Coldplay en India

Color, exotismo y mucha alegría es lo que nos muestra el nuevo videoclip de Coldplay en India con el que presenta su canción “Hynm for the weekend”. El grupo británico se trasladó a las calles de Bombay para mostrarnos, junto a Beyonce, la cultura y tradiciones más conocidas del país.

Escrito por: Lorena Pérez

El videoclip de “Hymn for the weekend”, el nuevo single de la famosa banda de pop rock londinense, nos ha mostrado a Coldplay en India, paseando por las calles de Bombay y disfrutando de alguna de las tradiciones más extendidas del país. El videoclip fue rodado por Ben Mor y cuenta con la presencia de la popular Beyoncé y de la actriz de Bollywood Sonam Kapoor, hija de uno de los actores más aclamados de la industria del cine de la India: Anil Kapoor.

Coldpay en India

©Youtube

En los casi 4 minutos de duración de este video, la banda nos muestra un sinfín de aspectos de la cultura hindú que dejan boquiabierto a más de un occidental. Por eso no es extrañar que -a fecha de este artículo- su video contabilice más de 270 millones de visitas en youtube.

Descubre las tradiciones detrás del videoclip de Coldplay en India

Coldpay en India

©Youtube

En este videoclip de Coldplay en India podemos disfrutar de una sucesiva secuencia de imágenes de los emblemáticos monjes sadhus que dedican su vida a la oración y al peregrinaje sin posesión alguna, podemos ver los coloridos templos de la capital, un cine típico en el que proyectan una película de la afamada industria de bollywood y a una bella Beyonce vestida y maquillada al más puro estilo de una mujer hindú.

Coldpay en India

©Youtube

Tampoco podían faltar los típicos polvos de colores característicos del Holi -una festividad que ya ha traspasado fronteras y que cada vez se celebra en más lugares del mundo con gran éxito- y un espectáculo de teatro Kathakali -un arte escénica de las más antiguas del mundo con siniestros actores-bailarines pintados de verde-. Por último, como guinda del pastel, Coldplay nos permite disfrutar de una bella estampa con un espectáculo pirotécnico en una hermosa bahía. ¡Sin duda un video muy completo!

Junto al videoclip de Coldplay en India llegó la polémica

Aunque es cierto que algunos indios se han sentido heridos por este videoclip en el que afirman que se reduce su cultura a varias de sus tradiciones más famosas, la gran mayoría ha visto con orgullo como uno de los grupos más populares y valorados del panorama musical actual ha decidido rodar un videoclip en su país.

Coldpay en India

©Youtube

La polémica se centra en las escenas que muestran a una impresionante Beyoncé ataviada con vestimentas típicas del país: con un provocativo sari, henna en las manos y joyería tradicional. Algunos han calificado su actuación como “una apropiación indebida de una identidad cultural” y la acusan de perpetuar los estereotipos de la cultura hindú. Sin embargo, otros muchos ven en este videoclip una forma muy útil y potente de promocionar la cultura de la India y de potenciar las ganas de muchos occidentales de viajar a la India y descubrir, por sí mismos, que es lo que nos atrae tanto de este país.

Coldpay en India

©Youtube

Dejando a un lado a defensores y detractores, lo que si está claro es que el paso de Coldplay en India no ha dejado indiferente a nadie y ha conseguido, con unas secuencias llenas de color y exotismo, acercar un poco más al público esta cultura tan atrayente.

 

¿Quieres que te diseñemos un viaje exclusivo al Subcontinente Indio?

Música religiosa india: 4 melodías que llegan al alma

Escrito por: Enric Donate

La música religiosa india es una parte esencial de la espiritualidad en el subcontinente. Te presentamos cuatro ritmos que podrás escuchar y disfrutar dentro de un templo.

Música religiosa india - Templo Dorado de Amritsar

© Jujhar Pannu

Antaño los templos hindúes habían sido sede de las escuelas de danza clásicas indias. El bharatnatyam o el orissi se representaban dentro del templo en honor a los dioses. La danza ha salido del espacio sagrado, pero la música continua teniendo un papel protagonista en los templos indios. Te recomendamos cuatro lugares donde entrar en contacto con los dioses dejándote llevar por el ritmo de la música sacra india.

