Destinos poco masificados de turistas

destinos poco masificados de turistas

Vista aérea de un islote en Kerala, formada por 9000 kilómetros de ríos y canales. © Gulfu Photography


En un año en que la pandemia a causa de la COVID-19 ha transformado por completo nuestra forma de concebir la rutina, el trabajo o los viajes, desde Sociedad Geográficas de las Indias os compartimos aquellos destinos pocos masificados de turistas en los que volver a empezar; a recobrar la inspiración.

Escrito por: Alberto Piernas

Lugares poco masificados de Sri Lanka

Pavo Real en Yala, la mayor reserva natural de Sri Lanka. © Tea Trails

La COVID-19 aún se expande por todo el mundo, si bien algunos países ya se disponen a iniciar su desescalada con la mirada fijada en el horizonte turístico. Una nueva etapa en la que son muchas las dudas planteadas y los procesos a llevar a cabo, si bien todos coinciden en la misma prioridad: mantener la seguridad sanitaria en cada uno de los sectores existentes, incluyendo el de los viajes.

De ahí que muchos hoteles ya hayan aplicado su protocolo COVID-Free siguiendo las pautas de la Organización Mundial de la Salud, las aerolíneas se replanteen la reinvención de sus trayectos e infraestructuras y los gobiernos apliquen diferentes medidas para salvaguardar la salud tanto del viajero como de la población local.

Una base a la que se añaden otras muchas prioridades: una mayor tendencia al turismo sostenible, la obligación de mantener la distancia de seguridad entre unos turistas y otros pero, especialmente, encontrar en la inmensidad de ciertos destinos el bálsamo para recomenzar. Para inspirar los matices de nuevas aventuras que inciten a recomenzar.

Deseos que encuentran en estos siguientes destinos poco masificados de turistas la mejor lista para seguir soñando.

1) Bután

Bután uno de los países donde no hay coronavirus

Tranquilo dzong en Bután. © Pixabay

Si existe un país que represente a la perfección los diferentes triunfos del turismo, ese es sin duda Bután. Considerado como una de las naciones más aisladas del mundo (curiosamente, entre las fronteras de dos gigantes como India y China), el país más feliz del mundo no solo es el único del planeta con huella de carbono negativa, sino que se ha convertido en uno de los que mejor ha sabido afrontar la crisis sanitaria a causa de la COVID-19. De hecho, Bután no ha registrado ningún fallecido a causa del virus, siendo esta su principal baza para inspirar la confianza necesaria en las inminentes visitas post-pandemia.

Un marco que, a su vez, dibuja el destino ideal donde sentirse exclusivo, totalmente apartado del mundo: basta con explorar los valles de Paro y Timbu para descubrir la esencia natural de uno de los países más verdes del planeta para enlazar con la soledad de sus dzongs, o templos butaneses, donde el único ruido es el del viento suspirando entre las ventanas. Como guinda, nada mejor que ascender hasta el Nido del Tigre, principal icono del país, en cuyas profundidades nació el budismo que hoy bendice esta tierra tan mágica como épica.

2) Gujarat (India)

Viajar a Gujarat

El desierto blanco de Rann de Kutch, en Gujarat, India. © CNN

Eclipsado a nivel turístico por otros estados colindantes como el mítico Rajastán, Gujarat despierta al nuevo viajero formando un mosaico donde caben todos los contrastes de la India: desde los rastros de la historia de Ahmedabad, la única ciudad patrimonio de la Unesco de India y lugar de nacimiento de Mahatma Gandhi, hasta el esplendor de los pozos escalonados de Rani ki vav o los leones asiáticos del Bosque de Gir, pasando por un ecosistema tan secreto como lleno de posibilidades: el Rann de Kutch, un desierto de sal cuyas mareas bailan tanto con los caprichos de la naturaleza como la luna con el viajero que se plantea  una jornada de glamping en mitad de este universo blanco.

3) Maldivas

Viajar a Maldivas en 2020

¿Ya hueles a Maldivas? © Pixabay

Paraíso famoso donde los haya, Maldivas cuenta con más de 2000 islas en las que las posibilidades son tan ínfimas como sus azules. Sumado a las numerosas medidas aplicadas por el gobierno de Maldivas respecto a su inminente apertura al turismo, el edén Índico despliega numerosas opciones como el resort Baros Maldives, considerado como «Resort más Romántico del Índico» en más de una ocasión, o Kani Maldives, ideal para alojarse con niños sin el miedo a las masificaciones. Especialmente, cuando «privacidad» podría ser considerado como el segundo nombre de Maldivas, uno de los destinos poco masificados de turistas que reabre sus fronteras en julio de 2020.

4) Jaffna (Sri Lanka)

Destinos poco masificados de turistas

Naguleswaram Temple en Jaffna, Sri Lanka. © Getting Stamped

Tras la reciente inauguración del aeropuerto de Jaffna, el desconocido norte de Sri Lanka abandona los susurros de la guerra civil que duró 23 años para ofrecer al viajero experiencias tan seguras como fascinantes. Un lienzo donde la presencia de coloridos templos como Nallur Kandaswamy Temple, fiel heredero de las influencias arquitectónicas de India del Sur; contrasta con los ecos holandeses de Delft Island, o los mercados donde encontrar el considerado como mejor mango del mundo. Eso sí, mejor con extra de chile.

5) Sarawak (Malasia)

Lugares poco masificados de Asia

Vista aérea del río Salak con el Monte Santubong de fondo en Sarawak, Malasia. © Ecsite

Uno de los dos estados de Malasia situados en la isla de Borneo (el otro es el paradisíaco Sabah), Sarawak deleita al turista con un plantel de experiencias que reinventan la Asia que soñamos. Una donde las reliquias culturales se entremezclan con paraísos naturales únicos. No hay más que adentrarse en la capital, Kuching, para saborear la tranquilidad que ofrecen sus calles y enlazar con el avistamiento de orangutanes en las selvas cercanas. A partir de aquí, depende de tu sentido de la aventura, de tu capacidad para perderte por ríos franqueados de plantas carnívoras, adentrarte en las icónicas casas comunales de las tribus nativas o perderte en parques nacionales como Bako. Si quieres algo más de movimiento y playa, siempre puedes acercarte a la vecina Sabah.

6) Delta del Mekong (Vietnam)

Visitar el delta del Mekong

Recolección de loto en el delta del Mekong. © Khanh Phan

Cuando pensamos en el sur de Vietnam, concretamente en el delta del Mekong, se nos vienen a la mente los típicos itinerarios en barcas entre bosques de cocoteros y mercados flotantes. Sin embargo, más allá de Can Tho o My Tho, principales accesos turísticos desde la ciudad de Ho Chi Minh, existe todo un vergel de posibilidades. Una tierra surcada por los cientos de canales del río Mekong donde poder conocer mercados desconocidos, surcar en bicicleta plantaciones de bananeros eternas, visitar reservas de aves como Tra Su o acercarte a los confines del delta, en Ca Mau, para reponer fuerzas antes de saltar a Phu Quoc, el Caribe vietnamita.

Además, siempre puedes consultar todos los detalles acerca de cada uno de estos destinos poco masificados de turistas en el siguiente link sobre actualizaciones de viaje de coronavirus.

Si buscas desconectar en todo los sentidos durante tu viaje a India o a otro de nuestros destinos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

¿Quieres que te diseñemos un viaje exclusivo al Subcontinente Indio?

Responder