De Safari en Yala: la riqueza de Sri Lanka

Escrito por: Esther Pardo

En el extremo sudeste de esta isla bendecida por una naturaleza privilegiada se halla el Parque Nacional Yala. Ir de safari en Yala es, por si solo, un motivo para viajar a Sri Lanka.

Safari en Yala

© prise69

No hay ninguna duda de que uno de los grandes atractivos de la lágrima del Índico es la naturaleza que dota a Sri Lanka de entornos privilegiados teñidos por el azul del océano y el verde de sus campos de té. Pero, más allá de estos colores tan característicos, hay un sinfín de tonalidades más por descubrir gracias a la fauna y flora de zonas como el extremo suroriental del país.

Una gran variedad de ecosistemas, entre los que destacan los bosques húmedos y los humedales marinos donde habitan más de doscientas variedades de aves, más de cuarenta mamíferos -entre los que destaca una de las mayores comunidades de leopardos del mundo-, hacen de un safari en Yala una experiencia inigualable.

Safari en Yala

© Indi Samarajiva

Este viaje a la naturaleza en estado puro llevará al viajero a pensar en ocasiones que ha cambiado de continente y ha llegado hasta África. Bajo la atenta mirada del rey de la jungla, el leopardo, y con algo de paciencia, se pueden llegar a observar las noventa especies de aves acuáticas de todos los tamaños, muchas de ellas migratorias, llegadas de otros lugares para evitar el monzón. No obstante, los paisajes áridos son también seña de identidad de Yala. Allí, chacales, manadas de elefantes, ciervos, todo tipo de reptiles o águilas, entre otras muchas especies, se mueven a sus anchas.

Safari en Yala

© AlGraChe

Tortugas marinas en la zona costera del parque o cocodrilos esperando pacientes a que un búfalo de agua se sumerja en su territorio, son sólo una pizca del espectáculo de contrastes que la naturaleza tiene reservada a quien se ponga el salacot de los antiguos expedicionarios. Y para completar la aventura, tras haber dado un tranquilo paseo por la playa, se puede acampar en el propio parque y contemplar la noche estrellada ceilandesa mientras los sonidos de los animales acompañan el sueño. Aunque también, se puede regresar a la civilización y alojarse en alguno de los espectaculares hoteles de la zona. Eso sí, con suerte, ya se habrá visto al rey del parque y tal vez haber captado una instantánea del felino más elegante, el leopardo: todo un premio para llevarse a casa.

Safari en Yala

© AlGraChe

No obstante, Yala no sólo tiene interés para los amantes de la naturaleza. Uno de los sitios más populares del parque es Sithulpauwwa, antiguo templo y lugar de peregrinaje ya que fue el centro de antiguas civilizaciones budistas. Además, al sur de aquél, se puede visitar de gran interés histórico-artístico.

En definitiva, no hace falta tener vocación ecologista para hacer una visita obligada al parque y disfrutar del safari en Yala. Éste no sólo contribuirá a amar la naturaleza de Sri Lanka, sino a todo el país asiático.

¿Quieres que te diseñemos un viaje exclusivo al Subcontinente Indio?

 

Flor de loto en la India: ¿cuál es su simbolismo?

Escrito por: Alberto Piernas

El simbolismo de la flor de loto en la India convierten la historia y admiración de esta Flor Nacional en una experiencia mágica..

Flor de loto en la India

© Wikipedia Commons

La noche cae sobre la India y entre el trópico descubrimos un estanque de aguas revueltas, grises. En su centro, y salpicada entre los nenúfares, una flor de loto rosa yace cerrada, esperando florecer cada tres días durante el final de la primavera, hasta volver a cerrarse a media tarde. Tal belleza obedece también a un simbolismo de la flor de loto en la India, presente también en otros países como Egipto y China.

