Viajar a Sri Lanka en marzo

No dudes en pedir una semana extra de vacaciones para viajar a Sri Lanka en marzo. Hay quien opina que es el mejor mes para visitar la Isla Esmeralda. Te faltarán días.
Escrito por: Enric Donate

Viajar a Sri Lanka en marzo - Elefante en Wilpattu

©Shashin Wijenayake

Viajar a Sri Lanka en marzo: el mes más seco

Viajar a Sri Lanka en marzo es tal vez el mejor momento del año. El clima es seco en estas semanas, ideal para visitar los parques naturales, desde las aves migratorias en Bundala hasta los leopardos de Wilpattu o las hordas de elefantes en el Parque Nacional de Yala.

Viajar a Sri Lanka en marzo - Leopardo en Wilpattu

©Shashin Wijenayake

Tienes muchas opciones para encontrarte con la rica fauna de Sri Lanka, tanto sobre la tierra como bajo el mar. Si vas a viajar a Sri Lanka en marzo, querrás tener en cuenta que es un momento espléndido para avistar ballenas, en alguna de las expediciones en la costa de Mirissa. También en la costa oeste, en Kalpitiya, no es difícil ser testigo de las manadas de delfines.

Otra opción es la visita al Parque Nacional de las Highlands donde se encuentra el Pico de Adán. Aquí la naturaleza se da la mano con la espiritualidad. Budistas e hindúes consideran esta montaña sagrada. Si asciendes los miles de escalones de noche, te espera uno de los amaneceres más legendarios del planeta allí donde se cree que hay una huella del mismo Buda.

Viajar a Sri Lanka en marzo: La ruta del budismo

Aunque la población hindú está muy presente en Sri Lanka, Sri Lanka fue uno de los primeros países en convertirse al budismo y, por ello, se practica su forma más antigua, el budismo Hinayana. Los yacimientos arqueológicos más antiguos son restos de ciudades sagradas budistas: Anuradhapura, las cuevas de Dambulla o Polonnaruwa hablan de civilizaciones que crecieron a las sombra de las enseñanzas del maestro.

Viajar a Sri Lanka en marzo - Navam Full Moon Poya en Colombo

©Malcolm Browne

El Triángulo Cultural de Sri Lanka es eminentemente un recorrido por el budismo en la isla y si vas a viajar en marzo a Sri Lanka no te lo puedes perder. La zona tiene el clima idóneo para sacarle partido a las visitas culturales. Kandy, la ciudad que alberga el Templo del Diente de Buda, culminará esta ruta por la cultura budista. El diente es la reliquia más preciada por los ceilandeses.

Si todavía te quedan días recorre el país del té en Nuwara Eliya, donde miles de mujeres empiezan la primera cosecha del año. No te arrepentirás de pasar unas horas o unos días en estos parajes únicos donde el proceso de secado del té llena el aire de un suave aroma. Si has elegido bien, tendrás una excelente ruta por uno de los países más atractivos y diversos de Asia que puedes terminar con un merecido descanso en una de las hermosas playas de Sri Lanka.

Viajar a Sri Lanka en marzo. Amanecer en el Pico de Adán

©Dax Ward

¿Quieres que te diseñemos un viaje exclusivo al Subcontinente Indio?

Responder