Capital de India

5/5 - (1 voto)

Vistas de Delhi

Vistas de Delhi desde la mezquita Jama Masjid.



Son muchas las ciudades que a lo largo de la historia han sido capital de India. Incluso hubo épocas en las que había más de una capital, o había una capital de verano y otra de invierno. Pero, a día de hoy, la capital de India es Delhi.
Una ciudad en la que el patrimonio cultural y las últimas innovaciones se entremezclan en las calles llenas de vida y de un caos aparente, que no es más que el resultado del cruce de caminos de sus 17 millones de habitantes. Y es que Delhi es la segunda ciudad más poblada de la India por detrás de Mumbai.

Escrito por: Andrea Amado Laín

La actual capital de India

Delhi es una ciudad que, en contraste con la creencia general de que está desfasada, en los últimos años ha experimentado un aumento vertiginoso del número de empresas de nuevas tecnologías, sobre todo aquellas dedicadas a los ScuS (Software como un servicio). Son muchos los inversores extranjeros que ya han apostado por el desarrollo tecnológico en esta y otras ciudades de India por dos factores principales: un gran número de desarrolladores con habla inglesa y un coste de contratación relativamente bajo. Esto ha llevado a que India esté experimentando un crecimiento económico nunca antes visto.
Las innovaciones tecnológicas auguran un buen futuro para Delhi y toda India. Pero esta ciudad no tendría ese futuro ni sería lo que es hoy en día sin su pasado. Tiempos que quedaron atrás, dejando su huella: un rico patrimonio cultural. Delhi es una de las ciudades más antiguas del mundo, lo que ha hecho que los visitantes que no la conocen se vean sorprendidos por monumentos que parecen salidos de la nada entre los laberintos de edificios modernos. Pasas un edificio de viviendas y, de pronto, tienes enfrente una gran explanada en la que se alza la Puerta de la India.

Puerta de la India en Delhi

Puerta de la India. ©shalender kumar

Sin duda, Delhi merece la corona de capital de India. Pero, como ya te hemos contado, no siempre fue ella la coronada.

Antiguas capitales de India

Hay una larga lista de ciudades que en su tiempo fueron capital de India y, aunque no podemos revisarlas todas porque eso nos llevaría escribir un libro entero, sí vamos a hacer un recorrido rápido, “sobrevolando” los cambios de capital a lo largo de la historia.

Comenzando por el periodo temprano

La antigua Pataliputra (de la que hoy sólo quedan ruinas que ocupan parte de la actual Patna) fue la capital de la dinastía Nanda y de los imperios Maurya, Gupta y Pala. Según las crónicas, Buda Gautama la fundó en el siglo V a.C. y residió en ella.

Templo de Chandika en Patna

Templo de Chandika en Patna. ©Shubham Ganesh Rathod

Con la llegada del imperio Kushan alrededor de los siglos I y III d.C., se produjeron saqueos en Pataliputra y se nombró a Begram (localizada en Afganistán) como capital de India de verano y a Mathura como capital de invierno.

A partir del 230 d.C., en época del imperio Satavájana, la capital de India volvió a ser una sola, Pratishthānapura (ahora llamada simplemente Paithan).
En la parte norte del subcontinente, durante la dinastía Pushyabhuti (entre los siglos VI y VII), y también durante el imperio Pratiharas (siglos VIII a XI), la elegida como capital fue Kannauj.
A su vez, en la parte sur, entre los siglos VI y X, la dinastía Rashtrakuta estableció la capital de India en Manyakheta, pero más tarde, con la llegada del imperio Pratihara a esa parte de India, se cambió a Avanti.
Bajo los reinados de Gaadhi y Vishwamitra, la ciudad de Ghazipur fue capital y centro de administración de la dinastía Gupta (siglos IV a VI d.C.).
En la época más fuerte de la dinastía Chola (c. 1025), se eligió la ciudad de Gangaikonda Cholapuram.
Gaur, que en la antigüedad llegó a ser una de las ciudades más pobladas del mundo, fue capital de la dinastía de Pala (siglos VII a XIII) junto con Pataliputra.
Los poblados nómadas sakas, desde el I a.C. hasta finales del IV d.C., tuvieron también sus propias capitales, la primera fue Sigal, seguida por Taxila y, después, por Mathura.
Un poco más apartados, en las partes noroccidentales y septentrionales del subcontinente indio, los indo-griegos eligieron a la ciudad de Sakala como entre los siglos II a.C. y el I d.C.

Pasamos al periodo medieval

La actualidad no es el único momento en el que Delhi fue capital de India. Entre los años 1206 y 1526, esta ciudad fue la sede del sultanato de Delhi. En 1327, durante la dinastía Tughlaq del sultanato, su gobernante, Muhammad bin Tughluq, forzó a la población de Delhi a trasladarse a Daulatabad. Pero sólo duró como capital dos años antes de ser abandonada debido a la falta de agua.
Al mismo tiempo, entre los siglos XII y XIII, el sultanato de Ghurid tenía capital en Ghor (Afganistán) y el imperio Iltutmish en Badaun.
Desde 1571 hasta 1585, bajo el reinado de Akbar, Vijayanagara fue la capital del Imperio vijayanagara. Al igual que pasó con Daulatabad, se cree que fue abandonada debido a la falta de agua.
En 1704, el primer nawab de Bengala (título que se daba al gobernante del subah de Bengala, una subdivisión del imperio mogol) Murshid Quli Khan, cambió la sede del gobierno desde Daca a Mukshudabad, a la cual renombró como Murshidabad, que significa “la ciudad de Murshid Quli Khan”.

Palacio Kathgola reflejado en el agua en Murshidabad

Palacio Kathgola en Murshidabad. ©AmlanTheTramp

En 1730, la sede del peshwa (primer ministro) del imperio Maratha (siglos XVII a XIX) se trasladó a Pune.
Más tarde, en 1763, el Nawab de Bengala, Mir Qasim Ali, cambió la capital de Murshidabad a Munger.

Terminamos con el periodo moderno

Calcuta fue capital de India desde el inicio del Raj británico (gobierno colonial de la Corona británica), en 1858, hasta 1911, cuando se anuló la partición de Bengala. Este suceso fue anunciado el 12 de diciembre de ese año en el Delhi Durbar, una celebración oficial en la que el rey Jorge V fue coronado emperador de la India y se nombró a Delhi como la nueva capital. Esas dos capitales de la época de la India británica compartieron título con Shimla, que fue nombrada capital de verano del Raj en 1864.
Delhi mantuvo su título después de la independencia india en 1947, pero Shimla pasó a ser capital del estado de Himachal Pradesh.

Vistas montañosas de la ciudad de Shimla

Shimla. ©Sukhjinder

Y llegamos al fin de este tumultuoso viaje histórico y geográfico por India.

¿Te gustaría visitar India y ver con tus propios ojos alguna de las ciudades que aún siguen en pie y que, en su tiempo, fueron coronadas como capital?

¿Quieres que te diseñemos un viaje exclusivo al Subcontinente Indio?

Responder