Desde los tiempos antiguos, la flor de loto en la India ha sido considerada como un símbolo de pureza, resurrección y belleza. Ya en los diferentes sutras (discursos de Buda), aparecía más de uno referido al loto, como es el caso del mantra budista japonés Namu Myōhō Renge Kyō (Alabada sea la Verdad del Maravilloso Sutra del Loto). De hecho, en los templos budistas, la flor de loto está presente en diferentes motivos y colores, los cuales también contienen un simbolismo aparte.

Por ejemplo, el loto azul simboliza la Iluminación y siempre suele ser representado sin su centro. El rojo hace especial alusión al amor, el blanco a la pureza y el rosa, color en común con las famosas rosas del Nilo que alababan los egipcios, representa al propio Buda.

Flor de loto en la India

© Wikipedia Commons

En lo que respecta a la cultura hindú, los pétalos del loto han sido siempre concebidos como extensiones del alma mientras que el simbolismo de la flor de loto en sí misma hace alusión al centro de meditación o incluso de nacimiento de dioses como Brahma (el Creador), Lakshmi o, especialmente, Lord Vishnu, a quien todos se refieren por su belleza como “el de los ojos de flor de loto”. Tal simbología se ha visto traducida durante los siglos en forma de poemas, celebraciones, piezas artísticas y una adoración que convierten al loto en motivo de postura de yoga, monumentos como el impresionante Lotus Temple situado en Delhi o, incluso, en Flor Nacional de la India, junto a otras de importancia estatal como el nenúfar, el cual es la favorita de los habitantes del estado de Andhra Pradesh.

Flor de loto en la India

© Nam

El simbolismo de la flor de loto en la India representa, ante todo, la belleza, purificación y resurrección tras ser cotemplada durante siglos floreciendo en los estanques de la India o Sri Lanka, utilizada como ingrediente en la medicina o incluso la gastronomía y convertida, en definitiva, en uno de los motivos que más veremos a nuestro paso por el subcontinente si decidimos viajar a la India en 2016.

El olor de la India: un perfume milenario

Escrito por: Enric Donate

La elaboración del perfume en India es un arte que se remonta a las primeras civilizaciones del valle del Indo. El olor de la India es una mezcla a base de aceite de sándalo con el destilado de plantas y flores. Así se crean algunos de los aceites esenciales más refinados del mundo.

El olor de la India - Aceites esenciales

©Seksak Kerdkanno

Al hablar con otros viajeros, no es extraño que te mencionen el olor de la India. El director italiano Pier Paolo Passolini tituló así su crónica de viajes. La intensa huella que dejan las sensaciones que se experimentan en  la India es difícil de igualar. El abanico de colores y texturas, los sabores especiados, dulces o picantes forman parte del recuerdo, pero no hay nada más vívido que el olor de la India.

La producción tradicional de aceites esenciales en India es tan antigua como la  misma civilización del Indo. Los aceites medicados se utilizan en el ayurveda para purificar y regenerar el cuerpo. Mediante el masaje se mueve la energía, se trabajan los chakras y se limpia el aire de negatividad. Centrada originalmente en los usos medicinales, la producción de aceites aromáticos para tratar distintas dolencias hizo populares los perfumes de la India en todo el mundo. Al tradicional olor de la India, el sándalo o el alcanfor, se sumaron nuevos productos en los sucesivos sultanatos musulmanes como el destilado de rosas, jazmín, almizcle o ámbar gris que perfumaban las cortes de los sultanes y los maharajás.

El olor de la india - Frangipani frente al mar

©Anna Martellato

En la India contemporánea, la ciudad de Kannauj en Uttar Pradesh a 200 km de Agra es el lugar más famoso para la producción de perfumes y aceites esenciales. Entre los aceites a base de flores se encuentran el nag champa o frangipani, la rosa y el jazmín. ¡Se necesitan 8000 flores de jazmín para conseguir 1 ml de su aceite esencial! Si te gusta especialmente la esencia de rosas, en Pushkar, Rajastán, se especializan en comercializar agua de rosas para usos cosméticos o alimentarios. Old Delhi y los bazares de Rajastán son buenos lugares para embriagarte con los perfumes del vetiver, el patchouli o el tulsi. Sin embargo, el olor de la India sigue fuertemente vinculado al sándalo. Este aceite se fabrica a partir de madera de sándalo en polvo y se utiliza como base para la mayoría de fragancias. Mysore, en el sur de la India, a poca distancia de Bangalore, es el lugar donde se elabora su versión más delicada para usos medicinales y rituales.

