¿Qué hacer y ver en Pokhara? Una de las mejores ciudades de Nepal

5/5 - (1 voto)

Pokhara

Barcas de colores en el lago Phewa. © Wikipedia Commons



Pokhara es mucho más que la puerta de los Annapurna: una ciudad vibrante donde la serenidad recorre sus calles, templos y lagos. Te contamos qué hacer en Pokhara, una de las ciudades más especiales de Nepal.

Escrito por: Alberto Piernas

Ciudades de Nepal

Arte urbano en Pokhara. © Pixabay

Nepal es un país donde la tranquilidad se percibe en sus muchos matices: el repicar de esa campana que estremece un valle, los ríos a los que se asoman elefantes, o los picos nevados que invitan a la mejor aventura. Si hablamos de sus ciudades, encontramos un plantel de propuestas que van desde la icónica Katmandú hasta la budista Lumbini, pasando por Pokhara, la ciudad que supone el punto de partida a una aventura de trekking en los montes Annapurna. Nos sumergimos en esta antigua capital comercial entre India y el Tíbet donde la influencia del Reino de Kashi revela ruinas medievales, lagos de cuento y sí, muchas tiendas donde equiparte para continuar la ruta hasta el techo del mundo. Te contamos qué hacer y ver en Pokhara.

1) Remar y pasear por el lago Phewa

Lagos de Nepal

Atardecer en el lago Phewa. ©Pixabay

Considerado como el segundo lago más grande de Nepal (el primero es el Tilicho, en los propios Annapurna), el Phewa es un remanso de paz ideal para reconectar con la naturaleza. Famoso por las hileras de barcas coloridas que lamen su orilla, el Phewa supone el perfecto espejo de las montañas más altas del mundo además de englobar atracciones como el templo Varahi, concebido como una pagoda de dos tejados sobre un islote en mitad del lago. Pasear por las estribaciones del Phewa e incluso remar en una de sus barcas son algunas actividades a realizar en este rincón tan especial.

2) Ascender a la Pagoda de la Paz

Qué ver en Pokhara

La Pagoda de la Paz, el nexo budista entre Nepal y Japón. ©Pixabay

Si continúas en el lago Phewa, ¡atención! porque una de las actividades más relajantes a realizar consiste en ascender hasta la montaña donde reluce la Pagoda de la Paz Mundial o Shanti Stupa. Esta construcción nívea fue construida por monjes budistas japoneses a principios de los años 70 y a una altitud de 1100 metros en Anadu Hill. Desde el lago Phewa, seguimos una senda que serpentea alrededor de la colina hasta alcanzar la cima, donde además de visitar la pagoda se obtienen inmejorables panorámicas de los montes Annapurna.

3) Perderse por el centro histórico de Pokhara

Casco antiguo de Pokhara

Ejemplo de arquitectura newar en el casco antiguo de Pokhara. ©Wikipedia Commons

La mayoría de viajeros que visitan Pokhara suelen hospedarse junto al lago Phewa, si bien otros prefieren hacerlo en el corazón cultural de la ciudad. El casco antiguo de Pokhara invita a realizar una ruta en bicicleta a través de templos que rezuman el encanto de la arquitectura Newar y antiguos templos como el Brimsen o Bindhya Basini, ambos de 200 años de antigüedad. Además, en esta zona encontrarás diferentes mercados y puestos donde sucumbir a los mejores platillos típicos.

4) Disfrutar de la gastronomía local

Qué comer en Nepal

Dal-Bhat-Tharkari, el combo estrella del street food de Pokhara. © Pixabay

Consciente de su potencial turístico, Pokhara es una ciudad que despliega un plantel de restaurantes internacionales donde podemos degustar desde comida francesa hasta la mejor hamburguesa. Sin embargo, cuando se trata de sucumbir a los mejores bocados locales la respuesta está en la calle, los tenderetes y los puestos de comida callejera. Entre aromas únicos y ollas que emulsionan encontramos las típicas empanadilla momos, el sel roti, o pan de arroz nepalí, la sopa Thukpa, o el combo Dal-Bhat-Tarkari, un conjunto de platillos de Nepal a base de lentejas, arroz y vegetales.

5) Comprar tu equipamiento

Consejos para hacer trekking

En la ciudad de Pokhara puedes adquirir todo el equipamiento para tu viaje a los Annapurna. ©Pixabay

Si llegas a Pokhara como parada intermedia antes de ascender a los Annapurna, no tienes por qué preocuparte por el equipamiento para hacer trekking, ya que en esta ciudad encontrarás numerosas tiendas donde conseguir el equipo necesario a buen precio. En zonas como Lakeside Road encontrarás ropa de abrigo, sacos de dormir o zapatillas a lo largo de diferentes tiendas. De todos modos, a la hora de ir de compras en Pokhara, recomendamos no consumir productos de imitación de marcas de renombre, ya que este tipo de ropa (como chaquetas, por ejemplo) no transpiran bien ni te ayudarán cuando te alcance una fuerte ventisca allá arriba.

6) Tocar el cielo desde el mirador de Sarangkot

Miradores de Nepal

Sarangkot: el mejor mirador de Pokhara. ©Pixabay

Si en tu caso no vas a ascender a los Annapurna pero quieres sentirte más cerca de sus paisajes, te sugerimos un atajo: ascender al mirador de Sarangkot. Esta plataforma cuenta con una panorámica de 360 grados de lo más imponente y desde la que puedes contemplar los picos Dhaulagiri (oeste) y Machapuchare (al frente), además de otros picos nevados que burlan la distancia entre el espectador y su ubicación original.

7) Practicar deportes de aventura

Parapente en Nepal

Parapente en Pokhara, una de las mejores actividades. ©Pixabay

La pasión por la adrenalina también se respira en Pokhara, donde podrás realizar diferentes actividades deportivas. Entre ellas, destacamos el puenting, el parapente y el vuelo en ultraligero sobre lugares como el lago Phewa y Sarangkot. Numerosas agencias ofrecen estos servicios en la ciudad y, a pesar de su carácter ultraturístico, puede ser una buena opción para descubrir Pokhara de una forma diferente y muy entretenida.

8) Formar parte de una típica ceremonia budista tibetana

Budismo en Nepal

Campo de refugiados tibetanos Jangchub Choeling. ©Flickr

Pokhara es una ciudad ampliamente budista, por lo que se convierte en el perfecto marco para aproximarse a sus tradiciones y rituales. En los alrededores de Pokhara encontramos diferentes campos de refugiados tibetanos como el Tashi Palkhel. Cada tarde, los monjes del monasterio Jangchub Choeling se reúnen para realizar la oración frente a los visitantes que se sientan en los bancos situados en el interior del monasterio. La ceremonia suele comenzar a las 15:30 cada día y termina alrededor de las 17:00 y el acceso es gratuito, si bien se aceptan donativos.

Con o sin aventura incluida a los Himalaya, Pokhara se revela como una ciudad tranquila y llena de planes para descubrir esa vertiente de Nepal más local y auténtica. Disfruta de las diferentes actividades (incluida una clase de yoga), pasea entre sus lagos y no dejes de mirar al horizonte en busca de la nieve. En Sociedad Geográfica de las Indias, te ofrecemos el mejor viaje a Nepal para disfrutar de este país de una forma diferente, única.

¿Quieres que te diseñemos un viaje exclusivo al Subcontinente Indio?

Responder