¿Existen las monjas budistas?

Monjas budistas

Monjas budista en Tailandia. © South China Morning Post



Al pensar en el budismo, la palabra «monjes» es una de las primeras que se nos vienen a la mente. Sin embargo, ¿qué hay de las monjas budistas? Exploramos una vertiente de la corriente budista feminista cada vez más predominante.

Escrito por: Alberto Piernas

¿Existen las monjas budistas?

Ser monja budista en Asia

Bhikkhunis durante la oración grupal. © Plumas atómicas

Durante un trayecto tren entre Kandy y Ella, en Sri Lanka, una figura ataviada con una túnica naranja se sentó delante de mí. En un primer momento, y a juzgar por su cabeza afeitada, pensé que se trataba de un hombre. Sin embargo, una vez pude reconocerla, me percaté de que se trataba de una mujer, más concretamente, de una monja budista. Los estereotipos en torno a una de las mayores religiones del mundo no suele encajar con la presencia de una mujer dedicada a la vida espiritual. Una realidad dormida durante siglos que recién alcanza su auge en el siglo XXI.

Las monjas budistas son llamadas «bhikkhunis» y pertenecen a una orden creada por el propio Buda a petición de su tía y madre adoptiva Mahapajapati Gotami, la primer bhikkhuni de la historia. Sin embargo, varias fuentes posteriores afirman que Buda no solo estableció un mayor número de disciplinas para las mujeres (311) que para los hombres (227),  sino que puso más trabas a las monjas que querían ser ordenadas, convirtiéndolas en subordinadas de los monjes budistas. Aunque este relato no ha sido confirmado y muchos afirman que Buda fue el primer «feminista« al otorgar los mismos derechos a hombres y mujeres, lo cierto es las monjas budistas actualmente son toleradas pero no aceptadas.

Un buen ejemplo de esta realidad es Venerable Dhammananda, considerada como la primera monja budista de Tailandia. Esta exitosa académica estudió el budismo durante gran parte de su vida pero, a pesar de su conversión, la realidad sigue difiriendo entre hombres y mujeres: las bhikkhunis no reciben ningún tipo de ayuda del gobierno y no pueden participar en rituales conmemorativos a nivel nacional, entre otras limitaciones.

Actualmente, Dhammamananda gestiona el monasterio de Songdhammakalyani, el primer centro para mujeres budistas de Tailandia ubicado en Nakhon Pathom, no lejos de Bangkok. Sin embargo, ¿cómo se puede considerar monjas budistas sin ser oficiales?

Venerable Dhammananda

Venerable Dhammananda, la primera monja budista de Tailandia. © Medium

La respuesta cabe encontrarla en Sri Lanka, cuna del llamado budismo theravada. Según la historia, hace unos 400 años el país fue invadido por reyes ateos que acabaron con un gran número de monjes budistas, motivo por el que la órden religiosa solicitó la llegada de monjes llegados de la antigua Siam. Este evento habría lastrado cualquier mínimo germen de un budismo igualitario en la antigua Ceilán, hasta ahora

Actualmente, muchas monjas theravadas, como Dhammananda, acuden a Sri Lanka, donde sí son reconocidas, para después regresar a sus países de origen, especialmente Tailandia o Myanmar, otro de los principales epicentros de la religión theravada.

La actual situación de las monjas budistas promete restaurar las ausencias y derechos lapidados por la historia a fin de afrontar todas las dificultades impuestas por los círculos más conservadores de Asia. Por suerte, confiamos en que las palabras de Buda puedan ser el vivo aliento de una nueva generación. De miles de mujeres con derecho a una vida plena.

¿Te gustaría conocer más sobre el budismo durante tu viaje a Sri Lanka?

¿Quieres que te diseñemos un viaje exclusivo al Subcontinente Indio?

Responder