10 razones para visitar Jammu y Cachemira

Escrito por: Enric Donate

La belleza de los paisajes y la diversidad étnica del estado de este enclave en el Himalaya indio son razón suficiente para visitar Jammu y Cachemira donde confluyen el islam de Cachemira, el budismo de Ladakh y el hinduismo de Jammu. Te damos 10 razones más para ponerlo entre tus próximos destinos.

  1. LAS CASAS BARCO. Los príncipes de Cachemira no permitieron a los ingleses comprar propiedades en el valle. Los astutos británicos habilitaron barcos sobre el Lago Dal como residencia. Hospédate en una casa barco, con todo el lujo de antaño que incluye servicio y una sikara, la embarcación tradicional para llegar a tierra firme.

    10 razones para visitar Jammu y Cachemira - Casas barco en Srinagar (c) Basharat Shah

    © Basharat Shah

  2. EL MONASTERIO DE LAMAYURU. Colgado de los puertos que cruzan el Himalaya entre Kargil y Leh, este gompa nos transporta en el tiempo y nos permite imaginar cómo se vivía en los más remotos monasterios tibetanos.
  3. PANGONG TSO. Ladakh posee los lagos más espectaculares del Himalaya. Pangong Tso es el lago de agua salada más alto del mundo. Solo el trayecto por carretera ya te dejará sin aliento. El lago yace solitario rodeado por montañas desnudas en la frontera con Tíbet.

    10 razones para visitar Jammu y Cachemira - -Lago-Pangong-Tso

    © Sidharth Kochar

  4. LA KAHVA. La infusión típica de Cachemira se prepara con azafrán, cardamomo y canela y se sirve con una almendra dentro, que no es el fruto del almendro, sino la que se esconde en el hueso del albaricoque. Entra en calor con el perfume más delicado.
  5. LEH. La capital de Ladakh es una pequeña población dominada por un castillo en ruinas y la Estupa de la Paz. El festival que se celebra cada mes de septiembre es la mejor oportunidad para asistir a la diversidad étnica de estos valles en un único lugar.

    10 razones para visitar Jammu y Cachemira - Monjes budistas

    © Martin Posta

  6. LAS MEZQUITAS DE SRINAGAR. El barrio antiguo de Srinagar es un verdadero museo al aire libre. La sala de oración de la gran mezquita con sus columnas de madera es uno de los edificios más impresionantes. Al atardecer, siente como la última llamada a la oración reverbera por el valle. Simplemente espectacular.
  7. EL VALLE DEL INDO. El río Indo fluye desde aquí hacia el Mar Arábigo. Sus aguas en Ladakh son de un turquesa intenso y a sus orillas se acumula la vegetación de esta región de paisajes rocosos casi lunares.

    Festival de Buda: Ladakh

    © GERES

  8. LAS PINTURAS DE ALCHI. El monasterio de Alchi a 70 kilómetros de Leh es uno de los más antiguos de Ladakh. Los amantes del arte encontraréis aquí las pinturas murales mejor conservadas del Himalaya indio con casi mil años de antigüedad.
  9. LAS ALFOMBRAS. Cachemira ha sido siempre tierra de comerciantes seductores. Las tiendas de alfombras tienen piezas únicas trabajadas durante meses y años por familias enteras. Diseños de la misma Cachemira y de Asia Central que se despliegan ante tus ojos como si de un cuento de las Mil y Una noches se tratara.

    10 razones para visitar Jammu y Cachemira - Música religiosa india

    © leCercle

  10. LOS CANTOS BUDISTAS. En Ladakh el budismo se siente en la calle. Varios monasterios están abiertos durante el recitado comunitario de mantras. Acércate al gompa de Thikse, a pocos kilómetros de Leh, y comparte con los monjes la mañana de oración.

Kerala en familia: la India con niños

Escrito por: Enric Donate

Playas de ensueño, cruceros fluviales y naturaleza exótica es solo la carta de presentación. Un viaje a Kerala en familia es la apuesta segura para que toda la familia se enamore de India y repita.

