Sri Lanka: viaje con encanto, un destino de cine

Escrito por: Esther Pardo

Viajar a Sri Lanka es transportarse a un destino de cine: descubre qué grandes éxitos cinematográficos se han rodado en tierras cingalesas y apuesta por un viaje con encanto.

Viaje con encanto - Sri Lanka

© Peter Pawlowski

Bienvenidos a un viaje de cine. Sí, Sri Lanka ha tenido también su papel protagonista en la historia de este arte. Ser escenario de grandes éxitos de taquilla es todo un privilegio, aunque también lo es hacer un viaje con encanto, a las mismas localizaciones naturales a las que los equipos de rodaje se desplazaron y que sirvieron de inspiración a las siguientes películas.

El puente sobre el río Kwai: Ganadora de siete Oscar, la película dirigida por David Lean en 1957 utilizó la antigua Ceilán como escenario de un acontecimiento que, en realidad, ocurrió en Kanchanaburi (Tailandia). Así, el puente construido por los presos durante la Segunda Guerra Mundial se hizo, en realidad, al oeste de Sri Lanka y sobre el río Kelani en Kitulgala. Este lugar fue una localización perfecta ya que la gran humedad de la zona garantiza la apariencia selvática. Pero este destino no sólo puede ser interesante para los amantes del séptimo arte, también para los del rafting, actividad muy común en la zona.

Viaje con encanto - Río Kelani

© Joanne Goldby

La senda de los elefantes: los actores Elisabeth Taylor y Dana Andrews tuvieron la suerte de recrear una gran historia de amor con las plantaciones de té como telón de fondo. Este famoso paisaje cingalés, símbolo inequívoco del país, apareció en la gran pantalla gracias a este drama norteamericano de 1954. También fueron coprotagonistas los elefantes, animal que actualmente está en peligro de extinción, motivo por el cual han surgido iniciativas como la del orfantao de Pinnawela.

Viaje con Encanto - Montañas en Sri Lanka

© Nazick

Indiana Jones y el templo maldito: tras dejar Shanghai, el arqueólogo más famoso de todos los tiempos, llega a la India con el objetivo de recuperar una piedra de gran poder y averiguar qué ha sucedido con los niños perdidos de esa localidad. Sin embargo, Indie -que viajaba en compañía de Tapón y de la cantante Willie- no llegó a ir nunca a India, porque todas esas secuencias se rodaron en Sri Lanka. Ese poblado se construyó ex profeso a petición de Steven Spielberg, quien quería filmar en el mismo lugar en el que David Lean rodó una de sus obras más conocidas. Además, se utilizó el puente colgante de Kandy como pasarela para una de las huidas de Indiana.

Viaje con encanto - Puente colgante de Kandy

© Sujeewa de Silva

Agua: esta historia que transcurre en la India colonial, rodada por Deepa Metha y que fue nominada a los Oscar como mejor película extranjera en 2006, buscó los paisajes de esta antigua colonia británica para recrear la India. El resultado: una de las joyas del nuevo cine indio donde se critica la situación de la mujer en la sociedad hindú y a la que Sri Lanka aporta su granito de arena. Pero no fue la única vez que esta directora y guionista indocanadiense rodó en la isla. Para la adaptación de la novela de Salman Rushdie Hijos de la medianoche, ella y su equipo utilizaron la ciudad de Colombo como principal localización.

Viaje con encanto - Colombo

© Sammu

¿Quieres que te diseñemos un viaje exclusivo al Subcontinente Indio?

Qué visitar en Trincomalee

Escrito por: Esther Pardo

Descubre Trincomalee: qué visitar en una de las ciudades con más encanto e historia de Sri Lanka?

