Mantarrayas en Maldivas: conservación y amenazas de esta especie

5/5 - (3 votos)

Mantarrayas en Maldivas

Foto promocional de la iniciativa «Swim with Mantas» de ©Manta Trust.



Las mantarrayas suponen una de las especies más valiosas de los arrecifes del mundo. Sin embargo, el impacto del cambio climático amenaza a esta especie al mismo tiempo que diferentes expertos tratan de mitigar su despoblación. Te contamos la situación de las mantarrayas en Maldivas.

Escrito por: Alberto Piernas

Mantarrayas en Maldivas

Mantarraya en la superficie. ©PXphere

Nadar con mantarrayas es el sueño de muchas personas que viajan a paraísos del mundo como Maldivas. Seres mágicos que extienden sus cuerpos como una danza relajada, conscientes de unos océanos por los que moverse libremente… hasta ahora. El impacto del cambio climático estremece los ecosistemas del mundo de una forma tan silenciosa como continua, si bien expertos y biólogos tratan de aportar resoluciones a través de un estudio continuo de esta especie. 

Manta Trust: la mayor organización para salvar a las mantarrayas en Maldivas

Un día de 2010, el biólogo marino Guy Stevens se encontraba en Sri Lanka con el fotógrafo Thomas Peschak documentando la actividad de las pescaderías de mantarrayas en la antigua Ceilán. Una de las últimas noches de su estancia en la isla, y aplacados por la presencia de tantas mantarrayas muertas que habían encontrado, Guy y Thomas tuvieron una idea: fundar Manta Trust, un proyecto de conservación en Maldivas que documenta e investiga la actividad de la mantarrayas y los efectos que el cambio climático provoca en su hábitat. Pero para alcanzar las soluciones es necesario cuestionarse los motivos.

En primer lugar, una de las principales amenazas de la desaparición de la mantarraya procede de la pesca ilegal enfocada a la extracción de sus branquias. Estas placas se secan y se exportan a diferentes países, especialmente a China, donde se consumen como remedio para diferentes dolencias.

Snorkeling en Maldivas

Turistas nadando con mantarrayas. ©Four Season Maldives

Por otra parte, la crisis climática se interpone entre el alimento y la mantarraya, ya que erosiona los sistemas coralinos donde viven esta y otras valiosas especies del mundo. El último factor a tener en cuenta reside en el impacto del turismo no sostenible, incluyendo las zonas de buceo masivas, la presencia de barcos pesqueros y otras actividades enfocadas a extraer lo mejor de un territorio sin devolver nada a cambio. De esta necesidad ha surgido el programa «How to Swim with Mantas» de Manta Trust, a fin de promover un turismo sostenible que no afecte a la actividad de las mantarrayas en Maldivas y otros países como Fiji, México o Ecuador.

Además, Manta Trust cuenta con un equipo especialmente enfocado en Maldivas, donde realizan numerosos estudios nadando y buceando junto a las mantarrayas. A través de esta convivencia obtienen toda la información necesaria para su conservación: desde las condiciones del mar (corrientes, temperatura o niveles de plancton) hasta los factores externos (comportamiento del buceador y el turista o la actividad de los barcos). Posteriormente, todos estos datos son almacenados en un sistema que permite estudiar en profundidad la vida, poblaciones y migraciones de estos animales.

Otra de las colaboradoras de Manta Trust es Beth Faulker, manager de la base de datos de la organización en el Four Seasons del atolón Baa, en Maldivas. Durante los meses entre mayo y noviembre, cientos de mantas se reúnen junto a este hotel donde conviven con buceadores que se acercan a sus arrecifes. Al parecer, ellas también sienten una gran curiosidad por nosotros, a pesar de vivir en un entorno amenazado.

“Con el empeoramiento del cambio climático, la amenaza afecta a la supervivencia de los arrecifes, donde las mantas se alimentan y se limpian en otros peces. Además, la situación también puede afectar las corrientes y los vientos en áreas como la bahía de Hanifaru, donde encuentran su comida”, explicaba Beth Faulkner a través del medio Citizen Femme.

Proyectos de conservación de mantarrayas en Maldivas

Beth Faulkner, nadando con mantarrayas. © Manta Trust

El trabajo de Beth no solo consiste en educar a los turistas sobre la necesidad de cuidar el hábitat de las mantarrayas, ya que también dirige diferentes safaris de buceo y snorkel. Además, realiza un seguimiento diario de sus movimientos y notifica los datos al gobierno de Maldivas a la hora de potenciar diversas iniciativas de protección ambiental. Durante las últimas semanas Beth trabaja en un nuevo estudio que ayudará a determinar las épocas del año en que las mantas se cortejan y alcanzan la madurez sexual. “Si mis colegas y yo podemos probar que las mantas son de crecimiento lento y no se reproducen con mucha frecuencia, demostrará que son una especie que necesita protección en todo el mundo. Entonces podremos alentar a otros países a mejorar sus esfuerzos de conservación», añade en la entrevista.

Según Beth, el viajero puede interactuar con la fauna marina con respeto, pero sin perseguir ni tocar a los animales. Pero especialmente, siendo consciente de la necesidad de realizar un viaje más sostenible a través de empresas ligadas a la concienciación del medio ambiente. En fundirse con la naturaleza de un destino sin extraer toda su magia.

En Sociedad Geográfica de las Indias realizamos viajes a Maldivas en sintonía con las prácticas sostenibles fomentadas por los resorts con los que trabajamos, como bien confirma nuestro último galardón Premio Turismo Responsable y Sostenible en FITUR 2021. Paraísos donde cientos de profesionales educan al visitante acerca de las muchas formas de fundirse con el mar y comprender una problemática que necesita ir más allá hasta volverse global.

¿Quieres que te diseñemos un viaje exclusivo al Subcontinente Indio?

Responder