Kerala en familia - Safari en elefante en Idduki

© Kerala Tourism

El viaje a Kerala en familia empieza con los confortables vuelos a Cochín y Trivandrum de Qatar Airways o Emirates. Ambas aerolíneas permiten volar con todo el confort con una parada intermedia que divide el viaje en dos mitades exactas, perfecto para que los más jóvenes de la casa se entretengan con una película y demás servicios de abordo sin agobiarse.

Al llegar nos da la bienvenida la histórica Cochín. La ciudad se dispone en varios islotes frente a la costa donde Vasco de Gama llegó en 1498. Cochín es pura historia de la colonización europea con sus casas de colores y su ambiente bohemio y artístico.

Kerala en familia - Kathakali

© Praveen G

Kerala en familia - Kochi

© Brian Snelson

Aquí te sugerimos que te adentres en el espectáculo del kathakali, un teatro ritual indio donde los más pequeños podrán aprender como los gestos y las miradas cuentan los mitos hindúes. En las playas de Cochín se encuentran las famosas redes chinas, unas estructuras en la orilla que permiten pescar sin necesidad de salir a faenar. Toda la familia se divertirá ayudando a levantar estos curiosos artefactos que siguen en uso como hace siglos. Lo que pesquéis se puede cocinar en los chiringuitos de Fort Kochi o si preferís una cena más lujosa, la encontraréis en alguno de los hoteles coloniales de la ciudad.

Saliendo de Cochín es obligado adentrarse en los Ghats Occidentales, la cordillera montañosa que separa Kerala y Tamil Nadu. Aquí Kerala en familia se convierte en un viaje de los sentidos entre paisajes de montaña y bellas plantaciones de té salpicadas por saris de colores. Encontraréis aquí los legendarios jardines de las especias que fascinan a los más pequeños por la variedad de sabores, colores y aromas de las especias que crecen entremezcladas e interdependientes. Munnar y Kumily son las paradas obligadas de esta ruta que termina en el Parque Natural de Periyar donde podréis pasear por las orillas del lago a lomos de un elefante o recorrerlo en barca y aproximaros a los grandes felinos y la fauna tropical del parque nacional más grande de la India.

Kerala en familia - Crucero tradicional

© Kerala Tourism

Al volver a la costa toda la familia puede disfrutar de un relajante crucero fluvial por los Backwaters, una región de canales de agua dulce próxima a Alleppey donde los antiguos barcos de transporte de arroz se han convertido en casas flotantes. Viviréis como un local comiendo con las manos sobre hojas de banano los manjares cocinados a bordo mientras navegáis por las preciosas aldeas rodeadas de campos de arroz.

Kerala en familia - Tirolinas

© Kerala Tourism

Un viaje a Kerala en familia debe terminar con unos días de relax en las playas del sur. Kovalam o Varkala son algunos de los enclaves donde encontraréis los mejores tratamientos ayurvédicos y masajes para los más mayores y un amplio abanico de actividades acuáticas y de naturaleza para que los peques disfruten de su primer viaje a India en las costas del Mar Arábigo.

Playas de Sri Lanka

Escrito por: Eva del Amo

Hay pocos lugares en el mundo que puedan ofrecerte la sensación de sentirte perdido en el paraíso, pero sin duda las playas de Sri Lanka es uno de ellos. Ese halo de irrealidad que desprende su arena dorada bañada por el Índico hace que la luna de miel en Sri Lanka sea simplemente inolvidable.

Playas de Sri Lanka: Negombo Beach

© S.B

Nada más poner un pie en la isla descubriremos que Sri Lanka presenta mil y una opciones que se empeñarán en hacer de nuestro viaje los mejores días de nuestra vida. Y entre tanto que tiene por ofrecernos esta isla tropical, las playas de Sri Lanka son el paréntesis que nos hará sentir más lejos de nuestra rutina diaria y más cerca del descanso. Esa imagen idealizada que tuvimos el primer día que imaginamos una luna de miel en Sri Lanka. La que cogió forma cuando preparábamos las maletas. La que hoy se hace realidad mientras paseamos por un océano Índico que besa intermitentemente una interminable playa de arena fina y dorada.