Trincomalee qué visitar - Templo de Koneswaran

© Dschen Reinecke

Al este de Sri Lanka se encuentra Trincomalee, centro de la cultura tamil de la isla. Su espectacular ubicación y su riqueza histórica y patrimonial te atraparán al instante. Los lugares que visitar son muchos, pero aquí te descubrimos los que no te puedes perder:

Templo Koneswaran: El camino hasta llegar a uno de los templos hindúes más visitados de toda Asia ya es toda una experiencia. Abastecerse en los puestos ambulantes o cruzarse con ciervos, monos o pavos reales son algunos de los entretenimientos de la subida. Una vez allí, el disfrute de la colorida arquitectura religiosa de este lugar sagrado tamil se potencia por sus espectaculares vistas al mar.

Trincomalee qué visitar - Playa de Uppuveli

© Alexander’s eyes

Lankapatuna Samudragiri Viharaya: si quieres averiguar dónde, según la leyenda, llegó la reliquia del diente de Buda traído desde la India por la princesa Hemamala y el príncipe Dantha, es necesario visitar este antiguo templo budista, actualmente restaurado. Al igual que el anterior, las vistas a mar abierto son parte del encanto de esta dagoba.

Fort Frederick: fortaleza del siglo XVII -cuando la zona estaba bajo ocupación portuguesa- de las mejor conservadas. Es parte muy importante de la arquitectura del lugar ya que las invasiones y los conflictos bélicos han marcado la historia de todo el país (sobre todo la contemporánea, con el ya desaparecido enfrentamiento entre las etnias indias tamil y cingalesa durante veinte años). Para amantes de la naturaleza, es un sitio ideal para encontrarse con los numerosos ciervos que pueblan el paraje y contemplar una privilegiada vista del puerto.

Trincomalee qué visitar: Fort Frederick

© Amila Tennakoon

El puerto: Trincomalee es una de las ciudades portuarias por excelencia de Sri Lanka, por lo que la visita ayuda a entender la importancia del lugar en el desarrollo del comercio ya desde la antigüedad, por sus intercambios con China y el sudeste asiático, y su valor para occidente durante las dos guerras mundiales por su posición geoestratégica.

Las playas de Sri Lanka: disfrutar del mar es otro de los placeres que procura este destino. Ya sea avistando orcas o delfines, haciendo surf en Sri Lanka, submarinismo o esnórquel, o simplemente dándose un chapuzón, cuenta con playas claras, poco transitadas y de aguas turquesas como las de Uppuveli o Nilaveli.

Trincomalee qué visitar - Playa de Nilaveli

© Annette777

También hay opción de darse un baño en las aguas termales de Kanniya. O simplemente, disfrutar de un paseo entre la arquitectura de sabor colonial gracias a los numerosos edificios construidos para ser ocupados por los trabajadores de la Compañía Británica de las Indias Orientales.

 

Vacaciones de relax: practicar Yoga en Sri Lanka

Escrito por: Lorena Pérez

Practicar yoga en Sri Lanka te mostrará el lado más espiritual de este deporte, disfrutando sus beneficios físicos y psicológicos en un entorno único.

Yoga en Sri Lanka

© Amila Tennakoon

Ya seas un experto yogui o te estés iniciando aún en la práctica de este deporte, disfrutar de una sesión de yoga en Sri Lanka se convertirá en una experiencia única e ideal para conectar cuerpo y alma en un marco incomparable.

Esta disciplina milenaria, que llegó a Sri Lanka desde la India mucho tiempo atrás, se convirtió con el paso de los años en un deporte mayoritario entre los locales, así como en un movimiento cultural y espiritual que impregna todos los rincones del país. Por ello, practicar yoga en Sri Lanka supone adentrarse en los orígenes de esta disciplina, comprendiendo y disfrutando de su parte más intangible y espiritual. La naturaleza, el silencio y la energía del mar y de la vegetación que abunda en este paraje hacen del yoga en Sri Lanka una experiencia mística, repleta de paz y armonía.

