El templo de Akshardham, en Delhi

Una visita a Akshardham, en Nueva Delhi, adecuadamente guiada, suele ser muy conveniente una para iniciarse en las características del hinduismo y de la historia y cultura indias. Pero también es un lugar ideal para dar un paseo, disfrutar de un precioso entorno ajardinado y de arquitectura y escultura exquisitas.

Akshardham, Delhi

A diferencia de otros templos, de carácter histórico o reliquias de tiempos anteriores, el complejo de Akshardham es de reciente construcción. Fue inaugurado en 2005, tras 40 años de obras y planificación y gracias a la aportación económica de miles de donantes.
En su creación participaron nada menos que 7.000 artesanos venidos de toda la geografía india más 4.000 voluntarios del ejército y centros espirituales.
Desde entonces, se ha convertido en una visita casi obligada en Delhi. Se calcula que lo visitan 7 de cada 10 turistas que pasan por la ciudad. Y esto, teniendo en cuenta el turismo nacional, son unas 10.000 personas al día. Está reconocido como el templo hindú más grande del mundo.

El monumento central, conocido como “Mandir”, está construido con piedra rosada rajastaní (símbolo de pureza y paz) y mármol traído expresamente de las canteras de Carrara (Italia). Ni un pilar de hormigón se utilizó para levantarlo, no hay metales en su estructura. Sólo oro, en la decoración. Está esculpido con 20.000 figuras y motivos florales, animales, deidades hindúes, etc. Cuenta la historia de India y del santo Swaminarayan.

akshardham-Temple

Leer más...

Vivanta by Taj, bienvenidos a la nueva India

Una de las cuestiones que provoca mayores dudas al preparar un viaje a India suele ser… ¿qué hoteles?

Se tiende a comparar la categoría por estrellas, lo cual sólo es efectivo en determinados segmentos, como el de gran lujo. Para el viajero más exigente, el ‘viajero de hotel’, aquel que disfruta tanto del destino como de los mejores alojamientos en el mismo, India puede ser paraíso.

Vivanta by TajSin embargo, como segunda opción, la mayoría de viajeros quiere hoteles que le permitan sentirse confortables y disfrutar de algún rato de relax de manera puntual. Pero se plantea la utilización de los alojamientos de manera absolutamente funcional durante su viaje. Hay buenos hoteles equivalentes a 4* y 5* estrellas en India que permitirán al viajero conseguir este propósito.

Pero… ¿y si les cuento que podemos hacer una mezcla entre la primera y la segunda opción?
Es decir, alojarnos durante nuestra estancia en India en hoteles que, sin ser gran lujo ni llevarse la mayoría de presupuesto del viaje, nos permitan un excelente confort junto a una experiencia realmente especial y la vivencia de la hospitalidad india.

 

Taj Hari Mahal

Habitación en el Vivanta by Taj Hari Mahal de Jodhpur, que mantiene la tradición rajput

Leer más...

Rajastán: naturaleza en estado puro

Uno de los grandes peligros a los que se enfrenta Rajastán es la deforestación y la consecuente desaparición de especies autóctonas. Los Parques Nacionales de Sariska, Rantjambhor y Keoladeo, son tres buenos ejemplos de los esfuerzos del estado por la conservación de las especies.

Aunque las masivas cacerías de los británicos y los rajás indios, y la tala indiscriminada de bosques han causado efectos desastrosos, en las últimas décadas el estado ha tomado serias medidas encaminadas a la protección del medio ambiente creando numerosos parques, cotos y reservas naturales.

En Rajastán existen tres grandes reservas naturales que en un pasado fueron cotos de caza de la aristocracia británica e india. El turismo, a pequeña escala, representa una forma sostenible de financiar estos refugios de la vida salvaje.

Parque Nacional de Sariska

La reserva, gestionada por el Proyecto Tigre desde 1979, ocupa 800 km2 de extensión en los que habitan toros azules, sambares, ciervos moteados, jabalíes y tigres. Alberga templos en ruinas, un fuerte y un palacio transformado en hotel, el Hotel Sariska Palace. El Parque puede visitarse durante todo el año, a excepción de los meses de julio y agosto (época de monzón). La mejor manera de observar la fauna es alquilando un “escondite” para pasar la noche en plena naturaleza.