Playas de Sri Lanka: Tangalla Beach

© Colby Otero

Con un suave litoral de 1.300 kilómetros cuadrados y el agua a una agradable temperatura de unos 27º C, las playas de Sri Lanka son uno de los lugares vírgenes más bonitos del planeta. Es la idea de poder disfrutar de una playa sólo para dos lo que hace que muchas parejas elijan Sri Lanka como destino de luna de miel, lejos de la masificación y en pleno contacto con la naturaleza.

En las playas de Sri Lanka el relax sólo es interrumpido por la posibilidad de realizar cualquiera de las actividades acuáticas que regala la isla. Surf, wind surf y kite surf se combinan con la posibilidad de realizar buceo o snorkel, o incluso de embarcarse para avistar delfines juguetones e inmensas ballenas de Sri Lanka a escasos metros de nosotros. Una visión impactante que quedará en nuestra memoria para siempre.

Aunque todas las playas de Sri Lanka tienen un encanto especial que las hace únicas, quizá sean las de la costa sur y oeste las más atractivas. La bahía semicircular de Unawatuna, protegida por una doble barrera de coral, está acostumbrada a aparecer en los rankings de mejores playas del mundo, mientras que en Beruwala y Bentota puedes disfrutar del Índico por el día y hacerte un tratamiento de ayurveda al caer el sol. Arugam Bay es el sueño de cualquier surfista y hasta los alrededores de Dondra Point se acercan curiosas las ballenas.

Playas de Sri Lanka - Tangalla Beach

© Diana Montero Melis

No es difícil observar centenares de delfines en la costa de Kalpitiya y en Hikkaduwa tendremos a nuestra disposición uno de los mejores fondos marinos que puedas imaginar.

Y si cada una de las playas de Sri Lanka presenta una personalidad propia que la hace única, todas ellas tienen en común amaneceres en calma y preciosos atardeceres, donde mar y cielo nos regalan una sinfonía de colores incomparable. No se necesita nada más. Es el momento justo en el que os dais cuenta de que la remota idea de pasar vuestra luna de miel en Sri Lanka ha merecido la pena.

 

¿Quieres que te diseñemos un viaje exclusivo al Subcontinente Indio?

Los mejores hoteles para Luna de miel en Maldivas

Escrito por: Eva del Amo

Las parejas suelen visualizar su luna de miel como un tiempo dedicado íntegramente a disfrutar de la compañía del otro. Si a ello le añades un marco de ensueño como el que ofrecen unas paradisíacas islas, el escenario de tu luna de miel en Maldivas está servido.

Luna de miel en Maldivas

© Anantara Kahavah Villas

El mar se convierte en la frontera mágica que enmarca tu luna de miel en Islas Maldivas. Atrás queda la emoción de la boda. El presente es un lugar que te hace sentir en el paraíso, con puestas de sol y matices del océano que quedarán grabados para siempre en tu memoria. Una felicidad que llega con la tenacidad con la que se acercan las pequeñas olas a la playa.

En el mundo hay muchos destinos paradisíacos, pero solo existen algunos privilegiados donde el paisaje describe perfectamente aquello que estás sintiendo. De ahí la importancia de escoger un hotel pensado para disfrutar del dulce momento que estás viviendo.

Luna de miel en Maldivas

© Anantara Kahavah Villas

Románticos paseos, deliciosas cenas a la luz de las velas, camas con dosel, piscinas infinitas que se confunden con el azul del océano, y mil y un detalles dispuestos para crear sensaciones únicas. Son establecimientos hoteleros donde cada rincón parece estar pensado para que vivas sensaciones inolvidables en tu luna de miel.

Luna de miel en Maldivas

© Baros Maldives

Uno de esos hoteles es Kuredu Island Resort, en Lhaviyani Atoll, donde el arrecife de coral multicolor contrasta con la arena blanca y el azul turquesa del agua. A tu llegada te espera una copa de champán y los días posteriores mil y un planes. ¿Quieres una cena de langosta para dos al atardecer? Eso está hecho. ¿Te apetece un baño con delfines, salir a jugar al golf con tu pareja, navegar en un yate privado rumbo a una isla desierta o renovar tus recientes votos bajo el océano? Ningún problema.