Yoga en Sri Lanka

© Lola Media

Sabiendo esto, es lógico imaginar que cientos de viajeros elijan cada año disfrutar de algunas clases de yoga en Sri Lanka, por lo que muchos hoteles ofertan sesiones diarias individuales o para pequeños grupos en alguno de los centros especializados que pueden encontrarse. Y es que la propia atmósfera del país propicia a practicar yoga en distintas localizaciones: una playa, un parque tranquilo, la orilla de un río, la falda de una montaña o, incluso, una galería de arte. Cientos de lugares repletos de energía y de belleza natural, que permiten disfrutar de los más bellos atardeceres y amaneceres practicando yoga en Sri Lanka.

Yoga en Sri Lanka

© Jetwings Travel

Pero no todo tiene que ser relajación y meditación en tus vacaciones. Combina las sesiones de yoga en Sri Lanka con unas divertidas clases de surf, con alguna excursión por su naturaleza exuberante o con un indescriptible viaje en globo, creando con cada actividad recuerdos que serán inolvidables.

Yoga en Sri Lanka

© Style in Sri Lanka

Los expertos dicen que hay un estilo de yoga indicado para cada persona. Gracias a unas sesiones de yoga en Sri Lanka y de la mano de los mejores maestros en esta disciplina, podrás encontrar cuál es el tuyo. Anímate a probarlo y regresarás de tus vacaciones con energías renovadas y conociendo más tu yo interior.

Qué hacer en Sri Lanka: las mejores vistas en Roca de León

¿Necesitas ideas sobre qué hacer en Sri Lanka? Te recomendamos tomar aliento y subir a lo alto de Roca de León, el esfuerzo merecerá la pena.

Escrito por: Lorena Pérez

370 metros por encima de las cabezas de los visitantes que se paran a sus pies se encuentra la cima de Roca del León, un destino popular de miles de viajeros que buscan algo más que hacer en Sri Lanka.

qué hacer en sri lanka - Lion's Rock

© Santhosh Janardhanan

Leer más...

Los mejores restaurantes de Sri Lanka

Escrito por: Pablo Bargueño

Nihonbashi y Ministry of Crab se han convertido en visitas obligadas a la isla de Sri Lanka gracias al talento e innovación de su alma máter, el chef Dharshan Munidasa. Ambos son los dos mejores restaurantes de Sri Lanka según la prestigiosa lista confeccionada por la revista británica Restaurant.

mejores restaurantes de Sri Lanka: EL CHEF DHARSHAN MUNIDASA

© Shalini Cane

El carismático chef Dharshan Munidasa se ha ganado a pulso el honor de poseer los dos mejores restaurantes de Sri Lanka. Nihonbashi y Ministry of Crab son la cara y la cruz de una misma moneda con ingredientes comunes: la innovación. Sofisticación zen y homenaje al cangrejo local en una misma ciudad, la capital comercial Colombo.

Shanjeev Shenoy, embajador certificado de World Food Travel Association en Sri Lanka, conoce bien la cocina de Munidasa y su excelente labor en la isla: “Dharshan Munidasa es un gran cocinero y restaurador. Ha llevado a Nihonbashi a unas alturas inimaginables. Un restaurante japonés que ocupa el número 31 en el Top 50 de restaurantes en Asia es algo increíble. Su restaurante Ministry of Crab es pionero ya que fue el primero en Sri Lanka en girar en torno a un solo ingrediente y también el primero en dar a conocer al mundo los cangrejos de Sri Lanka (fueron previamente exportados a Singapur). También está abriendo nuevos caminos con Kaemasutra, su versión contemporánea de la gastronomía de Sri Lanka”.

mejores restaurantes de Sri Lanka: UNA DE LAS CREACIONES DE NIHONBASHI

© Shalfani Reffai

El pasado 1 de junio Nihonbashi volvió a ser nombrado mejor restaurante de Sri Lanka por “The World’s 50 Best Restaurants”, mejorando también su ranking en Asia, donde ya ocupa el puesto 31 (en 2014 fue el 44 y en 2013 el 38). Para el viajero deseoso de degustar sushi y sumergirse en un delicioso jardín yakitori, Nihonbashi es su restaurante. ¿Por qué un local japonés en las entrañas de Colombo? Dharshan Munidasa es hijo de padre ceilanés y madre japonesa, de ahí la “obsesión” del chef en transmitir ambos valores, algo que se intuye incluso en el propio nombre Nihonbashi”, que significa “puente de Japón”. Mención aparte merece su atún, uno de los sellos más distintivos de este local, que abrió sus puertas hace 20 años. Munidasa está orgulloso de poseer uno de los escasos restaurantes en el mundo que compra auténtico atún japonés en los muelles nipones, eviscerado y sin branquias, como dicta la tradición.