Tigre en Ranthambore, por 'bjoern'

Foto por 'bjoern' (CC en Flickr)

Leer más...

Rajastán: los hoteles palacio

Muchos de los gobernantes rajput sucumbieron a las exigencias financieras y administrativas de finales del siglo XX. Otros, los más avispados, pusieron sus fortalezas y palacios al servicio del turismo, convirtiéndolos en museos y en hoteles de lujo.

Los más famosos de estos hoteles palacio son el Taj Rambagh Palace (Jaipur), el Taj Lake Palace Hotel y el Shiv Niwas Palace (Udaipur), y el Umaid Bhawan Palace (Jodhpur). Al margen de estos superlujosos, hay un buen surtido de palacios más pequeños a precios más asequibles repartidos por todo el estado. Otra opción a tener en cuenta, si se quiere vivir a cuerpo de rey por unos días, es el “Palace on Wheels» (Palacio sobre Ruedas), un tren turístico cuyos vagones pertenecieron a diversos maharajás, que hace recorridos semanales por Rajastán saliendo desde Delhi.

Taj Rambagh Palace (Jaipur).

Este impresionante palacio, construido en 1835, es una leyenda viva de la historia de Jaipur. En 1925 se convirtió en la residencia del maharajá y de su esposa, nombrada la mujer más bella del mundo por la revista Vogue en 1940. En 1957 se transformó, por primera vez, en un hotel de lujo. Presume de tener uno de los jardines más bellos del mundo y de una decoración exquisita, hasta en el mínimo detalle: suelos de mármol blanco, frescos pintados a mano en las paredes, obras de arte Rajasthani, sedas de Damasco, camas con dosel. Sus habitaciones han alojado a invitados tan ilustres como Lord Louis Mountbatten (que dio su nombre a una suite), el príncipe Carlos o Jacqueline Kennedy.
[+ información]

Taj Rambagh Palace

Taj Rambagh Palace. (c) Taj Hotels

Leer más...

Rajastán: lugares y festividades

El Teej Festival es una buena excusa para viajar a Rajasthan durante el mes de agosto. Esta festividad, abanderada por las mujeres en homenaje a la diosa Parvati, alcanza su máximo esplendor en su capital Jaipur.

Jaipur y el Teej Festival.

Jaipur es la capital del estado de Rajastán. Conocida también como la “ciudad rosa” por el color de la arena con la que se construyó la antigua ciudad amurallada. Uno de sus principales alicientes es el Observatorio, o Jantar Mantar, construido en 1728. Otro, y principal punto de referencia en Jaipur, es el Palacio de los Vientos, un buen ejemplo de arte rajput.

En el apartado festivo, el Teej Festival es uno de los más pintorescos. Se celebra durante el mes de agosto, coincidiendo con la llegada del monzón, cuando los lagos y aljibes elevan su nivel y el Estado ofrece su cara más esplendorosa. El Festival conmemora la unión entre la diosa Parvati y Lord Shiva. Las mujeres, tatuadas con henna y vestidas con llamativos trajes de colores, protagonizan el desfile en honor a Parvati, al que más tarde se unen músicos, bailarines y otros artistas.

Elephant Festival

Foto por 'Pondspider' (CC en Flickr)

Leer más...

Rajastán: la Tierra de los Reyes

Rajasthan (Rajastán en castellano) representa una de las facetas más exóticas y pintorescas de India. Es la tierra de los rajputs, que en idioma sánscrito significa “hijos del rey”, un valeroso clan guerrero defensor de su tierra, su familia y su honor. 

Rajasthan es la tierra del cuento de Las Mil y una Noches, una región habitada por mujeres adornadas con brillantes faldas de espejos y abalorios de plata, y hombres con enormes mostachos y turbantes de colores chillones.

Hombre rajastaní

(c) April Maciborka

Leer más...