Quienes busquen intimidad pueden decantarse por Cocoa Island by Como, donde la privacidad es un aliciente más en un viaje tan romántico como el de la luna de miel. Pero quien prefiera experiencias únicas puede decantarse por el Conrad Maldives Rangali Island, entre dos islas y con un precioso restaurante emplazado bajo el agua, que regala sensaciones inigualables.

Si buscas una villa original, puedes alojarte en Gili Lankanfushi Maldives, con preciosas casitas de madera levantadas sobre la laguna. Tal es su intimidad que el salón y el cuarto de baño se encuentran ubicados al aire libre, en pleno contacto con la naturaleza. Y si deseas sentirte alejado de cualquier mundo conocido, las Crusoe Residences son accesibles únicamente en el barco privado de cada una de ellas.

Luna de miel en Maldivas

© Baros Maldives

También existen hoteles con una discreta animación nocturna. Otros, proponen bungalós a ras de agua, para darse un relajante baño nada más despertarse y los hay con increíbles spas. ¿Cuál es tu plan más romántico? ¿Prefieres celebrar tu luna de miel en India? ¡Haz un combinado India Maldivas!

Senderismo en Bután: qué no puedes perderte

Escrito por: Eva del Amo

La mejor manera de conocer un país es a pie. Hacer senderismo en Bután es tener la oportunidad de conectar con sus paisajes, sus gentes y su esencia.

Senderismo en Butan. Monasterio de Taktshang.

© Douglas J. McLaughlin

Hay muchas posibilidades de conocer en profundidad un país, pero una de las más gratificantes es recorrerlo andando, lo que te ofrece la oportunidad de olvidarte del reloj y simplemente disfrutar de sus paisajes, sus gentes, sus costumbres y tradiciones, y en definitiva, de su esencia.

Los amantes del senderismo en Bután tienen ante sí enormes posibilidades. Los senderos atraviesan tranquilos pueblecitos y llegan a monasterios milenarios, surcando bosques y valles sagrados. La recompensa de hacer senderismo en Bután no es el destino al que se encaminan nuestros pasos, sino el viaje en sí mismo. La sonrisa de un niño cuidando los animales, el más exuberante verde que podamos imaginar y, al fondo, la ancestral vista de los imponentes picos del Himalaya, la cima del mundo dispuesta ante nuestros ojos como si fuera una auténtica postal.

Senderismo en Butan. Escuela de Timphu.

© Laihiuyeung Ryanne

Hacer senderismo en Bután es sencillo, porque existen tantas posibilidades que siempre encontraremos una cercana a nuestros gustos y necesidades. ¿Quiere dar un paseo de solo unas horas porque no está muy acostumbrado al deporte? Quizá se atreva a hacer una pequeña ruta de cinco días como complemento a su viaje por el país. O tal vez tenga una gran experiencia en senderismo y trekking y quiera realizar una ruta de senderismo al más alto nivel. Bután le ofrece todas las posibilidades, y ninguna decepciona.

Una ruta de senderismo en Bután muy corta, y adaptada a todo el mundo que tenga una mínima condición física es la que recorre los alrededores de Thimphu. La subida al monasterio de Tango se realiza a través de un camino empedrado atravesando un bosque de pinos y crisantemos, donde la espiritualidad casi se puede palpar. La llegada al monasterio permite contemplar un espectacular paisaje y disfrutar de una inconmensurable paz.

Senderismo en Bután: Thinleygang Primary School, Bhutan 2005.

© Andrew Adzic, AusAID

Si queremos pasar algunos días haciendo senderismo en Bután podemos optar por la ruta que une Thimphu con Paro, con una visita al monasterio de Taktsang o Tiger’s Nest, que hace equilibrios sobre la montaña, desafiando a la gravedad.

