta los alrededores de Dondra Point se acercan curiosas las ballenas.

Playas de Sri Lanka - Tangalla Beach

© Diana Montero Melis

No es difícil observar centenares de delfines en la costa de Kalpitiya y en Hikkaduwa tendremos a nuestra disposición uno de los mejores fondos marinos que puedas imaginar.

Y si cada una de las playas de Sri Lanka presenta una personalidad propia que la hace única, todas ellas tienen en común amaneceres en calma y preciosos atardeceres, donde mar y cielo nos regalan una sinfonía de colores incomparable. No se necesita nada más. Es el momento justo en el que os dais cuenta de que la remota idea de pasar vuestra luna de miel en Sri Lanka ha merecido la pena.

Responder