El Ramayana

El Ramayana es una de las grandes epopeyas del hinduismo. Cuenta las aventuras de Rama, uno de las encarnaciones de Vishnu (el protector). Está escrito en sánscrito, en casi 50.000 versos y su redacción se atribuye al sabio hindú Valmiki, hace 2.400 años.
Su argumento y sus múltiples historias y aventuras secundarias han servido de inspiración literaria a lo largo de los siglos. Es una de las grandes obras populares en India y es frecuente encontrar celebraciones y obras teatrales que lo representan total o parcialmente, así como a personas que recitan fragmentos de memoria, aunque sean analfabetos.

Cuenta el Ramayana que el rey Dashratha, casado con 3 mujeres, tuvo 4 hijos: Rama, Bhárata, Shatrughna y Laxmana. Rama era el mayor y el más querido en la corte y el pueblo, por su buena conducta y su actitud justa y atenta.

Los cuatro hijos de Dashratha

Los cuatro hijos de Dashratha

Un buen día, un sabio llega a palacio requiriendo los servicios de Rama para luchar contra unos demonios que están obstaculizando sus oraciones y sacrificios a los dioses. Rama y su hermano Laxmana acuden en su ayuda y, pese a su juventud (16 años), logran vencer. De regreso a casa y tras distintas peripecias, Rama ganará el amor de la bellísima princesa Sita, hija del rey Jánaka.

Rama consigue la mano de Sita
Viendo el gran éxito y carisma de Rama, el rey Dashratha, su padre, decide renunciar al trono en favor de su hijo. Pero una de sus esposas, madre de Bhárata, le recuerda que en cierta ocasión el rey le concedió dos deseos para cuando quisiera solicitarlos. Así que, llena de envidia y codicia, le pide que destierre a Rama durante 14 años en el bosque, y corone como rey a Bhárata.
El rey se encuentra ante un dilema enorme, defender su promesa y el honor ante su esposa o seguir adelante con su deseo considerando que es lo mejor para el reino. Dubitativo, llama a Rama y le expone la situación.

Rama, sin alterarse, acepta el deseo de su madre y se marcha al bosque, renunciando a su vestimenta real y vistiéndose como un sadhu. Su nueva esposa Sita y su hermano Laxmana deciden partir con él.
Mientras tanto, Bhárata conoce, encolerizado, la conspiración de su madre y renuncia a ser rey de esa forma corrupta e inmoral. Convoca a su ejército y a un gran número de personas del pueblo y sale en busca de su hermano. Pasa el tiempo y, cuando por fin lo encuentra, le suplica amargamente su regreso y le pide que ocupe el trono, lugar que le corresponde. Además, su padre el rey Dashratha acaba de morir, afectado por el dolor de esta situación.
Pero Rama había dado su palabra y se mantiene firme. Decide quedarse y le pide a Bhárata que reine con justicia, valentía y equilibrio. Bhárata, convencido por la determinación de su hermano, le pide sus sandalias para colocarlas en el trono como símbolo de su presencia.

Bharata le pide las sandalias a Rama

Bharata le pide las sandalias a Rama

Pasan los años y distintas aventuras. Un día, la demonia Surpanaka observa a Rama en el bosque y queda enamorada de él. Cuando le muestra su amor, Rama la rechaza y le ofrece entre bromas a su hermano Laxmana, que está soltero. Pero éste también la rechaza y Surpanaka, enfurecida, ataca a Sita para devorarla. Sin embargo Laxmana reacciona a tiempo y la defiende con éxito. Así, la demonia huye a pedir ayuda a su hermano, rey de Lanka, y, juntos, planean y consiguen el secuestro de Sita, llevándola rápidamente hacia el sur en su carro volador.