KIRTANA. El Templo Dorado de Amritsar es un verdadero imán. La belleza de sus muros cubiertos de oro y el fluir de los peregrinos compiten con los cantos espirituales. Tres músicos recitan los versos sagrados del Gurú Grant Sahib acompañados de la tabla y el harmonio desde la salida del sol hasta la ceremonia de cierre, con la que la copia más antigua se pone a buen recaudo para pasar la noche. El canto hipnótico se repite en todas las gurudwaras. Con todo, sentarse a disfrutar de su ritmo hipnótico al atardecer sobre el mármol del Templo Dorado no tiene parangón.

Música religiosa india - Qawwali en Fatehpur Sikri

© Joshua Singh

QAWWALI. Las letras de los maestros sufíes hablan de amor y de metáforas para entender esta corriente heterodoxa del Islam con una gran aceptación en India. Mediante el canto devocional se pretende llegar a Allah, aunque el sufismo está abierto a todas las religiones. Las sesiones de qawwali se celebran periódicamente en los dargah, o tumbas de los santones sufíes, edificios de arquitectura mogol de una belleza conmovedora. Un grupo de músicos cantan las letras de amor de forma improvisada mientras los fieles, a la puerta del dargah, escuchan atentos. La tumba de Fateh en el complejo palaciego de Fatehpur Sikri es el escenario perfecto para escucharlo en un marco incomparable.

Música religiosa india

© leCercle

CÁNTICO TIBETANO. El recitado de mantras de los monjes tibetanos está muy presente en las localidades del Himalaya. Los monasterios de Dharamsala son un fiel reflejo de las prácticas ancestrales de esta forma original de budismo que lidera el Dalai Lama. El Dalai Lama tiene su residencia oficial y su monasterio en la pequeña localidad montañosa de McLeod Ganj. A su alrededor se han establecido muchas comunidades monásticas y todas ellas repiten los cánticos y no es de extrañar que inviten al viajero a compartir la ceremonia tomando un té.

CANTOS BHAKTI. En el hinduismo, todo gira alrededor de la música. No es extraño encontrarse música en los templos, especialmente en los de Krishna, donde grupos de mujeres se encuentran para celebrar al dios. En Udaipur, el famoso templo de Jagdish siempre congrega a fieles que cantan a Vishnú hacia el mediodía. En los ghats, escaleras para el baño ritual que entran al río Ganges en Rishikesh o Benarés podrás asistir a un verdadero concierto que nos acerca a los dioses durante el aarti, o ceremonia del atardecer. El bhakti es una práctica que enfatiza el amor del devoto hacia Dios mediante la música, por lo que los fieles participan activamente. No dudes en unirte, serás bienvenido.

¡Vive la música india! [VÍDEO]

Escrito por: Esther Pardo

Con tan solo poner un pie en el subcontinente indio a nuestros sentidos no les cabe la menor duda de haber entrado en un mundo diferente al que están acostumbrados a percibir. Olores, sabores, colores, sonidos… Asistir a un concierto en India es una experiencia única y, para el oído educado en Occidente, la música tradicional que sale de los instrumentos indios es un auténtico hallazgo.

© ASHRAFUL KADIR

© ASHRAFUL KADIR

Beethoven afirmó que la música constituye una revelación más alta que ninguna filosofía.  En el caso de la música india, ese descubrimiento nunca deja indiferente. Al ser monofónica y modal (utiliza una nota que sirve como base para estructurar la melodía), la riqueza en cuanto a matices y la espiritualidad en la ejecución por parte de los músicos -que se acercan a la música para descubrirla y no para leer la partitura o ser guiados por un director de orquesta-, hacen de su escucha toda una experiencia.

