El hinduismo se considera la religión más antigua del mundo, aunque quizás sería más correcto llamarla “un modo de vida” o una filosofía en lugar de una “religión”.

Esto se debe a que es bastante diferente a las otras religiones: no tiene ningún fundador, ni se sabe exactamente cuándo se fundó. Tampoco tiene una “iglesia” o institución que vele por su aplicación, ni un único libro sagrado como las otras religiones, sino varios.

Om

"Om" simboliza lo esencial, la unidad con lo supremo, la Trinidad hindú...

El hinduismo es más bien un conjunto de ideas y prácticas religiosas, filosóficas y culturales que se originaron en la India. Algunas de sus características propias  son la creencia en la reencarnación, la concepción de la divinidad o del “ser absoluto” a través de sus múltiples manifestaciones, la ley de causa y efecto y el deseo de liberarse del ciclo de renacimientos. (Las iremos viendo aquí, en este blog, en sucesivas entregas.)

Su origen se mezcla con el de la historia de la India. Todo empezó en el valle de Indo, una de las civilizaciones más antiguas del mundo (contemporánea al Antiguo Egipto y Mesopotamia). Antes de la llegada de los arios, probablemente de Asia central, en el valle de Indo vivian los ‘drávidas’ o la población indígena con sus propias prácticas y creencias religiosas. Después, los drávidas fueron expulsados hacia el sur de la India por los arios. El hinduísmo actual es una mezcla de las creencias, las prácticas y los ‘dioses’ de los drávidas y los arios.

Así, el hinduismo es esencialmente un fenómeno indio, además de ser la religión mayoritaria. En India, quizás más que en cualquier otro sitio, la religión es un modo de vida que afecta a cualquier faceta, por lo que el hinduísmo forma una parte importante de la tradición y se relaciona con casi todas las facetas de la vida.

Pero no es fácil definirlo. Su práctica está basada en las enseñanzas de los antiguos hombres santos y antiguas escrituras como los ‘Vedas’, los ‘Upnishads’, los ‘Puranas’, los poemas épicos como el ‘Ramayana’ y el ‘Mahabharata’ y el ‘Bhagavad Gita’.

Ya no es muy usado el término, pero antes de que apareciera la palabra ‘hinduísmo’, esta fe se llamaba ‘Sanatan Dhrama’, que significa “la fe”, “la religión” o “la regla enterna”. La palabra ‘hindú’ es de origen persa y deriva del río Indo (también llamado Indus o Sindu, ya que los persas pusieron una ‘h’ en lugar la ‘s’).
La palabra ‘Dharma’ significa ‘lo que sostiene el universo en su lugar’ y viene a ser el camino que nos dirige a Dios.
Así, la Dharma hindú se puede comparar con un árbol cuyas raíces representan los Vedas, su tronco representa las experiencias espirituales de los varios gurus y santones, sus ramas representan las varias tradiciones teológicas y las frutas que cuelgan de las ramas serían las numerosas sectas y subsectas.

> Siguiente: Hinduísmo, principales escrituras.


Sobre el autor:
AmarjeetAmarjeet Singh es Coordinador de viaje y guía personal para Sociedad Geográfica de las Indias. Licenciado en Filología Hispánica, es amante de España y la cultura hispánica y un gran humanista interesado en el encuentro entre culturas. Para más información: [Quiénes somos]

Be Sociable, Share!