El secuestro de Sita, en un videojuego infantil

El secuestro de Sita, en la película Sita sings the Blues, de Nina Paley

Comienza aquí la búsqueda desesperada de Sita por parte de Rama y Laxmana. Pasan distintas aventuras y entablan relaciones con distintos pueblos, como el pueblo de los monos, donde consigue el favor y la compañía de Hanuman.
Mientras tanto, Sita sobrevive en su cautiverio, rechazando una y otra vez como esposo a su captor, al que ni siquiera le dirige la mirada.
Un día aparece Hanuman frente a ella y le avisa de la inminente llegada de Rama para salvarla, con un ejército enorme. Se produce una guerra muy larga, con final feliz para Sita y Rama.

Batalla de Lanka

Batalla de Lanka para liberar a Sita

Sin embargo, deben vencer también la batalla del estigma social, ya que las habladurías dudan de la pureza de Sita tras haber pasado tanto tiempo con otro hombre. Sita, para acallar las críticas, se lanza al fuego sin sufrir ni una sola quemadura.

Sita lanzándose al fuego

Sita lanzándose al fuego

Han pasado 14 años y Rama regresa al reino, donde es coronado y comienza una etapa de prosperidad y gran felicidad.
Pero siguen los rumores sobre la impureza de Sita, hasta el punto de que Rama, considerando que el rey debe estar fuera de toda sospecha, aparta con mucho dolor sus propios sentimientos y destierra a Sita, sin saber que estaba embarazada.

Apenada, Sita se refugia en el ashram de Valmiki (autor del Ramayana). Allí le va contando todo lo ocurrido, y Valmiki anota y anota, dando forma escrita a esta historia.

Sita en el ashram de Valmiki

Sita en el ashram de Valmiki

Sita da a luz (gemelos), y crecen sanos y fuertes. Cierto día, Valmiki acude con ellos al palacio con motivo de unos sacrificios y celebraciones religiosas. Allí recita el Ramayana por primera vez, para sorpresa de Rama, que no había dejado de pensar en Sita ni un solo minuto. Emocionado, reconoce a sus hijos y solicita la presencia de Sita, su querida esposa, que se muestra ante él.
Pero la multitud reclama una nueva prueba de su pureza y Sita solicita la ayuda divina para acabar con esta injusticia de una vez por todas. Para sorpresa de todos, la tierra se abre y Sita se precipita al vacío.
A partir de entonces, Rama vivió y reinó triste, esperando su muerte. Cuando llegó, se reunió con Sita en el cielo.

 

Para más información:
> The Ramayana (Wikipedia, en inglés)
> Ramayana (serie de TV, en hindi subtitulado al inglés)

 


Sobre el autor:
DavidDavid Martín es colaborador de Sociedad Geográfica de las Indias. Fascinado por India, sus gentes y su diversidad, David colabora con Sociedad Geográfica de las Indias desde 2008, haciéndolo compatible con su trabajo en organizaciones como Unicef o Amnistía Internacional. Con nosotros ha dirigido la estrategia de comunicación y redes sociales hasta 2011 y actualmente colabora aportando una visión humana, transformadora y comprometida, asegurando que un viaje exclusivo y de alta calidad sea compatible con una experiencia enfocada al descubrimiento y el respeto por las personas y las costumbres locales. Para más información: [Quiénes somos]

Be Sociable, Share!

Comentarios

  1. guillermo molina

    nuestra sociedad hoy enfrascada en politicas y religiones,esta condenada a la tragedia ,debiera investigar sobre las creencias y filosofias mas antiguas como el ramayana entre otros.
    Es necesario liberar nuestro espiritu del mundo material y el dinero para poder entender nuestra mision en la tierra.

  2. SGI SGI

    Muchas gracias, Rodrigo, por tu aportación.

    Tienes razón, ya hemos actualizado este dato.

    Gracias por compartir con todos nosotros esta interesante página y película.

Pingbacks

  1. Raja, el “luckyman”
  2. Introducción al hinduísmo
  3. Qué es el Mahābhārata
  4. India, patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad
  5. Festival Dussehra, el triunfo del bien sobre el mal
  6. Dos circuitos de peregrinación por Nepal
  7. Ganges - Blog Sociedad – Redgente.com

Responder