El origen de este arte se encuentra en las interpretaciones vocales de los textos sagrados (Vedas). De ahí, la música tradicional evolucionó, gracias a las influencias árabes o persas, hasta llegar a la escala de siete sonidos – espaciados entre ellos con divisiones menores al semitono -, la base del sistema actual. Se interpreta en función de raga (melodía) y tala (sistema rítmico), sin contar con armonía o acordes. Por tanto, la capacidad de improvisar es mucho mayor y, a este respecto, para muchos músicos occidentales los estilos que más estarían en consonancia serían el jazz o el flamenco.

© Prabhu B Doss

© Prabhu B Doss

Pero, sin duda, los grandes responsables del sonido tan peculiar que inunda la India son los instrumentos, a través de los cuales podemos conocer más en profundidad el alma de esta música.

En la familia de la cuerda, el más conocido es el sitar.  Popularizado en el pop gracias a su inclusión en temas de los Beatles y, sobre todo, a sitaristas como Ravi Shankar o su hija Anoushka, este instrumento de cuerda pulsada y de origen persa produce un sonido hueco y metálico de más larga duración que los instrumentos de cuerda occidentales.

© JESSE NEWLAND

© JESSE NEWLAND

Entre los instrumentos de percusión aparece uno de los más relevantes en la historia de la música oriental y el más importante al norte de India, llegando a usarse como instrumento solista: la tabla. Consta de un tambor más pequeño y alargado, de madera, encargado de sonidos más agudos y tocado fundamentalmente con la mano derecha, y otro más grande y de metal, para producir los graves, con la izquierda.

En la familia del viento, los más populares son el shennai (similar al oboe, muy utilizado en celebraciones como bodas, gracias a su fuerte sonido) y el bansuri (flauta de bambú y uno de los instrumentos más antiguos de India).

BANSURI

© Betelgeuse

Y qué mejor forma de  terminar el recorrido que dejándose envolver por el sonido inigualable del sitar, la tabla india y el violín. Por eso, Sociedad Geográfica de las Indias buscó y encontró a una familia de músicos excepcionales para ofrecer una experiencia única: poder compartir este arte con los viajeros que quieran acercarse a Varanasi. Allí, esta familia de clase media, abre las puertas de su casa y hace gala de su extraordinaria hospitalidad, mostrando su vivienda y sus costumbres, presentando a su familia y, por último, haciendo lo que mejor saben y más les apasiona en la vida: tocar la música tradicional de su país. Siddhart -profesor de música en la Universidad Hindú de Varanasi-, al sitar, y sus hermanos, con la tabla, logran durante la hora y media que dura esta experiencia en una estancia de su casa habilitada para el concierto, que la música llegue al alma de quien la escucha. Sólo entonces el viajero ya puede decir que ha estado en India.

Viajar a India en familia: Sus deseos, nuestro objetivo

Ella, él y sus dos hijos de 10 y 17 años. Y solo un deseo: viajar a la India en familia para divertirse, aprender, descansar y disfrutar de estar juntos viviendo algo nuevo para todos.

India en familiaEste viaje de familia fue diseñado atendiendo los deseos de los clientes: nos solicitaron mañanas culturales y tardes de relax, tenían claro que no querían ir corriendo de un monumento a otro. Por eso prefirieron hacer un viaje a medida, ajustado a sus intereses, con su propio guía, vehículo y servicios individualizados. De su agencia de viajes personalizados esperaban lo que se debe esperar de verdaderos especialistas en destino: el máximo.

Les encantaba la idea de sumergirse en la sociedad de India, poder combinar visitas turísticas con actividades “poco convencionales”, orientadas a ofrecer una visión más real y humana del país. Igualmente estaban muy interesados en los hoteles. Para un viajero exigente y consciente de que “el hotel” es el lugar donde pasará casi un 40% del tiempo de su estancia de vacaciones, el alojamiento es de gran importancia.

Los hoteles más exclusivos

India en familiaLa India cuenta con una de las mejores selecciones hoteleras del mundo.  Por muchas razones, decidimos introducir a los viajeros en dos mundos fascinantes: el de la prestigiosa cadena Taj y la lujosa cadena Oberoi. Maravillosos palacios del S. XVII, y exquisitas instalaciones  que serían el entorno donde disfrutar de algunas actividades para los hijos.