mejores restaurantes de Sri Lanka: EL ESPECTACULAR CANGREJO DE MINISTRY OF CRAB

© www.yamu.lk

A escasos diez minutos en coche llegamos a Ministry of Crab, una auténtica oda al cangrejo local y sin duda otro de los mejores restaurantes de Sri Lanka. Enclavado en el Antiguo Hospital Holandés de Colombo -que data del siglo XVII y es ahora una exclusiva zona comercial-, el estilo de este restaurante es radicalmente distinto a Nihonbashi, aunque sin perder un ápice de calidad. Aquí todo gira en torno a un único ingrediente, el cangrejo de Sri Lanka, destacando los preparados con chiles y al horno. Sólo sirven la captura del día, y se puede pedir desde ejemplares de medio kilo hasta colosales cangrejos de más de dos kilos. Para esta aventura Munidasa se asoció con dos afamados jugadores de críquet locales, Mahela Jayawardene y Kumar Sangakkara.

Surf en Sri Lanka: las mejores playas para practicarlo

Escrito por: Lorena Pérez

¿Se te ocurre una forma mejor de pasar tus vacaciones que haciendo surf en Sri Lanka? Sol, largas playas y buenas olas te esperan en esta espectacular isla.

Surf en Sri Lanka

© Al Lloyd

Sri Lanka tiene todo lo que un buen surfista necesita para disfrutar: kilómetros de playas solitarias, un nivel de vida bastante asequible y, sobre todo, una estratégica ubicación en medio del océano Índico que hacen que el surf en Sri Lanka sea de gran calidad durante todo el año. Las condiciones perfectas de viento y oleaje para practicar el mejor surf en Sri Lanka se dan de abril a octubre, aunque esta también suele ser la época en la que más deportistas acuden a sus playas. En estas fechas la mayoría de surferos se concentran en las abarrotadas playas de Arugam Bay, ubicada en la costa este de la isla y considerada la meca del surf en Sri Lanka. Allí el ambiente surfero todo el año es inmejorable pero es necesario “luchar” por conseguir un hueco para coger las mejores olas.

Surf en Sri Lanka

© Amila Tennakoon

Si prefieres disfrutar del surf en Sri Lanka de una manera más solitaria y relajada te  recomendamos otros lugares más desconocidos ubicados al sur de Arugam Bay, en la costa sur y occidental de la isla. Desde Arugam Bay hasta Okanda encontramos unas seis playas con buenas olas donde surfear. Y si seguimos viajando hacia el sur podremos disfrutar de otros increíbles puntos, como por ejemplo la playa de Kingfisher, cerca de Tangalle, un lugar más que recomendable para surfear en Sri Lanka, reconocido incluso por los mejores profesionales australianos por sus buenas olas y sus hermosos paisajes.

Surf en Sri Lanka

© Amila Tennakoon

Por último, desde la localidad de Matara hasta la playa Benis de Hikkaduwa, al sudoeste del país, se extienden kilómetros de playa en Sri Lanka, donde más de 13 localizaciones destacan como lugares idóneos para los surferos en busca de aventura. Además en esta zona existe bastante alojamiento y buenos servicios muy cerca de las mejores playas, preparados especialmente para todos los que llegan a hacer surf a Sri Lanka. En todos estos lugares las olas no son tan buenas como las que podrías encontrar en Arugam Bay pero si permiten disfrutar del surf sin agobios. Además, su oferta se extiende tanto en los mayores picos de la temporada alta como en los meses de temporada baja, es decir, de noviembre a abril.

