Los patrimonios de la UNESCO de Nepal tienen alma propia

Ojos de Buda dibujados en la estupa de Boudhanath en Katmandú Estupa de Boudhanath en Katmandú. © Pixabay

Cuando se trata de sucumbir a la magia, adentrarse en estos monumentos, calificados por UNESCO como Patrimonios de la Humanidad en Nepal se convierte en la mejor forma de descubrir el encanto de esta tierra de cumbres nevadas, valles legendarios y templos budistas.

Escrito por: Alberto Piernas

Curiosidades Nepal - Everest

Estupa en el valle de Sagarmatha. © Goran Hoglund Kartlasarn



En el mundo existen países tan diferentes como especiales, pero pocos encarnan la personalidad de Nepal. Tallado por los Himalayas y el Tíbet y convertido en lugar estratégico de las antiguas rutas comerciales asiáticas, Nepal inspira la magia de sus montañas nevadas para expandirla en forma de parques naturales, templos milenarios o rutas que conducen a lugares donde la tierra y el cielo se funden.

Un imperio para los sentidos donde los siguientes monumentos Patrimonios de la humanidad (UNESCO) de Nepal se convierten en opciones ideales para iniciarte en un país que siempre ha sabido reponerse de los caprichos de la naturaleza, especialmente tras un terremoto en 2015. Un episodio que Nepal parece haber archivado en su memoria para abrirse a nuevos amaneceres:

1) Valle de Katmandú

Esculturas doradas en el templo de Changu Narayan en Nepal

Interior de Changu Narayan. © Sociedad Geográfica de las Indias by Álvaro Maldonado.

Cuenta la leyenda que hace miles de años, en el nivel más bajo del actual Valle de Katmandú nació un enorme lago de aguas turquesas topado por una gigante flor de loto cuya belleza atrajo a hordas de peregrinos y curiosos procedentes de todos los países de Oriente. Un loto que con el tiempo terminó eclosionando entre cumbres silenciosas, vientos legendarios y ciudades mágicas que hacen del Valle de Katmandú la gran atracción de Nepal a visitar, especialmente desde su inscripción como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1979.

Más de 2700 monumentos conforman un valle donde las ciudades imperiales, costumbres y orografía conforman la perfecta Shangri-La descrita por el escritor James Hilton en su libro Horizontes perdidos. Un escenario de altura atrapado entre China e India donde la felicidad respira por sus cuatro costados.

Y la mejor forma de adentrarse en este lugar no es otra que deleitándose con estos siete conjuntos reconocidos por la Unesco y englobados dentro del Valle de Katmandú que giran en torno a Katmandú, Patan y Bhaktapur:

Plaza Durbar en Katmandú

Templos rojizos en la famosa Plaza Durbar de Katmandú

Plaza Durbar de Katmandú. © Pixabay

Antaño, la conocida como plaza Durbar era considerada como el patio o lugar en el que cada reino desplegaba su potencial y poder en forma de templos, esculturas y demás construcciones. En el caso de Katmandú, la suya es la más espectacular de todo Nepal, conformando un micromundo donde conviven templos rojizos, rickshaws acelerados, shadus (o sacerdotes) ornamentados con collares de flores, mercados de alfarería o estatuas y detalles que obligan a prestar atención a cada uno de sus rincones. Deléitate con el Palacio Real custodiado por una enorme estatua de Hánuman, el dios-mono, el templo de la diosa Taleju, famosa por reencarnarse en la niña Kumari, motivo de una de las grandes fiestas de Nepal, o el Templo Trailokya Moham Narayan, desde el cual Shiva y Parvati envían saludos al resto de los mortales. Si además cuentas con tiempo, no te pierdas una visita al barrio de Thamel.

Plaza Durbar en Patan

PLAZA DE DURBAR EN PATAN

Plaza Durbar de Patan © mafate69

La segunda gran plaza Durbar de Nepal pertenece a un reino de Patan fundado hace más de 2200 años y también conocido como Lalitpur. Erigido por la dinastía Malla gira en torno a un famoso Palacio Real conformado por 3 chowks (o patios) conocidos como Mul Chowk, Sundari Chowk y Keshav Narayan Chowk, además de otros jardines, estatuas y complejos como el Templo Dorado (o Hiranya Varna Mahavir), uno de los 19 edificios históricos que lucen en este pulmón cultural.

Plaza Durbar en Bhaktapur

Plaza de Bhaktapur en Nepal

Complejo de la Plaza Durbar de Bhaktapur. © Pixabay

Los antiguos reyes Malla construyeron entre los siglos XII y XVIII este lugar fastuoso donde el bullicio se entremezcla con nuevas aromas, sonrisas y monumentos. Déjate seducir por el famoso templo del antiguo palacio malla y sus 55 ventanas, las estatuas híbridas de animales y humanos que rodean el umbral al templo de Nyatapola o las piezas de alfarería secándose al sol en los mercados que se despliegan por la zona.