De la cadena Taj seleccionamos el Taj Umaid Bhawan Palace de Jodhpur y el Taj Nadesar Palace de Varanasi (ambos son antiguas residencias de maharajás y hospedan a miembros de la realeza de todo el mundo). Además del Taj Lands End de Mumbai y el famoso Taj Lake Palace, considerado el hotel más romántico del mundo, situado en medio del precioso lago de Pichola.

India en familia

The Oberoi (reconocido internacionalmente por su excelencia y el incomparable nivel de servicio) fue seleccionado en Mumbai, en Jaipur y en Agra.

India en familia

© Gabriel Brau

El primero, situado en la mejor zona de marina de Bombay, ha sido elegido uno de los tres mejores hoteles en la India -recibiendo Travellers´Award de Trip Advisor-. En el Rajvilas y Amarvilas se puede disfrutar de lo mejor que ofrece, respectivamente, Jaipur y Agra. Solamente 15 minutos de coche separan este idílico resort del centro de la ciudad rosa. Por otro lado, Amarvilas ofrece irrepetibles vistas a Taj Mahal, contando con una posición privilegiada que permite disfrutar desde cualquier habitación de las vistas al monumento al amor más famoso del mundo.

India en familiaExperiencias inolvidables

El subcontinente Indio es un lugar repleto de patrimonio cultural, actividades y experiencias interesantes. Nuestra familia dispuso en cada momento de su propio guía acompañante, un profesional que coordina todos los aspectos del viaje y que como aclaman muchos, se convirtió, en un amigo y compañero de viaje.

India en familiaComo este viaje fue diseñado de forma personalizada, incluimos algunas actividades fuera de lo turístico. Para ella, al ser una apasionada cocinera, en Delhi nos adentramos literalmente en las cocinas del Templo Sij para conocer de primera mano las tradiciones y creencias de esta pequeña pero importante comunidad religiosa. Y ella fue la alabada cocinera de la familia en Udaipur donde, siguiendo las instrucciones de un Chef profesional, disfrutó adentrándose en la colorida gastronomía hindú.

En Varanasi, tras asistir a la ceremonia (puja) en el Ganges, una de las estampas más impresionantes para la familia, fueron invitados a la casa de unos músicos indios que tocaban tabla, sitar y violín. La visita le hizo especial ilusión al hijo mayor, quien tiene desde hace dos años su propia banda de música amateur.

Alumno en escuela local de la IndiaEn Agra, la familia se detuvo en una aldea donde conoció la forma de vida tradicional y sencilla de esa India a la que no han llegado los avances tecnológicos. El hijo pequeño se quedó boquiabierto al visitar la escuela local; los chicos de su edad escribiendo con tiza… Disfrutaron compartiendo un buen rato con los niños…y tratando de ver el mundo con la magia con la que a veces se ve desde una de estas poblaciones.

La lavandería más grande del mundo -Dobi Ghats en Mumbai-, las tribus animistas de los Bishnois en la zona casi desértica del Rajasnthán o una ONG medioambiental que rescata osos para cuidarlos en una reserva natural… fueron experiencias se quedarán para siempre grabadas en su mente.

Imprescindible seguimiento

Hablamos con nuestra querida familia antes, durante y después del viaje, lo que nos permitió ir adaptando el ritmo del viaje día a día e incluir las oportunidades que iban surgiendo a medida que avanzaba el viaje…  Eso “nos llevó” a  cosas tan variadas como a invitarles sobre la marcha a cenar en un árbol de Khajuraho. Sí! uno de los pocos restaurantes del mundo que cuenta con una mesa sobre un  árbol y el único desde el que se divisan a escasos 100 metros, los imponentes Templos de Khajuraho a la puesta del sol. O por ejemplo, poder hacer una visita “urbanística y social” por diferentes barrios de una ciudad para poder responder  al montón de dudas de los chicos sobre las diferentes castas y religiones en India.
India en familia

Tras ver a los hijos extasiados al montar en elefante (esto fue lo que convenció a los hijos de que la India es el mejor destino para las vacaciones) su guía les preparó una visita especial para la mañana siguiente: ellos serían los que ayudarían a asear a los elefantes, dándoles de desayunar posteriormente y disfrutando a la hora de pintarles de forma tradicional, antes de que saliesen engalanados para subir a otros turistas…

17 días intensos. Enriquecedores. Un viaje que nadie olvidará jamás. Y que nosotros, recordamos con tanto cariño.