Y si somos expertos en senderismo y nos gustan las emociones fuertes, podemos realizar la legendaria Snowman’s Trek, una ruta de 25 días, considerada de alto nivel, ya que atraviesa 12 pasos de montaña de más de 4.500 metros de altura. Le esperan etapas duras, pero inolvidables, donde los grados de inclinación del sendero cortan la respiración casi tanto como los incomparables paisajes que podrá contemplar.

Senderismo en Bután: Snowman Trek, Butan

© yaklela

Si puede elegir, la mejor época para hacer senderismo en Bután es desde marzo a noviembre, excepto los meses de junio, julio y agosto, donde suele llover más frecuentemente. Póngase un calzado cómodo, y meta en la mochila la cámara de fotos y un extra de ilusión. Las fuerzas las encontrará a cada paso, cuando sea consciente de que está viviendo una experiencia única.

Ventajas una luna de miel en Sri Lanka

Escrito por: Eva del Amo

Sri Lanka es la receta que combina todos los ingredientes que hacen posible una luna de miel perfecta. Las múltiples posibilidades que ofrece esta isla, situada junto a India y Maldivas, permiten crear un viaje de novios a medida de nuestros deseos.

Uno de los viajes más importantes de nuestra vida es la luna de miel. Desde el primer momento tenemos claro que es algo más que unas vacaciones, que va más allá que un periodo de descanso tras el ajetreo de la boda. Queremos que en nuestro viaje de novios todo salga perfecto y que sea inolvidable. Y para que todo salga, e incluso supere, nuestras expectativas tenemos que buscar un destino que nos ofrezca todo aquello que vamos buscando.

Luna de miel en Sri Lanka

© Taj Hotels (IHCL)

Luna de miel en Sri Lanka es el escenario perfecto para quienes van buscando una cultura milenaria, naturaleza en estado puro, un toque de exotismo, preciosas playas e interminables paisajes, misteriosos templos, suaves y delicadas colinas o, simplemente, relax. Y todo ello alojados en preciosos hoteles, la burbuja perfecta en la que rememorar lo vivido durante todo el día y planificar lo siguiente por hacer.

Luna de miel en Sri Lanka

© Taj Hotels (IHCL)

La isla es un destino que capaz de ofrecernos, por si sólo, todo lo que necesitamos para un viaje de novios inolvidable, pero también puede ser la guinda perfecta a una luna de miel en India. O por qué no, el contrapunto perfecto a una luna de miel en Maldivas, o un combinado India Maldivas que contraste la embriaguez del primer destino con el completo descanso del segundo. Estando tan cerca de estos dos destinos… ¿por qué no visitar Sri Lanka y completar así el círculo del que sin duda será el viaje de vuestra vida?

Si India te permite una declaración de amor en toda regla, en Sri Lanka comienza la tranquilidad de saber que te encuentras disfrutando de momentos inolvidables. Cada día en la isla puede ser diferente, especial y único, envuelto en ese exotismo que sólo Sri Lanka puede ofrecernos. Si quieres visitar un lugar Patrimonio de la Humanidad, sólo tienes que acercarte a alguna de las ciudades sagradas y recorrer sus templos y fortificaciones para sentirte ciudadano del mundo. Si deseas comprar una joya, podrás contemplar todo el proceso, de las manos de un artesano local. Quizás quieras recorrer una finca comprobando cómo vive el elefante asiático, para terminar la jornada disfrutando de uno de los mejores tés negros que hayas probado jamás.

Luna de miel en Sri Lanka

© Taj Hotels (IHCL)

Sri Lanka es también una postal idílica de inmensos valles de cultivo y un placer para los sentidos a la hora de disfrutar de una gastronomía poblada de especias. El lugar perfecto para dejarte envolver por el misterio de los templos y la tranquilidad de sus playas. Y todo, absolutamente todo, al alcance de tu mano. Para que cada día sea distinto al anterior, para que una experiencia supere a la pasada. Una fotografía diferente para cada página de tu álbum, a cada cual más bonita, más intensa, más extraordinaria. Para que cuando echéis la vista atrás vuestra sonrisa abarque todos y cada uno de los momentos que vivisteis en Sri Lanka.

Luna de miel en Sri Lanka

© Taj Hotels (IHCL)