El color de los saris

Escrito por: Ana Salvá

Una de las cosas que llama la atención al poner los pies en la India, es al abanico de color de los saris de las mujeres. En las grandes ciudades los hombres han dejado de utilizar las prendas tradicionales para dar paso a otras occidentales como las camisetas y los vaqueros, mientras que el sari continúa siendo la prenda femenina estándar utilizada tanto en las zonas rurales como en las grandes ciudades.

© Parshotam Lal Tandon

© Parshotam Lal Tandon

Leer más...

Danza con máscaras en los Tsechu de Bután

Escrito por: Eva del Amo

Asistir a uno de los Tsechu o festivales religiosos anuales que se celebran en Bután es adentrarse en una explosión de color, y todo ello al compás del frenético ritmo de los platillos y los tambores.

Bután celebra sus fiestas religiosas anuales con gran fervor popular. Los Tsechu, que significan, literalmente, “diez días”, son las fiestas más importantes de los dieciséis distritos o dzongs con que cuenta el país. Habitualmente tienen lugar entre los meses de abril y noviembre, y todo el pueblo se vuelca en su celebración, especialmente en Paro, Timbu, Wangdu Phodrang, Mongar y Tashigang, donde tienen lugar los festivales más importantes.

© Stephen Shepard

© Stephen Shepard

Leer más...

El arte contemporáneo indio

Escrito por: Susana Cortés Vian

Las primeras imágenes que vienen a la cabeza de quien no tiene la suerte de haber pisado la India son una nebulosa de exotismo en calles bulliciosas, la espiritualidad y encantadores de serpientes; y en el extremo opuesto, el aspecto más colorista que vende Bollywood a golpe de musical en occidente.

Jitish Kallat

Sin embargo, y a pesar de que más de 300 millones de indios viven en la pobreza, India es y será uno de los países con más crecimiento económico, según las previsiones de Fondo Monetario Internacional. Este crecimiento provoca que de los 1.100 millones de habitantes del país, cerca de 200 millones, formen una nueva clase media que abre el abanico del mercado y provoca un aumento del consumo y de las inversiones, también en el arte.

Atul Dodiya

Leer más...

Pushkar, entre el peregrinaje y la popular feria del camello

Llegué a este Pushkar, tranquilo centro de peregrinación hindú del Rajastán, al atardecer de un 28 de noviembre, con la ilusión del viajero y los ojos de un fotógrafo, justo con el tiempo necesario, para presenciar la puesta del sol sobre su lago y momento de transición a la noche, momento en el que la ciudad se transforma.

Escrito por: José Ignacio Escudero – www.jiescudero.com

© Michael Baun

© Michael Baun

Leer más...

Himno de la India

Himno de la India

Partitura himno India

 

Letra del Himno de la India

Letra en Hindi

जन गण मन अधिनायक जय हे
भारत भाग्य विधाता
पंजाब सिंधु गुजरात मराठा
द्राविड उत्कल वंग
विंध्य हिमाचल यमुना गंगा
उच्छल जलधि तरंग
तव शुभ नामे जागे
तव शुभ आशिश मागे
गाहे तव जय गाथा
जन गण मंगल दायक जय हे
भारत भाग्य विधाता
जय हे जय हे जय हे
जय जय जय जय हे

Pronunciación Hindi

Jana Gana Mana
Adhi-nayaka, jaya hey,
Bharata bhagya-vidhata.
Punjaba, Sindhu, Gujarata, Maratha,
Dravida, Utkala, Banga,
Vindhya, Himachala, Yamuna, Ganga,
Uchchala jaladhi taranga.
Tava shubha naamey jaagey,
Tava shubha aashis maagey,
Gahe tava jayagatha.
Jana gana mangaladhayak jaya hey
Bharata bhagya-vidhata.
Jaya hey, jaya hey, jaya hey,
Jaya jaya jaya jaya hey!

Traducción castellano

De la mente de toda la gente eres el principal líder, hurra eh!
de Bhárata (India) eres el dador de fortuna.
De Punjab, Sind, Gujarat, Maratha,
Drávida, Utkala (Orissa), Bengal,
[las colinas] Vindhya, Himalayas, [el río] Yamuna, [el río] Ganges
cantan las olas del mar.
Tus bendiciones piden,
tus bendiciones […]
cantan tus glorias.
El ahorro de toda la gente espera en tu mano, hurra eh!
De India eres el dador de fortuna.
¡Hurra eh, hurra eh, hurra eh!
¡Hurra hurra hurra hurra eh!

La letra fue escrita en bengalí por Rabindranath Tagore, Premio Nobel de literatura.

Un Parque Güell en la India

Escrito por: Gemma Raquel García @gemmaraquel

Gaudí se quedaría de piedra si conociera el Rockgarden.

Un humilde empleo, como inspector de caminos, y una bici, pueden ser suficientes para concebir una joya arquitectónica. Nek Chand (1924) aún hoy cautiva admiración en su país natal, la India, por un jardín de piedra, que puso en pie bajo esos dos únicos supuestos.

Su familia llegó a Chandigarh en el momento oportuno. Cuando el arquitecto suizo Le Corbusier estaba acometiendo la reestructuración de la ciudad por encargo de Nehru, el primer político en gobernar una India independiente. La consigna era crear una utopía. La primera ciudad india con un plan integral arquitectónico. Carreteras bien demarcadas. Calles cuadriculadas. Un lago artificial. Y un carril bici.

© Fernando Stankuns

© Fernando Stankuns

Leer más...