De dioses y reyes. La leyenda de Akbar y Tansen

La música es fundamental en múltiples rituales. No sólo ocurre en India, podemos ver ejemplos en casi cualquier cultura o civilización. Oraciones cantadas, instrumentos para acompañar danzas religiosas o ceremonias… la música es habitualmente una ofrenda a Dios o un complemento para otras acciones formas de relacionarnos con lo divino.

En India, la música tradicional se considera una forma metafísica, una vía de comunicación entre los distintos niveles de nuestro ser. Akbar, el admirado emperador mogol, tenía como principal músico de su corte a Tansen, un reconocido músico y vocalista que ha pasado a la historia de la música india por su talento.

Akbar y Tansen

Encuentro de Akbar y Tansen con Haridas

Se cuenta que cierto día, Akbar le pidió a Tansen que le presentara a quien había sido su maestro, Swami Haridás, un sabio anacoreta que vivía en un templo en plena conjunción con la naturaleza y alejado de la civilización del imperio.

Llegaron, y Haridás les recibió con honores. Los dos músicos se sentaron uno frente a otro con gran reverencia y cantaron en honor a Dios y al emperador, allí presente.

Entonces Akbar, estupefacto, le dijo a Tansen:
– ¡Pero si él canta mucho mejor que tú!

A lo que Tansen le respondió:
– Claro, señor. Yo canto para un rey, pero él canta sólo para Dios.

 


Sobre el autor:
DavidDavid Martín es Responsable de Comunicación y Community Manager de Sociedad Geográfica de las Indias. Como responsable editorial, intenta acercarnos a India un poco más cada día. Para más información: [Quiénes somos]

Ananda Shankar, la fusión hindi-rock

Conocido por ser el sobrino del mítico Ravi Shankar y por fusionar la música clásica india con el rock, Ananda Shankar  (1942-1999) trabajó con Jimi Hendrix, The Rolling Stones o The Doors, entre otras grandes estrellas.

ananda shankarAnanda Shankar nació en el año 1942 en el estado indio de Uttar Pradesh. Hijo de dos reconocidos bailarines y sobrino del sitarista Ravi Shankar, Ananda pronto encaminó sus pasos hacia un prometedor futuro musical, dentro y fuera de su país.

De India a Estados Unidos.
Tras aprender a tocar el sitar en Varanasi, no con su tío Ravi, sino con el prominente músico de clásica Lalmani Misra, se interesó por lo que estaba pasando en occidente. A finales de los años 60 viajó a Los Ángeles donde comenzó a tocar con contemporáneos como Jimi Hendrix. En 1969 dio un paso más y firmó un contrato con la discográfica Reprise Records para lanzar, en 1970, su primer álbum homónimo (Ananda Shankar) en el que fusionaba la música rock occidental con la música tradicional india. Además de versiones originales, el álbum incluía reinterpretaciones de temas tan populares como “Jumpin ‘Jack Flash” de The Rolling Stones y “Light My Fire” de “The Doors”. De esta manera Ananda Shankar irrumpía en el panorama musical de occidente.

Regreso a India.
A su regreso a India, en 1975, publicó el que sería su álbum más popular, “Ananda Shankar and His Music“, en el que seguía experimentando con la fusión entre música clásica india, jazz y funk, a través de instrumentos como la guitarra eléctrica, el sitar, la tabla, el mridangam, la batería y el sintetizador Moog. El álbum, fuera de stock durante años, fue reeditado en 2005.

