Annapurna: cómo llegar al techo del mundo

5/5 - (1 voto)

Annapurna

Pocas estampas resultan tan impactantes como el Annapurna. © Pixabay



Hablar del Annapurna supone hacerlo de uno de los grandes retos para cualquier viajero o, mejor dicho, explorador. Te contamos qué hacer en el Annapurna a través de sus dos rutas principales.

Escrito por: Alberto Piernas

Annapurna

¿A qué huelen las nubes? © Pixabay

Desde tiempos ancestrales, los habitantes que vivían a orillas del río Ganges a su paso por la región de Khasi, contemplaban cada día los altos picos blancos del horizonte. Allá arriba, la diosa de la comida y la salud proveía a todos sus creyentes de cuanto necesitaban, pero nadie osaba interrumpir la paz de la deidad Lakshmi. Con el paso del tiempo, muchas de las personas que han llegado a este lugar han observado los picos bajo otra intención, porque en el mundo encontramos retos pero pocos se comparan a la aventura de ascender por el Annapurna.

Esta «diosa de las cosechas» es un macizo montañoso de 55 km de longitud rodeado por tres lugares de Nepal: el cañón Kali Gandaki, al oeste; el río Marshyangdi, al norte; y el valle Pokhara, por el sur. Coordenadas de un gigante espiritual hacia el que se abren tantas rutas como posibilidades.

Para ponerte en situación, el área de conservación del Annapurna se divide en seis grandes picos que superan los 7.200 metros de altitud, siendo el Annapurna I el más alto con 8.091 metros. Sin embargo, en este laberinto nevado la seguridad no solo es primordial, sino también la elección de la ruta de trekking que mejor se adapte a ti.

Ruta al Santuario del Annapurna

Ruta del Santuario del Annapurna

Panorámica de la Ruta del Santuario de Annapurna. © Pixabay

  • Dificultad: Fácil-Moderada
  • Duración de la caminata: 10 días
  • Máxima elevación: 4,130m
  • Alojamiento: Cabañas de trekking
  • Punto de inicio/finalización: Naya Pul o Dhampus

Considerada como la caminata más popular de Nepal, la ruta del Santuario de Annapurna abarca 10 días de vistas montañosas sin parar hasta finalizar en un paraíso de picos montañosos de hasta 8 km de altura.

Muchos viajeros escogen esta caminata al ser más corta, fácil de realizar y una opción no demasiado arriesgada, ya que no supera los 4130 metros de altitud y en el camino se suelen encontrar alojamientos muy acogedores. La ruta directa de ida y vuelta comienza en las exuberantes colinas subtropicales al norte de la ciudad de Pokhara, para continuar a través de bosques de robles, abedules, y bambú. Para el quinto día, llegamos al valle alpino que engloba el campamento base de Machapuchare (un conjunto de lodges de trekking).

Las vistas más espectaculares se despliegan en este último tramo hasta el Santuario de Annapurna, donde se avistan los glaciares y un anfiteatro de picos de infarto: Machapuchare (6993 m), Annapurna Sur (7219 m), Annapurna III (7555 m), Gangapurna (7.454 m) y, coronando el conjunto, Annapurna I (8.091 m).

Respecto a la comida y el alojamiento, la mayoría de albergues que encontrarás tienen menús variados, calefacción, habitaciones separadas, electricidad, duchas con agua caliente e incluso wifi.

Sin embargo, también hay «contras»: en primer lugar la ruta hasta el Santuario de Annapurna es de las más transitadas, por lo que las posibilidades de interactuar con la población local son más escasas. Por otra parte, y aunque esto afecta a todas las rutas, recomendamos llegar pronto a los albergues o, en cualquier caso, realizar la ruta a través de una agencia especializada para evitar el estrés de quedarte sin cama al llegar.

Caminata por el circuito de Annapurna

  • Dificultad: Moderada-difícil.
  • Duración de la caminata: 12-18 días.
  • Máxima elevación: 5,416 m.
  • Alojamiento: Cabañas de trekking.
  • Punto de inicio/finalización: Besi Sahar o Bhulebule/Jomsom o Naya Pul.

Esta caminata es otra de las más recurrentes y populares, ya que supone la inmersión por la paleta cromática de Nepal: desde los valles subtropicales rebosantes de bananos y ríos selváticos, hasta praderas alpinas y bosques de cuento que tapizan el acceso hasta los picos nevados.

El punto más alto de esta ruta es el Thorong La Pass (5.416 m), a menudo cubierto de nieve. Desde aquí descendemos hasta el fascinante lugar de peregrinación hindú y budista de Muktinath para penetrar entre gargantas fluviales erosionadas, oasis exuberantes y los monasterios de Kagbeni y Jomsom, los cuales nos recuerdan que miles de años atrás aquí hubo un océano. Muchas personas terminan esta ruta en Jomsom, con sus praderas verdes e infinitas. Otra alternativa implica realizar esta misma ruta en el sentido contrario a las agujas del reloj, comenzando en Besisahar o Bhulebule para terminar en Jomsom o Naya Pul. Como sugerencia, realizar esta vuelta permite más tiempo para aclimatarse al paso de Thorung La (5.416 m).

Las instalaciones a lo largo del circuito de Annapurna son excelentes, con cómodos refugios para caminatas y comida variada. Al igual que sucede con el circuito al Santuario de Annapurna, recomendamos reservar un campamento con una agencia especializada, ya que de esta forma podrás acampar en puntos intermedios y en plena naturaleza en lugar de depender de los albergues.

Por supuesto, encontramos otras muchas alternativas a la hora de ascender al Annapurna: la ruta a Poon Hill (3.210 metros de altura, la más fácil); o el Tilicho Lake Trek, el ascenso hasta el lago más grande de Nepal (5.005 metros de altura).

En Sociedad Geográfica de las Indias realizamos viajes a Nepal que siempre pueden finalizar en los paraísos más altos del mundo. Consúltanos todo lo que necesites saber sobre tu próxima aventura y prometemos guiarte allá donde los cielos brillan más que en ningún otro lugar del planeta. Y si te pierdes, los banderines de colores sabrán cómo llevarte a tu destino.

¿Quieres que te diseñemos un viaje exclusivo al Subcontinente Indio?

Responder