Surf en Sri Lanka

© Florian Recklebe

Y ahora que conoces los mejores puntos donde hacer surf en Sri Lanka ¿crees que podrás escoger solo uno? Nosotros sabemos que no, por eso te aconsejamos que realices un “surfari”, una práctica muy extendida en los últimos años y que permite disfrutar de una ruta organizada por las mejores playas donde hacer surf de Sri Lanka. Con la ayuda del “surfari” podrás conocer todos estos magníficos parajes de la isla mientras te dedicas solamente a disfrutar y perseguir la ola perfecta.

Surf en Sri Lanka

© meenakshi madhavan

Las cuevas de Dambulla: espiritualidad de Sri Lanka

Escrito por: Lorena Pérez

En el centro de Sri Lanka encontramos las ancestrales cuevas de Dambulla, uno de los lugares más místicos y espirituales de todo el país.

Cuevas de Dambulla - Cueva Maha Alut Viharaya

© Ti Marner

Declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1991, las cuevas de Dambulla nos muestran otra cara de Sri Lanka, alejada de las largas playas y la flora y fauna exuberante, que nos recuerda la profunda espiritualidad que marca la vida en este país. Estas cuevas están compuestas por un conjunto de más de 80 grutas dispersas alrededor de la ciudad y se sabe que muchas de ellas estuvieron habitadas en la antigüedad gracias al hallazgo de restos humanos que datan del año 700 a.C.

Cuevas de Dambulla - Golden Temple

© Marco Lazzaroni

Para llegar a las cuevas Dambulla desde la ciudad es recomendable empezar por el Golden Temple, un templo situado a los pies de estas cuevas y que reconocerás fácilmente gracias al gigantesco Buda que lo corona y a la gran estupa dorada que lo acompaña. Justo al lado de esta estatua se encuentra una larga escalinata que sube a la gran roca de 160 metros de altura, llamada Royal Rock, donde se sitúan las cuevas Dambulla. Tras una ascensión de aproximadamente media hora llegarás a lo alto de la roca por donde se accede al recinto.

De entre todas las cuevas de Dambulla actualmente solo pueden visitarse cinco, a las que podrás acceder por un largo pórtico blanco. Cada una es diferente y alberga esculturas distintas. Por un lado, encontramos la cueva Devaraja Viharaya -o Templo del Rey de los Dioses- en cuyo interior verás un Buda de 15 metros rodeado por sus discípulos.

Cuevas de Dambulla - Cueva Devaraja Viharaya

© llee_wu

Por otro, la cueva Maha Alut Viharaya -o Nuevo Gran Templo- muestra decenas de esculturas con escenas cotidianas de Buda. En cambio, la cueva Maharaja Viharaya -o Templo del Gran Rey- es la más grande de todas y cuenta con decenas de estatuas y pinturas repartidas por su interior. Suele ser la más admirada por su cantidad de detalles y por su gran vasija central, que recoge el agua filtrada de las rocas y que los monjes utilizan en sus ceremonias religiosas. Por último, el complejo de cuevas de Dambulla se completa con la cueva Pachima Viharaya, la más pequeña de todas que alberga pagodas e imágenes de Buda y la cueva Devana Alut Viharaya -o Segundo Nuevo Templo- que cuenta con decenas de imágenes hinduistas y budistas. En total, dentro del recinto podrás disfrutar de más de 160 estatuas de Buda, reyes y otros dioses y diosas, además de decenas de pinturas con representaciones de la vida cotidiana de cada uno de ellos.

Cuevas de Dambulla - Pórtico

© Malcolm Browne

Para completar esta visita, nada mejor que disfrutar durante unos minutos de las inmejorables vistas que ofrecen los alrededores de la Royal Rock. Observar un atardecer desde lo alto de esta roca supone el broche perfecto para un recorrido por las cuevas Dambulla lleno de espiritualidad y misticismo.