Gracias a músicos británicos de origen indio como Talvin Singh y Nitin Sawhney, la popularidad de Ananda Shankar siguió creciendo en occidente durante los años 80. En 1996, el sello neoyorkino de jazz, Blue Note Records, incluiría alguno de sus temas en el álbum recopilatorio “Blue Juice Vol 1, A rare groove compilation“.

El final.
A finales de los 90 Ananda participó en varios conciertos con el Dj londinense State of Bengal y otros músicos. Esta colaboración quedó plasmada en el álbum “Walking On”, un disco que mezcla la música clásica de Shankar con ritmos breakbeat, tecno y hip hop. Durante la fase de producción de este álbum, Ananda Shankar murió repentinamente de un fallo cardíaco.


Sobre la autora:
NonaNona Rubio es colaboradora de Sociedad Geográfica de las Indias. Le apasiona viajar y nos cuenta historias que hablan de un país inabarcable con el que hay que ser paciente si lo que pretendemos es conocerlo por dentro. Para más información: [Quiénes somos]

Kathak, historias de hombres y de dioses

El kathak, una de las danzas clásicas de India, narra historias a través de un lenguaje construido con los gestos de las manos, los pies y el rostro. Son historias de hombres y de dioses.

Kathak dancer

Foto CC en Flickr, por 'ramesh_lalwani'

Kathak significa hablar. Los kathakas, consumados narradores de historias, hablan a través de su cuerpo. Su arte interpretativo se basa en un complejo lenguaje corporal que deriva en marcadas expresiones faciales, juegos de pies y gestos con las manos, conocidos como mudras.

Los bailarines de kathak se mueven siguiendo el compás de la música hecha con instrumentos de percusión y cuerda como la tabla, el harmonium y el sarangi, elementos esenciales de este arte escénico. El kathaka intercambia improvisaciones corporales con los músicos que a través del ritmo acentúan sus movimientos.

Otro elemento que juega un papel importante en la escena es el vestuario. Los trajes de los bailarines son de vivos colores. En el caso de los hombres está compuesto por dhoti, que cubre las piernas, cinturón, dupatta (echarpe) y kurta, para el torso. Las mujeres visten una falda larga llamada ghaghara, una blusa o choli y un velo. Los ornamentos de la cabeza, la cintura, las manos y los pies son de oro y plata. Unos cascabeles (ghungrus) en los tobillos y unas campanillas en las manos acompañan, con una precisión rítmica extraordinaria, el ritmo de estas historias bailadas.

Atletas del baile
La practica de esta danza requiere una condición física excepcional. Las cualidades de un buen bailarín de kathak pasan por un estricto entrenamiento que tiene como finalidad la completa compenetración de cuerpo y mente. Sólo de esta forma los kathakas consiguen una concentración y coordinación tan excepcional que les permite mover simultáneamente ojos, cuello, rostro, manos y pies. El resultado es una expresión carnal del espíritu.

Escuelas de kathak
En India existen 3 escuelas (gharanas) principales de kathak: Lucknow, Jaipur y Benarés. Cada gharana tiene un estilo diferente. Normalmente, el aprendizaje de kathak se realiza mediante el sistema tradicional de maestro-discípulo (guru-shishya). Esto ha permitido que los estilos de las diferentes escuelas no lleguen a mezclarse. Aunque actualmente se dan intercambios entre los mejores bailarines de las diferentes escuelas, éstos son capaces de reconocer qué características pertenecen a cada escuela.

Entre lo divino y lo humano
Las historias contadas por los kathakas son de carácter épico y refieren textos mitológicos y religiosos, pero también humanos. Hablan de temas afines al pueblo como el amor, el éxtasis o la muerte. La danza kathak es un placer es de doble sentido, para el que mira y para el que baila, un goce estético que conduce a una comunión con lo divino.



Sobre la autora:
NonaNona Rubio es colaboradora de Sociedad Geográfica de las Indias. Le apasiona viajar y nos cuenta historias que hablan de un país inabarcable con el que hay que ser paciente si lo que pretendemos es conocerlo por dentro. Para más información: [Quiénes somos]