El olor de la India - Masaje ayurvédico

©Kerala Tourism

Encontrarás aceites esenciales en su forma más tradicional en los bazares de todo el país. Sin embargo, cada vez es más común encontrar cosmética ayurvédica de calidad en las farmacias o tiendas especializadas, gracias a marcas como Himalaya, Kama o Blossom Kocchar una nueva empresa especialmente dedicada a los aceites esenciales.

Playas de la India: las mejores costas del país

Escrito por: Enric Donate

La presencia del mar es constante en un viaje al sur de la India. Naturaleza, cultura e historia se combinan a la perfección con unos días de descanso a orillas de las más espectaculares playas de la India.

Playas de la India - Playa de Kerala

© Kevin Thomas

La India disfruta de miles de kilómetros de costa y, sin embargo, raramente se considera un destino para los amantes del mar. Sin embargo, si quieres disfrutar de las olas y la arena desde un viaje en familia hasta una luna de miel, las playas de la India son una excelente idea.

Goa es el destino de playa más conocido de la India. La antigua colonia portuguesa esconde bellas bahías entre palmerales y es conocida por su ritmo de vida pausado. En Goa, uno se siente un poco en casa por la presencia habitual de pequeñas iglesias o ermitas encaladas. Es un destino ideal para un viaje en familia a las playas de la  India por la facilidad de los desplazamientos y la oferta de deportes acuáticos. Vivanta by Taj Fort Aguada es una hermosa propiedad cercana a la capital, Pangim. Este hotel de la cadena Taj te permite hacer visitas culturales a las ruinas de Vieja Goa. Desde Fort Aguada, las playas del norte de Goa están a pocos kilómetros y también el atractivo mercado ambulante de Anjuna. En cambio, si buscas desconectar, tu destino es The Leela Palace Goa situado en los confines de la playa de Cavelossim. The Leela te descubre la costa más abrupta del sur del estado, con playas a las que solo se puede acceder por mar.

Playas de la India - Playa de Goa

© Sushant Rao

Las playas de la India tienen en Kerala el destino ideal para cuidarte. Los mejores maestros del masaje ayurvédico se encuentran en Kerala. Además el estado tiene atractivos como los backwaters y las plantaciones de té de Munnar o ciudades llenas de cultura como Cochín. Por todo ello, Kerala es un destino perfecto para un viaje de luna de miel a la India que incluya alguna de sus bellas playas. Cerca de Trivandrum encontrarás Kovalam, dos bahías de arena fina y cocoteros donde alojarse con todo tipo de lujos en el Vivanta by Taj Green Cove. La cadena Taj funde naturaleza y arquitectura tradicional cuidando cada mínimo detalle para que cada momento sea un regalo.

Playas de la India - Playa de Kovalam

© Kerala Tourism

Otra opción es el magnífico The Leela Kempinski Kovalam con una estética más moderna que une al esplendor acostumbrado de sus hoteles, una exclusiva playa privada donde celebrar cenas románticas a la luz de las antorchas. Los amantes de los destinos raros, pueden optar por las playas del norte de Kerala, en especial Bekal donde el Vivanta by Taj Bekal es una apuesta segura para descansar después de unos días de viaje por el sur de la India. El hotel inspirado por las barcazas tradicionales de Kerala juega a esconderse en medio de la naturaleza y cada una de sus villas incluye piscina privada.

Playas de la India - Playa de Bekal

© Kerala Tourism

Muchos viajeros eligen las playas de Maldivas para terminar con unos días de relax su viaje al sur de la India. Con todo, en Goa y Kerala la indulgencia frente al mar puede estar más cerca de lo que imaginabas.