Swayambhunath

Mono mirando a la cámara en la estupa de Swayambhunath en Katmandú

Mono frente a la estupa de Swayambhunath. © Andbeyond

Si existe una imagen icónica de Nepal esa pertenece al complejo religioso de Swayambhunath ubicado en los alto de la colina homónima al oeste de Katmandú. Un lugar contemplativo conformado por diversas estupas que bailan al son de la nave central, una cúpula que precede una escultura de Buda representado por sus ojos y cejas pintados en la estructura. Todo ello envuelto entre banderas de colores, colonias de monos y diferentes dependencias como sus patios o biblioteca que convierten el conjunto budista más antiguo del valle en todo un deleite para los sentidos.

Boudhanath

Viaje a Nepal: Boudhanath en Katmandú

La estupa de Bhoudanath al atardecer. © Michael Foley

Similar al anterior complejo, Boudhanath se ubica también en Katmandú y se confirma con una de las estupas esféricas más grandes del mundo. También esculpida en honor a Buda, la misma conforma un mandala que invita a descubrir un lugar mágico y antiguo icono de las rutas comerciales de Asia. Sin duda, uno de los Patrimonios de la Unesco de Nepal más famosos.

Zona monumental de Pashupati

Turista contemplando las estupas de Pashupatinath

Vista del complejo de Pashupati © Grant Eaton

Pasupati, también conocido como «señor de las bestias», es uno de los avatares del famoso dios Shiva y una de las deidades más famosas de Nepal. El perfecto embajador de un templo de Pashupatinath elevado junto al río Bagmati y que hasta no hace tanto tiempo reservaba su entrada exclusivamente a creyentes hindúes. Considerado como uno de los templos de Shiva más famosos del mundo, el Pashupati fue erigido en el 1400 y en su interior posee el famoso shivalingam, o falo de Shiva, elemento que evoca más la energía masculina del dios que el mero factor sexual.

Zona monumental de Changu Narayan

Templo rojizo con ornamentación en Changu Narayan en Nepal

Templo principal de Changu Narayan. © Dial Nepal

Al este de Katmandú y a 6 kilómetros de Bhaktapur existe uno de los templos más antiguos de Nepal. Custodiado por una muralla en la que quedan esculpidas cuatro entradas y diferentes estatuas de parejas de animales, el Changu Narayan evoca la gracia divina de Visnú concentrada entre naves rojizas y bajo tejados de mil detalles.

2) Parque Nacional de Sagarmatha

Lagos y montañas nevadas en el Valle de Sagarmatha de Nepal

Panorama del mágico Valle de Sagarmatha. © Reddit

A 8848 metros sobre el nivel mar y en el oriental distrito de Solu-Khumbu existe un lugar conocido como «Cabeza del cielo», también, galardonado por UNESCO como patrimonio de la humanidad de Nepal, ideal para iniciar una ruta de trekking hacia los Himalayas pero, especialmente, hacia un sector sur del Everest contenido en este paraíso cuyos cielos se llenan de todas las estrellas imaginables. De hecho, medios como el mismo National Geographic catalogaron el pico más alto de Nepal como uno de los mejores lugares para avistar estrellas de todo el mundo.

3) Parque Nacional de Royal Chitwan

Rinoceronte madre y rinoceronte hijo en el Parque Nacional de Chitwan

Rinocerontes en Chitwan. © Sociedad Geográfica de las Indias by Álvaro Maldonado.

Patrimonio de carácter natural, el de Chitwan está considerado como uno de los parques nacionales más importantes del mundo no solo por su extensión y especies, sino también por sus muchas medidas para repoblar colonias de animales como la de un tigre de Bengala cuya población fue duplicada en 2018. Una buena noticia a experimentar entre diferentes ecosistemas que van desde selvas hasta humedales donde elefantes y rinocerontes conviven con la etnia Tharu, comunidad nativa que preserva este paraíso a los pies de los Himalayas. Uno de los mejores lugares para realizar un safari.

4) Lumbini

Pagoda de la Paz de Lumbini junto a un estanque de lotos

Peace Pagoda de Lumbini. © Pixabay

En la región de Terai, la misma donde se encuentra Chitwan, existe el lugar más sagrado para los budistas. Considerado como lugar de nacimiento de Buda, Lumbini es un pueblo envuelto en lotos y estupas donde todas las miradas giran en torno al Maya Devi Temple, lugar donde su ubica la piedra que confirma el nacimiento de Buda, ya que la misma fue erigida por el rey Ashoka, un ferviente budista, en el siglo IV a.C. Un lugar a enlazar con una visita a la famosa Pagoda de la Paz o el conjunto de templos inspirados en otras culturas alcanzadas por el budismo como Myanmar (réplica de su famosa Estupa Dorada) o Tailandia (el Wat Thai Temple). Asia y su fe contenidas en un mismo lugar.

¿Te gustaría conocer todos estos lugares patrimonio de la UNESCO durante tu viaje a Nepal?

¿Quieres que te diseñemos un viaje exclusivo al Subcontinente Indio?

 

 

Responder